Toda la documentación que encontrarás en Oposinet la puedes tener en tu ordenador en formato word. De esta forma podrás modificarla y trabajar con ella con más comodidad.


Ponte en contacto con nosotros a la dirección y te la enviaremos. A cambio te pedimos que compartas tu información, enviándonos documentos interesantes para la preparación de estas oposiciones: temas, programaciones didácticas, exámenes... Es imprescindible que estos documentos no posean derechos de autor, que no existan ya en la web y que sean realmente interesantes para la preparación de las oposiciones.


Otra opción para conseguir los documentos en formato word es realizar un pago de 19,5 euros, con la cual mantendremos esta web y compraremos nuevos materiales para ponerlos al alcance del resto de la comunidad. Importante: con el pago te proporcionaremos TODOS los documentos que hayamos publicado de una de las especialidades de oposiciones. Los documentos publicados en formato pdf no te los proporcionamos en formato Word sino en pdf.




Supuestos prácticos 3

“En cualquier tipo de vidas en instituciones suele ser habitual la ausencia de una intimidad personal, y las implicaciones de este hecho son aún más graves para los niños pequeños. Gran parte de la comunicación sutil de los niños que no dominan todavía el lenguaje se produce por medio del tacto y del contacto físico.

Trudy Marshall, en su estudio de observación minuciosa de una escuela infantil, vio cómo una educadora sentaba a un niño en el orinal, otra le secaba y una tercera subía los pantalones (Marshall, 1982).

E.Goldschmied y S. Jackson.

  • ¿Cómo podemos evitar ese tipo de “cuidados impersonales” y asegurar algunos momentos de intimidad durante la jornada, sobre todo en lo que normalmente se consideran labores rutinarias?

CONTEXTUALIZACIÓN

Contexto institucional

Escuelas Infantiles de 0-3 años. Características tal y como se recogen en el RD 1004/91 de requisitos mínimos.

En nuestro contexto autonómico, por tanto, contamos con… (explicar ratios y personal).

Marco legal.

  • LOE 2/2006 (Educación Infantil)
  • Decreto 85/2008 de currículo del segundo ciclo de E.Infantil en el Principado de Asturias del 3 de septiembre de 2008 (con las limitaciones que tiene dado que es de 3 a 6, pero se pueden asumir las orientaciones metodológicas, las que se refieren a lo que se incluye en los apartados de Clima de bienestar, La vida cotidiana).
  • RD 1004/91 de requisitos mínimos.
  • RD 1630/2006 sobre Enseñanzas mínimas del segundo ciclo de E.Infantil (lo mismo referido a metodología, y fines y objetivos de toda la etapa).

Queda por regular los contenidos del primer ciclo, que es competencia del Principado, pero que aún no se ha elaborado.

Marco teórico-conceptual.

Mencionar y comentar cómo se incluyen, en las orientaciones metodológicas, las cuestiones referidas al Clima de Bienestar y Organización del ambiente de aprendizaje.

En estos dos apartados se enfatiza y especifica la importancia del papel de las personas adultas para lograr un clima de bienestar adecuado, que supone, entre otros aspectos:

  • Crear espacios para la “humanización” (para la creación, la alegría, la bondad, las relaciones, etc.); posibilitar que sea un ser único y diferente; garantizar la atención individualizada; establecer con la educadora o educador relaciones personales equilibradas, convirtiéndose en una figura que les transmita seguridad y afectividad; darles oportunidades de desarrollar sentimientos de pertenencia y vinculación; ofrecer posibilidades de acción, observación y exploración, de las que el error es parte del proceso de aprendizaje.

“Los niños y las niñas se relacionan mejor y aprenden más en un ambiente estimulante y ordenado, en el que se ofrecen distintas posibilidades de acción.

  • Cada lugar dentro del aula, sin caer en la rigidez, debe tener una finalidad de uso que evite el aislamiento, la aglomeración y las interrupciones.” (Decreto 85/2008)
  • Una relación afectiva segura facilita el aprendizaje, la exploración y, al fin de al cabo, la independencia, al servir la figura de vínculo como base segura. También contribuye a alimentar la construcción de una identidad personal positiva, cimentada en la idea de que se es capaz y eficaz para conseguir que le traten con afecto, para que también se le cuide, se le “haga caso” y se tengan en cuenta sus intereses y necesidades. Ese sentimiento de eficacia alimenta igualmente una autoestima positiva.

Concepto, teorías, autores claves a mencionar:

Bowlby, los vínculos seguros e inseguros, importancia del adulto para crear contextos de desarrollo (Vigotsky),

PLANIFICACIÓN Y ORGANIZACIÓN DE LAS ACCIONES PREVISTAS PARA LA RESOLUCIÓN DEL CASO PRESENTADO.

Características específicas del grupo de niños/as

  • Por debajo de 3 años: necesidad de establecer relaciones afectivas, que les den seguridad. A los 8 meses establecen un vínculo afectivo, y que va tener una manifestación máxima entre los 8 meses y los 14 meses, con conductas de ansiedad ante la separación, miedo a extraños y consideración del referente afectivo como base segura para la exploración del entorno.
  • Se debe facilitar el establecimiento de relaciones afectivas fuertes y específicas con una educadora (la educadora clave o tutora de referencia), ya que sabemos que la capacidad de establecer vínculos no es exclusiva del entorno familiar; se pueden desarrollar de manera sana vínculos con otras personas que respondan de la misma manera sensible a las necesidades del niño/a, sin que esto quiera decir que tenga carencias afectivas, aun cuando puede “compensar” de igual manera el que se hayan establecido vinculaciones no seguras en el entorno familiar.

Objetivos y Contenidos (conceptos, procedimientos, actitudes).

OBJETIVOS.

– crear espacios para la “humanización” (para la creación, la alegría, la bondad, las relaciones, etc.);

– posibilitar el desarrollo del niño y la niña como seres únicos y diferentes;

– garantizar la atención individualizada;

– establecer con la educadora o educador relaciones personales equilibradas, convirtiéndose en una figura que les transmita seguridad y afectividad;

– darles oportunidades de desarrollar sentimientos de pertenencia y vinculación;

– revisar las rutinas y cómo se organiza la adquisición de hábitos (comedor, higiene, descanso, inicio/despedida de la jornada);

– establecer en el programa diario un período en el que la persona clave de cada pequeño grupo de niños les preste toda su atención;

CONTENIDOS.

Area de Conocimiento de Sí mismo y Autonomía Personal

– Construcción de vínculos de afecto en el contexto del centro (P)

– Vivencia como persona aceptada, valorada y respetada. (P)

– Necesidades, estados y emociones en relación con su bienestar corporal (C)

– Diferenciación de sí mismo con respecto a los demás (P)

– Interés por mostrar y recibir afecto (A)

– Exploración y percepción de sus posibilidades de acción y expresión vivenciadas en un medio cálido, estimulante y seguro (P)

– Gusto e iniciativa en resolver problemas de acción y exploración (A)

– Satisfacción de las necesidades básicas (P)

– Rutinas, acciones y ritos para el cuidado, el descanso, la higiene, el vestido y la salud (P)

Area de Conocimiento del Entorno

– Exploración y reconocimiento de los espacios habituales (P, C)

– Orientación de si mismo y localización de los objetos en los espacios habituales (P)

– Identificación y expresión de sensaciones y emociones que nos producen objetos cercanos (P)

– Actitud de respeto y cuidado hacia estos objetos (A)

– Realización de las actividades de socialización en la vida cotidiana de carácter colaborativo e igualitario (P, A)

Área de Lenguajes: Comunicación y Representación

– -Interés e iniciativa por participar en situaciones comunicativas con las personas con las que convive en la escuela infantil, comprendiendo los mensajes que le dirigen los adultos y sus iguales (A,P).

– Exploración y manipulación de diferentes materiales presentes en el entorno, estimulando la imaginación y favoreciendo la creatividad (P)

¿Qué haremos? ¿Cómo? ¿Con qué? ¿En qué secuencia? ¿Cuándo?

– Una vez recogido el material de juegos y terminadas las diversas actividades, cada una de las educadoras, con su pequeño grupo de niños de la que es la persona clave, se retira a un rincón tranquilo. Ella cuenta con su propio espacio, que, para esa hora anterior a la comida, se puede llamar su “isla para la intimidad”. Debe ser siempre el mismo rincón, en el que se habrá dispuesto una alfombra y almohadones para que resulte acogedor, y donde tendrá la oportunidad de observar y escuchar con tranquilidad y sin prisas a su grupo.

– Durante ese rato, en un momento acordado por las cuidadoras, cada uno de los grupos pequeños va al baño, por turnos, acompañados por su persona clave. Cuando hay más de un grupo en el baño se produce una sensación de prisas y de tensión que se puede evitar fácilmente con una organización mejor.

– Hasta que llegue el carro de la comida al aula, los grupos pequeños permanecen con sus educadoras en sus rincones propios. Con esto se evita la mala costumbre de hacer que los niños se sienten a las mesas antes de que llegue la comida, con lo que no se pueden evitar el ruido y los nervios. En algunas ocasiones se reparten libros a los niños para que los miren, o cantan canciones de las que se acompañan con las manos mientras esperan Hay que ponerse de acuerdo en dos puntos referentes a la organización: primero, que sea un auxiliar o un voluntario quien lleve el carro de la comida al aula, para que la educadora no tenga que alejarse de su pequeño grupo; segundo, que durante todo este espacio de tiempo, antes, durante y después de la comida, las educadoras no reciban llamadas telefónicas, excepto en casos realmente urgentes.

– Parece que los envases producen una fascinación especial: pequeños monederos, bolsas o cajas que contienen cosas diversas. La educadora debe poner a disposición ese tipo de material para que sea el centro de la conversación. Básicamente, éste es su “momento para escuchar”.

– La actividad que se ofrezca durante la “hora de isla” (así oímos que la llamaba un niño) debe ser algo especial para este corto período. En el caso de una educadora que haya creado sus propias colecciones, las debe guardar exclusivamente para su grupo, pues si se convierten en propiedad de todos, hay muchas probabilidades de que se pierdan o deshagan. Cuando llega el carro de la comida, la persona clave de cada grupo pequeño se dirige a la mesa con sus niños. Una vez sentada, todo debe estar dispuesto de forma que no tenga que levantarse de nuevo (algo fundamental si se quiere que disfrute de la comida).

– La organización en grupos pequeños debe continuar hasta la hora de dormir o hasta que empiece a actividad tranquila.

Teniendo en cuenta el marco institucional y el contexto laboral de las E.I. del Principado de Asturias:

– Asumir la condición de tutora referente para un número reducido de niños/as (no más de 4-5 en primer ciclo) tiene su inconveniente en las ratios actuales; no obstante, si se cuenta con una educadora de apoyo a media jornada, se podrían “distribuir” los niños/as según su horario de entrada, de manera que pueda hacerse efectivo el planteamiento.

– Por otro lado, la estabilidad de la educadora o educador es básica: bajas médicas prolongadas y discontinuas, vacaciones, permisos, etc. como elementos externos de la organización propiamente educativa deben ser tenidos en cuenta, de manera que haya un procedimiento previo de sustitución de educadora/tutora referente, de que sea siempre la misma, en la medida de lo posible, y que comunique a los niños/as hasta, donde se pueda, motivos, periodo de ausencia, y la certeza de que estarán igual de atendidos, y que se seguirá el mismo tipo de rutina, y se atenderá a las peculiaridades de cada niño/a; por esto último, es de suma importancia el que se lleve un registro de los aspectos relevantes de cada niño/a que sea accesible y completo para cuando la educadora no esté (sobre su familia, temperamento, preferencias, peculiaridades en comer y dormir, nivel de desarrollo en todos los ámbitos, etc.). La sustituta será la que mejor conozca a los niños, la metodología de trabajo y también la que sea más afín al temperamento de la sustituida, en la medida de lo posible.

– Este tipo de supuesto se presta a este tipo de sugerencias que, como veis, son pautas de acción concretas en relación a la rutina. En el caso de que sean actividades secuenciadas, hay que cuidar la secuenciación, marcar duración en tiempos, situarlo en un centro de interés o proyecto (o de alguna manera, pensar en un eje motivador: cuento, canción…) seleccionar los materiales y describir espacios (cómo los organizaríamos). También es básico, aun cuando en este supuesto no dé para ello, la colaboración y participación de las familias, que se tenga en cuenta.

Evaluación

Sobre el resultado de nuestra intervención en la dinámica del grupo, observamos:

– Que los niños y niñas se encuentran tranquilos, sin alterarse.

– Que mejora la actitud de ellos y ellas en la hora de la comida.

– Que comparten más cosas con su educadora referente.

– Que muestran una mayor confianza y seguridad, en las actividades cotidianas.

– Que mantienen mejor la atención en la tarea.

– Que disfrutan más de la exploración de objetos.

– Que identifican el momento de espera como un momento agradable.

– Que incrementan el uso de la lengua oral, del modo más conveniente para una comunicación positiva con sus iguales y con las personas adultas, según las intenciones comunicativas.

– Que mejoran las relaciones entre iguales y hay menos conflictos por objetos.

Respecto a nuestra propia práctica y a la institución:

– Se ha facilitado desde la Dirección del centro la adopción de estas nuevas estrategias.

– El trabajo en equipo ha sido positivo y se ha contado con el apoyo del resto del equipo para poder llevarlo a cabo.

– Se ha contando con el material suficiente.

– El material con el que se ha contado, ¿es lo suficientemente significativo y/o atractivo para el niño/a?

– Ha mejorado la organización, en general, del momento en torno a la comida.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.