Toda la documentación que encontrarás en Oposinet la puedes tener en tu ordenador en formato word. De esta forma podrás modificarla y trabajar con ella con más comodidad.


Ponte en contacto con nosotros a la dirección y te la enviaremos. A cambio te pedimos que compartas tu información, enviándonos documentos interesantes para la preparación de estas oposiciones: temas, programaciones didácticas, exámenes... Es imprescindible que estos documentos no posean derechos de autor, que no existan ya en la web y que sean realmente interesantes para la preparación de las oposiciones.


Otra opción para conseguir los documentos en formato word es hacernos una donación de 19,5 €, con la cual mantendremos esta web y compraremos nuevos materiales para ponerlos al alcance del resto de la comunidad. Importante: con la donación te proporcionaremos TODOS los documentos que hayamos publicado de una de las especialidades de oposiciones. Los documentos publicados en formato pdf no te los proporcionamos en formato Word sino en pdf.




TEMA 1G – La música como lenguaje y como medio de expresión.

Valor formativo de la música. Percepción y Expresión. Importancia de la educación musical en la educación primaria. El currículo de educación musical en la concreción de unidades didácticas globalizadas.

1. LA MÚSICA COMO LENGUAJE Y CÓMO MEDIO DE EXPRESIÓN.

1.1 Concepto de lenguaje y tipos.

1.2 la música como lenguaje.

1.3 Elementos constitutivos del lenguaje musical

1.4 La música como medio de expresión

2. VALOR FORMATIVO DE LA MÚSICA.

2.1.- Antecedentes y situación actual.

3. PERCEPCIÓN Y EXPRESIÓN.

3.1. La Percepción musical y sus medios.

3.2. La expresión musical y sus medios.

4. IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN MUSICAL EN PRIMARIA.

4.1 Características básicas de la Educación Primaria

4.2 La Educación Musical en Educación Primaria

4.3 Influencia de la Educación Musical en el desarrollo de la persona.

5. EL CURRICULO DE EDUCACIÓN MUSICAL EN LA CONCRECIÓN DE UNIDADES DIDÁCTICAS GLOBALIZADAS.

5.1 El Currículo

5.2 El Desarrollo del proceso evolutivo

5.3 Unidades Didácticas Globalizadas

5.4 Objetivos y contenidos.

5.5 Relación con otras áreas

 

1. LA MÚSICA COMO LENGUAJE Y CÓMO MEDIO DE EXPRESIÓN.

1.1- CONCEPTO DE LENGUAJE Y TIPOS.

Existe una gran variedad de lenguajes, en ellos la misión no es otra que la expresión y comunicación de ideas. En todo proceso de comunicación existe un emisor que lanza el mensaje y un receptor que lo capta. Ese mensaje se transmite mediante un soporte que muchas veces se codifica. El proceso de la comunicación queda completado cuando el receptor ha captado la idea que el emisor ha expresado.

En educación se usan básicamente tres tipos de lenguaje:

  • L. NUMÉRICO O MATEMÁTICO: permite desarrollar las capacidades de abstracción, de análisis y síntesis de conjuntos y elementos… Utiliza como medio los números y los signos y trata de reflejar las relaciones entre cantidades, formas…
  • L. VERBAL: Intenta desarrollar todas aquellas capacidades que permiten mejorar los procesos de comunicación, de expresión y comprensión de ideas. Utiliza como soporte la palabra, hablada o escrita, y es utilizado para expresar opiniones, gustos…
  • L. ARTISTICO: Concretamente la música además de desarrollar aspectos específicamente musicales también favorece la comunicación, la expresión, el ordenamiento lógico, la abstracción, numerosas capacidades físicas (coordinación sensomotora, conjunción grupal) y favorece los procesos de socialización, integración, etc. El lenguaje artístico, con soportes diversos, trata de expresar pensamientos y hechos con finalidades estéticas.

1. 2. LA MUSICA COMO LENGUAJE

La música como un lenguaje en cuanto manifestación de sentimientos y de belleza.

En Música, el lenguaje musical es subjetivo, por lo cual puede haber distintas interpretaciones. Para que se pueda expresar una objetividad se adoptan unos signos convencionales aunque en cuanto a la expresión de la realidad puede tener distintos enfoques según quien interprete.

En la música el sonido es un material básico: objeto sonoro. Al hablar de objeto sonoro, se amplía la noción de materia básica, englobando también los ruidos, los “sonidos complejos”, tanto como los conjuntos de sonidos o “racimos” (Ej.: Cluster).

Objeto musical: Será todo objeto sonoro integrado en una construcción sonora querida por el hombre, incluso cuando esta voluntad quede reducida al solo acto de la audición.

Por muy cercana que aparezca del lenguaje hablado, la música es siempre un arte. El gran don del arte musical es poder comprender y hacerse comprender sin necesidad de palabras. El compositor nos deja una serie de signos o de notaciones musicales que en sí mismas no son artísticas. Para que se conviertan en belleza artística y puedan llegar al oyente en forma de mensaje es necesario un INTERMEDIARIO entre el creador y el oyente que sepa descifrar los signos que aquel le dejó y darles vida.

En la música, el conjunto de signos materiales del papel no son más que un medio material imperfecto que debe ser descifrado por otro artista que lo convertirá en belleza (ha de ser un artista, no un artesano o mecánico, ya que los signos son imperfectos).

Al compositor le es imposible determinar exactamente cada nota, sus matices, los acentos, la dinámica o el grado de rapidez, fraseo, etc… No podemos saber con certeza si el intérprete de hoy traduce fielmente el pensamiento del compositor medieval.

Esquema de la comunicación musical:

El mensaje musical impresiona el órgano auditivo del oyente, de donde pasa al cerebro. Cuando el alma presta atención se produce la sensación, que es el acto de escuchar o de comprender. El que escucha no debe limitarse al acto pasivo de recibir un mensaje, éste ha de producir en el oyente bien dispuesto un impacto o reacción anímica, fruto de una comprensión, la cual nos lleva al campo de los sentimientos y de las emociones.

Hay cuatro formas o planos de oír música:

  • PASIVO: La música ha penetrado sólo en el cerebro, pero no en el alma. Se ha quedado tan solo en la percepción sin llegar al grado de sensación.
  • SENSUAL: Aquí el oyente si presta atención, produciéndose entonces la sensación, pero nos quedamos en el puro placer del sonido. No ha llegado a comprender la música.
  • EMOCIONAL-INTELECTUAL: Los que escuchan la música única y exclusivamente por las explosiones sentimentales que la misma levanta en su subconsciente o por el estímulo intelectual que la audición de la misma provoca. Es imposible separar ambos planos a la hora de escuchar.
  • PERCEPCIÓN PURAMENTE MUSICAL: Es el de concentración de la música en sí misma: sobre su materia musical, sobre sus ritmos, armonías y timbres. Todo hombre medianamente sensibilizado puede recibir el mensaje musical, pero el que pueda sacar mayor partido y estar más o menos sensibilizado, puede depender de una mayor sensibilización y formación musical.

Ninguna de estas actitudes suele darse por separado. Escuchando una misma obra el oyente puede pasar de un plano a otro o escuchar simultáneamente en varios planos.

1.3.- ELEMENTOS CONSTITUTIVOS DEL LENGUAJE MUSICAL

El material que utiliza la música es el sonido, intangible y fugaz. Lo importante es el contacto del alumno con ese material; deberá familiarizarse con él desde la más temprana edad y con los principales parámetros del sonido desde una postura empírica y práctica.

Los elementos constitutivos de la música son:

  • RITMO: es su elemento fundamental, organiza la dimensión misma de la música y es esencial en ella. El ritmo por sí solo ya es música.
  • MELODIA: A partir del ritmo que integra un conjunto de objetos sonoros aparece otro elemento fundamental, la melodía. Si con respecto al ritmo, hablamos de duración organizada o de orden en la duración, ahora podemos referirnos al orden melódico.
  • ARMONÍA: Aparece en Europa a partir del s. XII. Anteriormente los dos elementos fundamentales habían sido el ritmo y la melodía. Se entiende por armonía la técnica que enseña a dominar los acordes y todos los agregados sonoros, así como la organización de las sucesiones. Con ella aparece el orden de la simultaneidad.
  • TIMBRE: La elección y combinación del timbre al nivel más elevado es lo que constituye la instrumentación y la orquestación. Resulta evidente que una melodía no tiene el mismo sentido ejecutada por un oboe que por un xilófono: la elección de timbre tiene casi un valor de “rasgo semántico”.

Al igual que las lenguas habladas, la música se ha fundado, principal y universalmente, sobre la organización de las series de sonidos, series que implican una organización rítmica, más esencial para la música que para la lengua hablada. Pero la música es el único lenguaje sonoro que utiliza la organización de la simultaneidad, comprendida la pluralidad de los timbres. La música y las lenguas tienen en común ritmo y melodía, pero solamente la música utiliza la armonía.

1.4 LA MÚSICA COMO MEDIO DE EXPRESIÓN

Expresión: manifestación de la intimidad propia de imágenes o símbolos, tengan o no destinatarios. Si la expresión es un sistema de comunicación, es preciso que tenga un receptor. El siguiente paso es que el receptor logre comprender el mensaje.

Dentro de la Educación musical, podemos distinguir distintos tipos de expresión, según que sean manifestaciones relacionadas con la música, por ejemplo, la dramatización es un proceso mental que coordina varios tipos de expresiones. Fuentes y Cervera (1989) las clasifica así:

  • La expresión lingüística, que recoge las manifestaciones que tienen como base la palabra, tanto oral como escrita.
  • La expresión corporal, resumen de las manifestaciones gestuales, mímicas y de posturas.
  • La expresión plástica, compendio de las manifestaciones artístico-técnicas como soporte material: luz, color, volumen, forma.
  • La expresión rítmico-musical, que engloba las manifestaciones que emplean el movimiento y el sonido reglados, casi siempre interrelacionados.

La dramatización integra varias actividades expresivas interdisciplinares, por lo que se considera un elemento fundamental en cuanto medio de expresión musical.

La expresión es una manifestación propia que hace el individuo independientemente de los canales o medios que escoja para esa manifestación.

2.-VALOR FORMATIVO DE LA MÚSICA.

2.1.- ANTECEDENTES Y SITUACIÓN ACTUAL.

Los primeros escritos que poseemos sobre el valor formativo de la música se lo debemos a Damon (S.V, A. de C.) que aceptaba que ésta ejercía una influencia directa sobre el espíritu de los individuos y en la sociedad, opinando, además, que no podía ser reducible a un mero placer de los sentidos.

Platón en “La República” o “Las Leyes”, nos dice que la música sirve para educar el alma pero sin negar el placer producido por ésta; la Música sería superior al resto de las artes puesto que agrada y forma. Aristóteles opina que no debe tratarse tan solo de la ejecución musical, sino también de su análisis.

Con el tiempo la música va convirtiéndose en un mero ornato para el ejecutante virtuoso, y en una búsqueda de goce sensorial.

Edgar Willems fue el primero en volver a demostrar las posibilidades educativas de la música. Diferenciará entre enseñanza tradicional de la música, con una finalidad clara; el desarrollo técnico del instrumentista o el cantante, y la educación musical, aceptando que la música puede desarrollar capacidades como la concentración, la abstracción, la imaginación, la creatividad, etc…

A partir de Willems y su método, a comienzos del s. XX, hubo un cambio en la orientación de la música.

En una concepción intelectualista que ha caracterizado a la pedagogía tradicional, poco podían aportar las disciplinas artísticas consideradas como distractivas. En la actualidad, gracias a una concepción integral de la educación las asignaturas se valorarán según su virtualidad y su capacidad de desenvolvimiento de la personalidad infantil.

A partir del año 1958, fecha en que se celebró el II congreso de la UNESCO sobre pedagogía musical, celebrado en Copenhague, existe un grupo de pedagogos y músicos entre los que destacan: Jacques Dalcroze, Ward, Martenot y Carl Orff, cuya preocupación fundamental ha sido la de revalorizar la educación musical en la escuela.

Siguiendo a Pilar Figueras (1980) el aprendizaje de la música conlleva y/o favorece el desarrollo de una serie de capacidades y actitudes que destacamos a continuación:

– Desarrollo de la capacidad de escuchar.

– Desarrollo de la memoria.

– Desarrollo de la capacidad de análisis, de comparación y de relación.

– Desarrollo de la capacidad de abstracción.

– Desarrollo de la capacidad imaginativa y creadora.

– Desarrollo de la sensibilidad ante el mensaje de la música.

Igualmente, los valores que la música posee son abundantes. Destacaremos el canto como actividad integradora, socializadora, y que despierta la sensibilidad estética en el alumnado.

Según Oriol y Parra (1979):

“El canto: es un medio excelente para el desenvolvimiento de la capacidad lingüística del niño, en su doble vertiente, comprensiva y expresiva. Por otra parte viene a suprimir determinadas formas de argot y defectos de pronunciación gracias a un cuidado minucioso en la articulación y vocalización de las palabras.

Por medio de la práctica musical, se crea toda una serie de lazos afectivos y de cooperación, tan necesarios para lograr la integración en el grupo, con la consiguiente pérdida de sentimientos contrarios a la labor educativa.

La educación musical por desenvolverse en un ambiente de abierta camaradería y de sana alegría, actúa como un verdadero relajamiento para el niño y viene a romper ese tono de tensión y seriedad de que es preciso dotar a otras materias.

Es un magnifico recurso para desarrollar la sensibilidad estética del niño a la vez que educa el buen gusto”.

* Además, la música:

  • Prepara al intérprete: se propone preparar al alumno como intérprete, auditor y receptor de la música, como realizador expresivo y creativo y como conocedor de los rudimentos de toda la técnica y el lenguaje musical.
  • Construye la personalidad: Representa un decisivo papel en la formación de nuestra personalidad ya que retoca favorablemente las facultades intelectuales y las emocionales. Forma la conducta social, el aprendizaje afectivo y de las actitudes. La meta de la Ed. musical es que el alumno sepa quién es él y cómo llega a serlo. El ser humano desde los primeros años de la vida escolar tiende a formar y construir una forma de sí mismo y una forma de identidad personal. Esto lo hará a través de la propia experiencia y del apoyo que dentro de las materias del área de Ed. Artística le presentemos.
  • Ayuda a conocer el entorno: Entorno es el conjunto de elementos, sucesos y factores o procesos de diversa índole que van ocurriendo en el lugar donde desarrollamos nuestras actividades. La Ed. musical es cultura y hay que dejar claro ciertos hechos históricos que el alumno ha de conocer relacionados con el folklore, los instrumentos o las costumbres de una determinada zona. Tanto el medio como las costumbres integran la expresión corporal con los elementos musicales.

Las causas que pueden retrasar la implantación de la Educación Musical son varias:

a) Falta de un adecuado clima musical.

b) Falta de especialistas personas preparadas adecuadamente.

c) Falta de un método atractivo.

d) Falta de recursos humanos y materiales.

3. PERCEPCIÓN Y EXPRESIÓN.

La Ed. Primaria ha de potenciar el desarrollo de las capacidades necesarias para la realización de dos procesos básicos: el de la percepción de representaciones plásticas, musicales y dramáticas, y el de la expresión de sentimientos e ideas a través de esos mismos medios.

3.1.-LA PERCEPCIÓN MUSICAL Y SUS MEDIOS.

La PERCEPCIÓN musical, implica la sensibilización al mundo sonoro en general y, en particular, a patrones organizados de sonidos de cualidad musical. En la Ed. Primaria hay que comenzar por ofrecer al alumnado la posibilidad de identificar, discriminar y analizar los sonidos del entorno, así como familiarizarse con ellos.

El progreso del alumno/a en la selección, descripción y apreciación de los sonidos les permitirá escuchar música con atención, comprendiéndola y disfrutándola.

En esta edad es preciso desarrollar una escucha activa, habituando a los niños/as a valorar la sonoridad que les rodea, a percibir los sonidos y sus variaciones, y a jugar con ellos. La educación ha de proponerse el reconocimiento y la comprensión del lenguaje musical: diferenciación de altura, duración, ritmo, identificación de frases musicales y de formas, percepción y memoria de fragmentos musicales.

La audición es el medio más sencillo para comenzar pero no es el único, mediante la lectura musical también se perciben las ideas musicales que se desean transmitir. Aunque este camino es menos directo y más teórico, por tanto, debe realizarse a una edad más avanzada.

3.2. LA EXPRESIÓN MUSICAL Y SUS MEDIOS.

La interpretación y la improvisación son dos procedimientos que desarrollaremos desde el inicio de la Primaria, en ambos casos utilizaremos como medios la voz, los instrumentos y el cuerpo, a través del movimiento y la danza.

Respecto a la EXPRESIÓN la enseñanza y el aprendizaje se realizan a través de tres medios diferentes, la voz y el canto, los instrumentos, y el movimiento y la danza.

  • La voz, como lenguaje y canto, es el instrumento comunicativo y expresivo por excelencia. El canto, como fusión de música y lenguaje, es el vehículo ideal para desarrollar espontáneamente la expresión y la comunicación. Las canciones son un elemento básico del comportamiento musical cotidiano del niño/a.
  • La práctica instrumental favorece el desarrollo integrado de muchas capacidades: cultiva simultáneamente destrezas motrices y capacidades auditivas. El conjunto instrumental, contribuye al desarrollo de actitudes de cooperación.
  • El movimiento rítmico y la danza integran la expresión corporal con los elementos musicales. En ellos se cultiva la capacidad de escucha de sonidos significativos, la expresión de los propios sentimientos y representaciones a través del movimiento corporal y la comunicación con los demás y con el espacio.
  • La escritura musical es el proceso más tardío que debemos llevar a cabo porque es el que implica un mayor grado de abstracción. En Primaria es posible iniciar la lectura y escritura de la notación musical.

Es fundamental el desarrollo del sentido rítmico al acompañar la audición musical con el movimiento del propio cuerpo. Desbloquear las propias capacidades expresivas, explorando las posibilidades de improvisación de movimientos.

4. IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN MUSICAL EN PRIMARIA.

4.1 CARACTERÍSTICAS BÁSICAS DE LA EDUCACIÓN PRIMARIA

La Educación Primaria se organiza en tres ciclos de dos años cada uno. Las características básicas resumidas de cada uno de los ciclos son las siguientes:

1.- Primer ciclo (6 – 8 años). Es el comienzo de la enseñanza obligatoria. Es un iniciar al alumnado a su integración en el grupo, teniendo en cuenta todas las características propias que traen. Se comienza a adquirir las destrezas básicas y son dependientes del profesor, tanto en el trabajo como en el afecto.

2.- Segundo ciclo (8 – 10 años). Se afianzan las destrezas instrumentales y se inician nuevas técnicas de trabajo. Se comienza el trabajo cooperativo y son menos dependientes del profesor.

3.- Tercer ciclo (10 -12 años). Se perfeccionan las destrezas instrumentales; se dominan otras técnicas de trabajo y se afianza su autonomía, aunque son capaces de trabajar en grupo.

4.2 LA EDUCACIÓN MUSICAL EN EDUCACIÓN PRIMARIA

La música, dentro de la Educación Primaria, se incluye en el área de Educación Artística, pero esto no impide que pueda globalizarse con otras áreas, como las de Lenguaje, Educación Física, Conocimiento del Medio, Matemáticas, etc. La música puede considerarse desde dos puntos de vista:

a) En relación con el resto de las áreas: Desarrolla la capacidad de expresión y comunicación, produciendo mensajes, elaborados desde el campo musical; potencia las actividades conjuntas para distintos lenguajes y resolución de los mismos.

b) En relación con ella misma: Aborda los conceptos fundamentales desde distintos bloques: lenguaje musical, expresión vocal y canto, expresión instrumental, lenguaje corporal y psicomotriz.

En el decreto 105/1992 de junio, por el que se establecen las Enseñanzas correspondientes a la Educación Primaria en Andalucía, se recoge lo siguiente:

“El aumento de la oferta musical en nuestra sociedad y el auge que han alcanzado los medios de reproducción audiovisual, unido a cada vez mayor conciencia de la importancia de la educación musical, por las capacidades y la sensibilidad que desarrolla en el proceso de formación integral del individuo, ha hecho que en los últimos años se reclame con insistencia la presencia de ésta en la educación básica. Con la educación musical se pretende, por un lado, educar al alumno y a la alumna a observar, descubrir, analizar y valorar las realidades sonoras de su mundo, en particular la realidad musical producida por los instrumentos y la voz. Por otra parte, se pretende iniciarlos para la participación en las actividades musicales que van desde la escucha activa hasta la producción e interpretación propia, permitiendo de este modo un acercamiento y vivencia de la música como fuente de disfrute y experiencia gozosa”.

4.3.- INFLUENCIA DE LA EDUCACIÓN MUSICAL EN EL DESARROLLO DE LA PERSONA

La Educación musical es importante en cuanto favorece el desarrollo integral de la persona. Su influencia es observable y claramente manifiesta en distintos campos:

* Cognitivo (mundo de las actitudes): Se produce un gran desarrollo del lenguaje verbal, actividad que le va a ser útil para recordar, planificar, opinar y transmitir ideas. El lenguaje matemático numérico también se perfecciona permitiendo un mayor grado de abstracción y síntesis, lo que supone, a su vez, mayor capacidad para comprender códigos, analizar correspondencias entre elementos, etc.

a) Incrementa su saber y contribuye al conocimiento de la cultura general de un pueblo y de su historia.

b) Desarrolla el intelecto, incrementando las destrezas y capacidades intelectuales, como capacidad de comprensión, de síntesis, de evaluación, de aplicación…

c) Incrementa y desarrolla las capacidades de abstracción y resolución de problemas.

d) Incrementa la capacidad imaginativa y creadora. Se resuelven problemas nuevos a partir de los conocimientos adquiridos anteriormente. Se potenciará, por parte del educador, esta actitud creativa, comprendiéndola y respetándola, puesto que cuando se construye a partir de los conocimientos que se poseen es cuando verdaderamente se realiza una enseñanza y un aprendizaje.

* Afectivo (mundo de las actitudes, valores…): Se tiende a la realización de actividades regladas lo que supone la aceptación de una serie de conceptos: cooperación, regla, fin último, etc.

Tales actividades van a ser llevadas a cabo, por lo general en grupos homogéneos, aunque poco a poco se van reduciendo y se forman lazos más estrechos entre sus miembros. al mismo tiempo; los alumnos en esta etapa van a comenzar a mostrar una actitud crítica frente al mundo de los adultos y sus valores, planteando rasgos de autonomía moral frente a él.

a) Se influye en este ámbito a través de los valores, intereses, actitudes y predisposiciones que la Educación Musical transmite.

b) Es especialmente transmisora de mensajes afectivos.

c) Desarrolla la sensibilidad, y, cuando la música se interioriza, se fomenta el interés por ella.

d) Contribuye a la formación de actitudes de esfuerzo, atención y disciplina; el orden es un valor importantísimo en la música.

e) Favorece el desarrollo del sentido critico en cuanto se interpreta lo oído, además de valores estéticos, no sólo interiorizados, sino llegando a producir la búsqueda de ellos.

* Psicomotor (mundo del movimiento): Muestra grandes avances en la capacidad perceptivo-motora: toda una serie de procesos y cambios cualitativos y cuantitativos, asociados con la motricidad, tienen lugar en estos momentos: se desarrolla la musculatura fina, lo que favorece la escritura; la motricidad gruesa muestra cambios apreciables: mayor agilidad, flexibilidad, fuerza … El esquema corporal es completamente interiorizado, con todo lo que ello implica: mejor lateralidad, mejor orientación- temporal, etc.

a) Potencia el desarrollo psicomotor a través de todas las actividades de coordinación de movimientos a través del ritmo.

b) Desarrolla el esquema corporal, contribuyendo a elaborar la imagen del propio cuerpo a partir de informaciones sensoriales, ya sea en posición estética o en movimiento.

c) Favorece la coordinación dinámica general, a través de actividades musicales que implican carreras, saltos, etc.

d) Desarrolla la coordinación óculo-manual, sobre todo, al llevar a cabo el aprendizaje de cualquier instrumento musical. Por otra parte, el desarrollo de la capacidad de escucha y el sentido del orden influirá significativamente en el aprendizaje instrumental, exigiendo una coordinación del oído, aspectos físicos y aspectos psicomotrices.

*** A través de la Educación musical pretendemos formar y desarrollar el ámbito cognoscitivo y el psicomotor. Hay que tener en cuenta que la música tiene un enfoque primordialmente psicomotor ( aunque no exclusivamente); la música se oye; se hace (se canta o se toca), se danza, etc.

A través de las actividades musicales podemos alcanzar actitudes concretas en el alumno: una postura más personal, independiente y crítica frente al hecho musical, un aumento en la socialización, en la integración, etc.

– La práctica VOCAL permite a los alumnos comprender la existencia de un nuevo modo expresivo, lo que favorece, por tanto, los procesos de comunicación; pero al mismo tiempo permite trabajar la articulación, la acentuación, el fraseo, la dicción…, elementos comunes al área de lenguaje.

– La práctica INSTRUMENTAL se va a convertir en un nuevo medio con el que expresar ideas, estados de ánimo, etc… A la vez desarrolla la coordinación física, la capacidad de adaptación, la memoria,…

– El LENGUAJE CORPORAL desarrolla destrezas motrices, esquema corporal, coordinación dinámica general, equilibrio, relajación,… El alumno/a trabaja la correcta realización de movimientos de manera individual y colectiva, a lo largo de distintos espacios o trayectorias.

– El LENGUAJE MUSICAL, la representación gráfica de las ideas musicales a través de códigos más o menos elaborados y sistematizados, implica el desarrollo de la abstracción. Éste se produce tanto en la lectura musical como en la escritura musical.

– ARTE Y CULTURA: la producción artística de un hecho social y cultural, fruto de los condicionantes religiosos, políticos y económicos de cada época. Aprende que todas estas manifestaciones forman parte de un Patrimonio Artístico y que todas ellas poseen valores estéticos que deben ser apreciados en su diversidad.

Debemos conseguir en los alumnos/as una postura musical crítica y selectiva opuesta al consumo pasivo impuesto por las modas.

La Educación Musical:

  • AYUDA AL EQUILIBRIO PSICOFÍSICO: Es el equilibrio psicofísico el fundamento de toda la coordinación dinámica general y, al parecer, es también causa de estados de angustia.
  • Es a través de la Educación musical, mediante terapias adecuadas a parecidos casos y personalidades junto con las técnicas de respiración-relajación, como puede paliarse muchas veces este desajuste personal del niño.
  • FOMENTA LA CREATIVIDAD: Las actividades expresivas se consideran fundamentales para el desarrollo de la capacidad para crear en el alumno. También se considera que tiene cierta importancia de cara a los procesos de socialización.
  • AYUDA A LA EXPANSIÓN Y A LA FELICIDAD: Dentro de la Educación musical, existen cauces para llevar al alumno hacia la felicidad ya que existen actividades de juego, lúdicas y de ejercicio especialmente adecuadas para los alumnos de esta edad.

Es necesario que el alumno aprecie tanto la existencia del arte como su diversidad y reconozca la importancia de los valores estéticos. La educación debe preparar al alumno para la interpretación y el uso de variadas formas de expresión, representación y comunicación.

5.-EL CURRICULO DE EDUCACIÓN MUSICAL EN LA CONCRECIÓN DE UNIDADES DIDÁCTICAS GLOBALIZADAS.

En la actualidad, en el ámbito educativo, poseemos un Currículo que se caracteriza fundamentalmente por su carácter abierto y flexible. Tomando como punto de partida el D.C.P. (Diseño Curricular Prescriptivo).

Son los educadores los encargados de adaptar el currículo a las características del centro, de los alumnos de nivel socioeconómico de la zona en la que se encuentra ubicado dicho Centro…, surgiendo el Proyecto Curricular de Centro y las Unidades Didácticas.

5.1. EL CURRICULO

Cualquier Proyecto Educativo exige una concreción en un programa didáctico. El programa es el instrumento organizador donde se recoge, en un orden secuencial, los objetivos, contenidos y criterios de evaluación que se van a realizar y seleccionan en función de unos criterios pedagógicos.

Si adaptamos el programa a la psicología evolutiva del alumno, nos encontramos con unos principios de globalización y un planteamiento que favorezca la participación activa del alumnado.

Currículo: organización sistemática de actividades destinadas a adquirir los conocimientos expresados en el programa. Debe expresar las actividades experiencias, métodos de enseñanza y medios empleados para alcanzar los objetivos.

Cuando el programa se ordena operativamente, se lleva a cabo el proceso de programación. Éste debe ser flexible y puede afectar a la totalidad del programa o a las partes. Cuando se reduce a conjuntos más pequeños, tenemos las unidades didácticas y cada una puede dividirse en sesiones.

La Programación (de carácter anual), compuesta por un conjunto de Unidades Didácticas (de temporalidad menor), es ya competencia de cada profesor y supone un grado más en el nivel de concreción de contenidos.

INDICE DE LA PROGRAMACIÓN:

1) Características del centro. Unidades de que consta. Entorno del centro y nivel socioeconómico.

2) Ciclo y curso en el que vamos a trabajar.

3) Temporalidad.

4) Vinculación con el D.C.P. de la C.C.A.A. a la que pertenece el Colegio: Comunidad autónoma andaluza.

5) Objetivo Global.

6) Condicionantes.

7) Proceso programador:

7.1.- Conocimientos previos.

7.2.- Objetivos.

7.3.- Conceptos, procedimientos y actitudes.

7.4.- Conexiones interdisciplinares.

7.5.- Conexión con temas transversales.

7.6.- Metodología:

* Principios de intervención educativa.

* Metodología específica musical.

7.7.- Actividades propias de la programación.

7.8.- Recursos didácticos.

7.9.- Tipos de agrupación.

7.10.- Evaluación:

a) Tipo de evaluación.

b) Instrumentos de evaluación.

c) Criterios de evaluación por bloques de contenidos.

El planteamiento del currículo se establece cuando se ha diagnosticado la situación previa, condiciones en que se encuentra el alumnado en los ámbitos cognoscitivos, psicomotor y psicoafectivo, y evaluación de los aspectos del entorno.

El planteamiento tiene que concretar la determinación de objetivos y metas, selección de los contenidos, organización de éstos y diseño de estrategias, señalando las directrices metodológicas, actividades y recursos didácticos adecuados. Para finalizar este planteamiento, se determinará el tiempo para su ejecución y la previsión para su evaluación.

5.2 El DESARROLLO DEL PROCESO EVOLUTIVO

El desarrollo del proceso debe conseguirse en los tres ámbitos de la persona. Hay que partir de un buen diagnóstico, de la situación afectiva y general de su entorno, y posteriormente, en 2º lugar, se determinará qué debe lograr la Educación musical en la escuela. Se debe pretender dar un área equilibrada dentro del currículo, de ahí la importancia de la globalización.

La acción educativa de un profesorado preparado redundará en una mejor calidad de enseñanza y podrá elegir una mejor metodología para llegar a alcanzar los objetivos propuestos.

Una clave de toda enseñanza es la motivación.

5.3 UNIDADES DIDÁCTICAS GLOBALIZADAS

Definición: núcleo de programación en el que quedan recogidas las actividades necesarias para conseguir, en un periodo temporal concreto, un conjunto de objetivos propuestos. Deben quedar recogidos los principios metodológicos y pedagógicos que aseguren la consecución de tales objetivos.

Los alumnos comprenden la realidad artística de forma global, por lo que parece coherente formular unidades didácticas globalizadas. El trabajo se puede hacer diferenciado porque es posible separar las actividades musicales con sus objetivos y contenidos, y es de conjunto en cuanto los proyectos de trabajo se hacen partiendo de la globalización. Los criterios de selección deben basarse en la progresión y en la continuidad, asegurando el aprendizaje significativo, además de los criterios de percepción y expresión, que son los que se van a proyectar en sus relaciones sociales.

5.4 OBJETIVOS Y CONTENIDOS

Objetivos Generales para el área de Educación Artística en Andalucía:

1. Comprender las posibilidades del sonido y el movimiento como elementos de representación personal y autónoma y aprender a utilizarlas.

2. Aplicar sus conocimientos artísticos a la observación de las características más significativas de las situaciones y objetos de la realidad cotidiana.

3. Utilizar el conocimiento de los elementos musicales básicos en el análisis de producciones artísticas propias y ajenas.

4. Expresarse y comunicarse produciendo mensajes diversos, utilizando para ello los códigos y formas básicas de los distintos lenguajes artísticos, así como sus técnicas específicas.

5. Realizar actividades artísticas de forma cooperativa que supongan papeles diferenciados y complementarios en el desarrollo del proceso.

6. Explorar materiales e instrumentos musicales para conocer sus propiedades y posibilidades de utilización, fines expresivos, comunicativos y lúdicos.

7. Utilizar la voz y el propio cuerpo como medio de representación y comunicación plástica, musical y dramática.

8. Conocer los medios de comunicación en los que opera el sonido y los contextos en que se desarrolla, siendo capaz de apreciar críticamente los elementos de interés expresivo y estético.

9. Tener confianza en las elaboraciones artísticas propias, disfrutar con la realización y apreciar su contribución al goce y al bienestar personal.

10. Conocer y respetar las principales manifestaciones musicales de Andalucía, así como las más destacadas del patrimonio artístico español.

Bloques de contenidos para Educación Musical en Andalucía:

I.- APRENDER A ESCUCHAR.

II.- CANTO, EXPRESIÓN VOCAL E INSTRUMENTAL.

III.- LENGUAJE MUSICAL.

Propuesta de secuenciación de contenidos para Andalucía:

Primer ciclo:

A) SABER ESCUCHAR (PERCEPCIÓN).

– Interés por la observación y el descubrimiento de los sonidos del entorno.

– Disfrute con la escucha, manipulación, experimentación y reproducción de sonidos del entorno.

– Identificación y reconocimiento de los sonidos próximos de la realidad diaria, así como de los parámetros de dichos sonidos.

– Reconocimiento de los parámetros del sonido en audiciones breves y en situaciones de juego.

– Clasificación elemental de los sonidos atendiendo a sus parámetros.

– Interiorización y vivenciación del sonido y el silencio.

– Interés ante audiciones breves de temas populares andaluces.

– Asistencia a actividades y manifestaciones musicales dentro y fuera del centro.

– Valoración y selección de sonidos agradables y sonidos molestos.

B) SABER HACER (EXPRESIÓN)

– Exploración y descubrimiento de las posibilidades sonoras de la voz, el propio cuerpo y los objetos del entorno.

– Aplicación de las vivencias y experiencias con los parámetros del sonido en la realización de variaciones sonoras en situaciones de improvisación y juego.

– Utilización de recursos técnicos elementales en la realización de actividades e interpretaciones vocales, instrumentales y de movimiento.

– Interpretación de un repertorio de sencillas canciones y juegos instrumentales entre las que destaquen los propios de la comunidad autónoma andaluza.

– Expresión de las posibilidades de movimiento del propio cuerpo a través del baile y la danza escolar.

– Utilización de instrumentos habituales en clase para el acompañamiento de canciones.

– Expresión de sentimientos, ideas, sensaciones y vivencias musicales personales, a través de la voz, el cuerpo y los instrumentos.

– Manejo y utilización del magnetófono en la realización de actividades y juegos musicales.

– Participación en actividades individuales y grupales de canto, expresión instrumental y movimiento.

– Valoración de las posibilidades sonoras y expresivas de la voz, el cuerpo, los objetos del entorno y los instrumentos.

– Respeto y aceptación de las elaboraciones musicales propias y ajenas.

C) ANÁLISIS SENSIBLE

– Representación gráfica de los sonidos y sus parámetros, y el silencio.

– Utilización de códigos no convencionales para expresar experiencias y vivencias musicales, en situaciones de comunicación y juego.

– Realización de actividades musicales vocales, instrumentales y de movimiento, a partir de propuestas expresadas con códigos no convencionales.

– Valoración de los códigos no convencionales como medio para la expresión.

Segundo Ciclo

A) SABER ESCUCHAR (PERCEPCIÓN)

– Interés por la observación y el descubrimiento de diferentes paisajes sonoros.

– Disfrute con la escucha, manipulación, experimentación y reproducción de distintos paisajes sonoros.

– Identificación y reconocimiento de sonidos propios de diferentes escenas o contextos y situaciones sociales actuales, y apreciación del papel de los sonidos en los distintos medios de comunicación.

– Reconocimiento de elementos musicales en audiciones breves y en situaciones de juego.

– Clasificación de diferentes sonidos atendiendo a sus parámetros, los materiales de los objetos que los producen y el modo de producirlos, así como las variaciones que en ellos puedan realizarse.

– Interiorización y vivenciación de elementos musicales y apreciación de los mismos en audiciones breves.

– Interés ante audiciones de las diferentes manifestaciones musicales, destacando las propias del patrimonio andaluz.

– Asistencia a actividades y manifestaciones musicales dentro y fuera del centro, respetando y adoptando las actitudes como espectador en las mismas.

– Valoración y selección de los distintos tipos de música argumentando elementalmente las razones.

B) SABER HACER (EXPRESIÓN)

– Exploración y descubrimiento de los elementos musicales en elaboraciones vocales, instrumentales y de movimiento.

– Aplicación de las vivencias y experiencias con los elementos de la música en la realización de actividades musicales, en situaciones de improvisación y juego.

– Utilización de recursos específicos de las diferentes formas o vías de expresión musical, para la elaboración e interpretación de producciones propias y ajenas.

– Aplicación del repertorio de canciones y juegos instrumentales destacando los propios de la comunidad autónoma andaluza.

– Adecuación de los movimientos de propio cuerpo a la música de obras seleccionadas a tal efecto y en el marco de la danza escolar.

– Construcción de sencillos instrumentos y utilización de estos y los instrumentos convencionales para el acompañamiento de canciones.

– Expresión de una misma idea musical a través de la voz, el cuerpo y los instrumentos.

– Manejo y utilización del magnetófono y del equipo de alta fidelidad en la realización de actividades y juegos musicales.

– Participación en actividades individuales y grupales de canto, expresión instrumental y movimiento, reconociendo los papeles que en ellas se desarrollan y valoración de sus características, su emisión y su tesitura.

– Respeto y aceptación de las elaboraciones musicales individuales y en grupo, personales y ajenas.

C) ANÁLISIS SENSIBLE

– Representación gráfica de paisajes y comprensión de otros realizados por los demás.

– Utilización de códigos no convencionales y convencionales para las elaboraciones musicales expresando experiencias y vivencias, y en el marco de situaciones de improvisación y juego.

– Realización de actividades musicales vocales, instrumentales y de movimiento a partir de propuestas expresadas con códigos no convencionales y códigos convencionales.

– Aceptación y valoración de elementos y representaciones propias de códigos no convencionales y códigos convencionales como medio para la expresión – comunicación musical.

Tercer ciclo

A) SABER ESCUCHAR (PERCEPCIÓN)

– Interés por el análisis del entorno sonoro a través de sus componentes.

– Disfrute con la escucha activa y comprensiva y el análisis de los sonidos del entorno y de los diferentes paisajes sonoros.

– Identificación y análisis de elementos musicales y su utilización en los distintos medios audiovisuales.

– Reconocimiento de los parámetros del sonido en situaciones cotidianas y de los elementos de la música en audiciones breves.

– Clasificación de los sonidos y sus variaciones a partir de diferentes criterios utilizados en el análisis de los mismos.

– Interiorización y vivenciación de elementos musicales.

– Interés y disfrute por la audición activa de diferentes manifestaciones y corrientes musicales, entre las que destaquen las propias del patrimonio musical andaluz.

– Asistencia a actividades y manifestaciones musicales dentro y fuera del centro respetando y adoptando una actitud crítica frente a las mismas.

– Valoración de la escucha activa y analítica de las distintas corrientes musicales y selección de las mismas argumentando razones.

B) SABER HACER (EXPRESIÓN)

– Exploración y descubrimiento de formas musicales sencillas en elaboraciones vocales, instrumentales y de movimiento.

– Aplicación de las vivencias y experiencias con los sonidos, elementos musicales y formas sencillas, en la realización de actividades musicales, en situaciones de improvisación y juego.

– Utilización de recursos específicos del control vocal, la precisión y la coordinación rítmica en la elaboración e interpretación de producciones propias y ajenas.

– Ampliación del repertorio de canciones y juegos instrumentales y danzas con obras propias de otras culturas.

– Adecuación de los movimientos a formas especiales más complejas que favorezcan una coordinación y ejecución rítmica más precisas.

– Construcción de instrumentos atendiendo a su calidad acústica y utilización de los mismos en el acompañamiento de danzas y canciones.

– Expresión de una idea musical de forma conjunta a través de actividades donde se relacionan la voz, los instrumentos y el propio cuerpo.

– Manejo y utilización del magnetófono y otros medios de producción musical en la realización de actividades y juegos musicales.

– Participación en actividades musicales individuales y grupales, más complejas reconociendo los papeles que en ellas se desarrollan y valorando su funcionalidad.

– Aceptación y valoración de las posibilidades sonoras y expresivas de la voz, el cuerpo y los instrumentos, en actividades musicales más complejas.

– Respeto y aceptación de las elaboraciones musicales propias y ajenas.

B) ANÁLISIS SENSIBLE

– Representación gráfica de sonidos, paisajes sonoros e ideas musicales y comprensión de otros realizados por los demás.

– Utilización de códigos convencionales para las elaboraciones musicales expresando experiencias y vivencias, y en el marco de situaciones de improvisación y juego.

– Realización de actividades musicales vocales, instrumentales y de movimiento a partir de propuestas expresadas con códigos convencionales.

– Aceptación y valoración de elementos y representaciones propias de códigos convencionales para la expresión – comunicación musical.

5.5 RELACIÓN CON OTRAS ÁREAS

Violeta Hemsy (1986, p. 235), “… La música contribuye allí, junto con las demás materias a modelar el espíritu y la tierna personalidad infantil. Al colocarla a la par de aquellas otras materias y actividades, se establecen entre éstas los mismos lazos naturales que vinculan a los distintos aspectos de la cultura, a la vez que la música afirma sus dotes esenciales en cuanto a su fuerza y poder educativo”. La música mantiene una interrelación de contenidos con el resto de las áreas de forma natural, por ello esta autora presenta una serie de actividades concretas que ponen en evidencia la relación natural entre la música y otras materias:

Lenguaje y Literatura: Elaboración de textos poéticos para melodías conocidas creadas por los alumnos. Adecuación de los acentos y ritmos del idioma a los acentos y ritmos musicales. Ritmo de refranes, adivinanzas, coplas, etc.

Dibujo y Pintura: Ilustración de canciones en base al texto, imágenes sugeridas por la música descriptiva, etc.

Artes dramáticas: Elaboración empírica de trozos musicales y acompañamiento sonoro para obras de títeres y representaciones teatrales.

Actividades manuales: Construcción de sencillos instrumentos de viento o percusión.

Idiomas: Por medio de canciones, el vocabulario idiomático se amplía y se fija con rapidez.

Danzas folklóricas: La percepción consciente de los elementos musicales favorece y acelera el aprendizaje y la precisión de los diferentes pasos en las danzas folklóricas.

Ejercicios físicos: Con el agrado de la música, la actividad física se transforma en rítmica. El ritmo de la música es traducido o volcado así en ritmos corporales.

Matemáticas: Aplicación de las fracciones en el estudio de las proporciones rítmicas: unidad, múltiplos y submúltiplos rítmicos.

Física: Nociones de acústica con relación a la afirmación, ejecución y construcción de instrumentos.

Historia: Canciones que narran hechos históricos. Ubicación histórica y cultural de distintos tipos de música y canciones.

Geografía: Destacar y estudiar la correspondencia que existe entre las características del ambiento geográfico de los diferentes países o de las diferentes zonas de un mismo país y la música.

Zoología: Observar, analizar y reproducir sonidos producidos por los animales: cantos de los pájaros. Sonidos de alta frecuencia emitidos por algunos animales: explicarlos mediante nociones de acústica.

En las “Orientaciones específicas” que el MEC presenta en las Orientaciones Didácticas para el área de Educación artística de Educación Primaria, se concreta la interrelación de contenidos entre el área de Música y las demás:

Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural: Entre estas dos áreas hay contenidos referentes a aspectos sociales como el respeto a los demás, la convivencia armónica, el valor del ocio, la organización y participación en la vida social y la sensibilidad hacia las manifestaciones culturales del entorno. Las nociones temporales que se tratan en Conocimiento del Medio están en relación con los contenidos sobre el tiempo individual y de relación del área de Educación Musical.

Educación Física: Ambas poseen varios elementos comunes, como son el ritmo, la duración, la secuencia… ambas utilizan el lenguaje corporal: “El cuerpo: expresión y comunicación” y el control corporal en relación con la tensión y la relajación.

Area de Lengua Castellana y Literatura. Ambas presentan un planteamiento común referente a la comunicación, la expresión y la representación. Son parejos en su desarrollo el grafismo en escritura y las grafías convencionales y no convencionales en la representación musical (rítmica y melódica), así como la postura y el movimiento como ingredientes no lingüísticos necesarios en la comunicación oral y el tratamiento que de los mismos se hace en música.

Area de Matemáticas: Ambas presentan contenidos afines con respecto al tiempo, fracciones y estudio de las proporciones.

El proceso de la comunicación queda completado cuando el receptor ha captado la idea que el emisor ha expresado.

En educación se usan básicamente tres tipos de lenguaje:

  • L. NUMÉRICO O MATEMÁTICO: permite desarrollar las capacidades de abstracción, de análisis y síntesis de conjuntos y elementos… Utiliza como medio los números y los signos y trata de reflejar las relaciones entre cantidades, formas…
  • L. VERBAL: Intenta desarrollar todas aquellas capacidades que permiten mejorar los procesos de comunicación, de expresión y comprensión de ideas. Utiliza como soporte la palabra, hablada o escrita, y es utilizado para expresar opiniones, gustos…
  • L. ARTISTICO: Concretamente la música además de desarrollar aspectos específicamente musicales también favorece la comunicación, la expresión, el ordenamiento lógico, la abstracción, numerosas capacidades físicas (coordinación sensomotora, conjunción grupal) y favorece los procesos de socialización, integración, etc. El lenguaje artístico, con soportes diversos, trata de expresar pensamientos y hechos con finalidades estéticas.

1. 2. LA MUSICA COMO LENGUAJE

La música como un lenguaje en cuanto manifestación de sentimientos y de belleza.

En Música, el lenguaje musical es subjetivo, por lo cual puede haber distintas interpretaciones. Para que se pueda expresar una objetividad se adoptan unos signos convencionales aunque en cuanto a la expresión de la realidad puede tener distintos enfoques según quien interprete.

En la música el sonido es un material básico: objeto sonoro. Al hablar de objeto sonoro, se amplía la noción de materia básica, englobando también los ruidos, los “sonidos complejos”, tanto como los conjuntos de sonidos o “racimos” (Ej.: Cluster).

Objeto musical: Será todo objeto sonoro integrado en una construcción sonora querida por el hombre, incluso cuando esta voluntad quede reducida al solo acto de la audición.

Por muy cercana que aparezca del lenguaje hablado, la música es siempre un arte. El gran don del arte musical es poder comprender y hacerse comprender sin necesidad de palabras. El compositor nos deja una serie de signos o de notaciones musicales que en sí mismas no son artísticas. Para que se conviertan en belleza artística y puedan llegar al oyente en forma de mensaje es necesario un INTERMEDIARIO entre el creador y el oyente que sepa descifrar los signos que aquel le dejó y darles vida.

En la música, el conjunto de signos materiales del papel no son más que un medio material imperfecto que debe ser descifrado por otro artista que lo convertirá en belleza (ha de ser un artista, no un artesano o mecánico, ya que los signos son imperfectos).

Al compositor le es imposible determinar exactamente cada nota, sus matices, los acentos, la dinámica o el grado de rapidez, fraseo, etc… No podemos saber con certeza si el intérprete de hoy traduce fielmente el pensamiento del compositor medieval.

Esquema de la comunicación musical:

El mensaje musical impresiona el órgano auditivo del oyente, de donde pasa al cerebro. Cuando el alma presta atención se produce la sensación, que es el acto de escuchar o de comprender. El que escucha no debe limitarse al acto pasivo de recibir un mensaje, éste ha de producir en el oyente bien dispuesto un impacto o reacción anímica, fruto de una comprensión, la cual nos lleva al campo de los sentimientos y de las emociones.

Hay cuatro formas o planos de oír música:

  • PASIVO: La música ha penetrado sólo en el cerebro, pero no en el alma. Se ha quedado tan solo en la percepción sin llegar al grado de sensación.
  • SENSUAL: Aquí el oyente si presta atención, produciéndose entonces la sensación, pero nos quedamos en el puro placer del sonido. No ha llegado a comprender la música.
  • EMOCIONAL-INTELECTUAL: Los que escuchan la música única y exclusivamente por las explosiones sentimentales que la misma levanta en su subconsciente o por el estímulo intelectual que la audición de la misma provoca. Es imposible separar ambos planos a la hora de escuchar.
  • PERCEPCIÓN PURAMENTE MUSICAL: Es el de concentración de la música en sí misma: sobre su materia musical, sobre sus ritmos, armonías y timbres. Todo hombre medianamente sensibilizado puede recibir el mensaje musical, pero el que pueda sacar mayor partido y estar más o menos sensibilizado, puede depender de una mayor sensibilización y formación musical.

Ninguna de estas actitudes suele darse por separado. Escuchando una misma obra el oyente puede pasar de un plano a otro o escuchar simultáneamente en varios planos.

1.3.- ELEMENTOS CONSTITUTIVOS DEL LENGUAJE MUSICAL

El material que utiliza la música es el sonido, intangible y fugaz. Lo importante es el contacto del alumno con ese material; deberá familiarizarse con él desde la más temprana edad y con los principales parámetros del sonido desde una postura empírica y práctica.

Los elementos constitutivos de la música son:

  • RITMO: es su elemento fundamental, organiza la dimensión misma de la música y es esencial en ella. El ritmo por sí solo ya es música.
  • MELODIA: A partir del ritmo que integra un conjunto de objetos sonoros aparece otro elemento fundamental, la melodía. Si con respecto al ritmo, hablamos de duración organizada o de orden en la duración, ahora podemos referirnos al orden melódico.
  • ARMONÍA: Aparece en Europa a partir del s. XII. Anteriormente los dos elementos fundamentales habían sido el ritmo y la melodía. Se entiende por armonía la técnica que enseña a dominar los acordes y todos los agregados sonoros, así como la organización de las sucesiones. Con ella aparece el orden de la simultaneidad.
  • TIMBRE: La elección y combinación del timbre al nivel más elevado es lo que constituye la instrumentación y la orquestación. Resulta evidente que una melodía no tiene el mismo sentido ejecutada por un oboe que por un xilófono: la elección de timbre tiene casi un valor de “rasgo semántico”.

Al igual que las lenguas habladas, la música se ha fundado, principal y universalmente, sobre la organización de las series de sonidos, series que implican una organización rítmica, más esencial para la música que para la lengua hablada. Pero la música es el único lenguaje sonoro que utiliza la organización de la simultaneidad, comprendida la pluralidad de los timbres. La música y las lenguas tienen en común ritmo y melodía, pero solamente la música utiliza la armonía.

1.4 LA MÚSICA COMO MEDIO DE EXPRESIÓN

Expresión: manifestación de la intimidad propia de imágenes o símbolos, tengan o no destinatarios. Si la expresión es un sistema de comunicación, es preciso que tenga un receptor. El siguiente paso es que el receptor logre comprender el mensaje.

Dentro de la Educación musical, podemos distinguir distintos tipos de expresión, según que sean manifestaciones relacionadas con la música, por ejemplo, la dramatización es un proceso mental que coordina varios tipos de expresiones. Fuentes y Cervera (1989) las clasifica así:

  • La expresión lingüística, que recoge las manifestaciones que tienen como base la palabra, tanto oral como escrita.
  • La expresión corporal, resumen de las manifestaciones gestuales, mímicas y de posturas.
  • La expresión plástica, compendio de las manifestaciones artístico-técnicas como soporte material: luz, color, volumen, forma.
  • La expresión rítmico-musical, que engloba las manifestaciones que emplean el movimiento y el sonido reglados, casi siempre interrelacionados.

La dramatización integra varias actividades expresivas interdisciplinares, por lo que se considera un elemento fundamental en cuanto medio de expresión musical.

La expresión es una manifestación propia que hace el individuo independientemente de los canales o medios que escoja para esa manifestación.

2.-VALOR FORMATIVO DE LA MÚSICA.

2.1.- ANTECEDENTES Y SITUACIÓN ACTUAL.

Los primeros escritos que poseemos sobre el valor formativo de la música se lo debemos a Damon (S.V, A. de C.) que aceptaba que ésta ejercía una influencia directa sobre el espíritu de los individuos y en la sociedad, opinando, además, que no podía ser reducible a un mero placer de los sentidos.

Platón en “La República” o “Las Leyes”, nos dice que la música sirve para educar el alma pero sin negar el placer producido por ésta; la Música sería superior al resto de las artes puesto que agrada y forma. Aristóteles opina que no debe tratarse tan solo de la ejecución musical, sino también de su análisis.

Con el tiempo la música va convirtiéndose en un mero ornato para el ejecutante virtuoso, y en una búsqueda de goce sensorial.

Edgar Willems fue el primero en volver a demostrar las posibilidades educativas de la música. Diferenciará entre enseñanza tradicional de la música, con una finalidad clara; el desarrollo técnico del instrumentista o el cantante, y la educación musical, aceptando que la música puede desarrollar capacidades como la concentración, la abstracción, la imaginación, la creatividad, etc…

A partir de Willems y su método, a comienzos del s. XX, hubo un cambio en la orientación de la música.

En una concepción intelectualista que ha caracterizado a la pedagogía tradicional, poco podían aportar las disciplinas artísticas consideradas como distractivas. En la actualidad, gracias a una concepción integral de la educación las asignaturas se valorarán según su virtualidad y su capacidad de desenvolvimiento de la personalidad infantil.

A partir del año 1958, fecha en que se celebró el II congreso de la UNESCO sobre pedagogía musical, celebrado en Copenhague, existe un grupo de pedagogos y músicos entre los que destacan: Jacques Dalcroze, Ward, Martenot y Carl Orff, cuya preocupación fundamental ha sido la de revalorizar la educación musical en la escuela.

Siguiendo a Pilar Figueras (1980) el aprendizaje de la música conlleva y/o favorece el desarrollo de una serie de capacidades y actitudes que destacamos a continuación:

– Desarrollo de la capacidad de escuchar.

– Desarrollo de la memoria.

– Desarrollo de la capacidad de análisis, de comparación y de relación.

– Desarrollo de la capacidad de abstracción.

– Desarrollo de la capacidad imaginativa y creadora.

– Desarrollo de la sensibilidad ante el mensaje de la música.

Igualmente, los valores que la música posee son abundantes. Destacaremos el canto como actividad integradora, socializadora, y que despierta la sensibilidad estética en el alumnado.

Según Oriol y Parra (1979):

“El canto: es un medio excelente para el desenvolvimiento de la capacidad lingüística del niño, en su doble vertiente, comprensiva y expresiva. Por otra parte viene a suprimir determinadas formas de argot y defectos de pronunciación gracias a un cuidado minucioso en la articulación y vocalización de las palabras.

Por medio de la práctica musical, se crea toda una serie de lazos afectivos y de cooperación, tan necesarios para lograr la integración en el grupo, con la consiguiente pérdida de sentimientos contrarios a la labor educativa.

La educación musical por desenvolverse en un ambiente de abierta camaradería y de sana alegría, actúa como un verdadero relajamiento para el niño y viene a romper ese tono de tensión y seriedad de que es preciso dotar a otras materias.

Es un magnifico recurso para desarrollar la sensibilidad estética del niño a la vez que educa el buen gusto”.

* Además, la música:

  • Prepara al intérprete: se propone preparar al alumno como intérprete, auditor y receptor de la música, como realizador expresivo y creativo y como conocedor de los rudimentos de toda la técnica y el lenguaje musical.
  • Construye la personalidad: Representa un decisivo papel en la formación de nuestra personalidad ya que retoca favorablemente las facultades intelectuales y las emocionales. Forma la conducta social, el aprendizaje afectivo y de las actitudes. La meta de la Ed. musical es que el alumno sepa quién es él y cómo llega a serlo. El ser humano desde los primeros años de la vida escolar tiende a formar y construir una forma de sí mismo y una forma de identidad personal. Esto lo hará a través de la propia experiencia y del apoyo que dentro de las materias del área de Ed. Artística le presentemos.
  • Ayuda a conocer el entorno: Entorno es el conjunto de elementos, sucesos y factores o procesos de diversa índole que van ocurriendo en el lugar donde desarrollamos nuestras actividades. La Ed. musical es cultura y hay que dejar claro ciertos hechos históricos que el alumno ha de conocer relacionados con el folklore, los instrumentos o las costumbres de una determinada zona. Tanto el medio como las costumbres integran la expresión corporal con los elementos musicales.

Las causas que pueden retrasar la implantación de la Educación Musical son varias:

a) Falta de un adecuado clima musical.

b) Falta de especialistas personas preparadas adecuadamente.

c) Falta de un método atractivo.

d) Falta de recursos humanos y materiales.

3. PERCEPCIÓN Y EXPRESIÓN.

La Ed. Primaria ha de potenciar el desarrollo de las capacidades necesarias para la realización de dos procesos básicos: el de la percepción de representaciones plásticas, musicales y dramáticas, y el de la expresión de sentimientos e ideas a través de esos mismos medios.

3.1.-LA PERCEPCIÓN MUSICAL Y SUS MEDIOS.

La PERCEPCIÓN musical, implica la sensibilización al mundo sonoro en general y, en particular, a patrones organizados de sonidos de cualidad musical. En la Ed. Primaria hay que comenzar por ofrecer al alumnado la posibilidad de identificar, discriminar y analizar los sonidos del entorno, así como familiarizarse con ellos.

El progreso del alumno/a en la selección, descripción y apreciación de los sonidos les permitirá escuchar música con atención, comprendiéndola y disfrutándola.

En esta edad es preciso desarrollar una escucha activa, habituando a los niños/as a valorar la sonoridad que les rodea, a percibir los sonidos y sus variaciones, y a jugar con ellos. La educación ha de proponerse el reconocimiento y la comprensión del lenguaje musical: diferenciación de altura, duración, ritmo, identificación de frases musicales y de formas, percepción y memoria de fragmentos musicales.

La audición es el medio más sencillo para comenzar pero no es el único, mediante la lectura musical también se perciben las ideas musicales que se desean transmitir. Aunque este camino es menos directo y más teórico, por tanto, debe realizarse a una edad más avanzada.

3.2. LA EXPRESIÓN MUSICAL Y SUS MEDIOS.

La interpretación y la improvisación son dos procedimientos que desarrollaremos desde el inicio de la Primaria, en ambos casos utilizaremos como medios la voz, los instrumentos y el cuerpo, a través del movimiento y la danza.

Respecto a la EXPRESIÓN la enseñanza y el aprendizaje se realizan a través de tres medios diferentes, la voz y el canto, los instrumentos, y el movimiento y la danza.

  • La voz, como lenguaje y canto, es el instrumento comunicativo y expresivo por excelencia. El canto, como fusión de música y lenguaje, es el vehículo ideal para desarrollar espontáneamente la expresión y la comunicación. Las canciones son un elemento básico del comportamiento musical cotidiano del niño/a.
  • La práctica instrumental favorece el desarrollo integrado de muchas capacidades: cultiva simultáneamente destrezas motrices y capacidades auditivas. El conjunto instrumental, contribuye al desarrollo de actitudes de cooperación.
  • El movimiento rítmico y la danza integran la expresión corporal con los elementos musicales. En ellos se cultiva la capacidad de escucha de sonidos significativos, la expresión de los propios sentimientos y representaciones a través del movimiento corporal y la comunicación con los demás y con el espacio.
  • La escritura musical es el proceso más tardío que debemos llevar a cabo porque es el que implica un mayor grado de abstracción. En Primaria es posible iniciar la lectura y escritura de la notación musical.

Es fundamental el desarrollo del sentido rítmico al acompañar la audición musical con el movimiento del propio cuerpo. Desbloquear las propias capacidades expresivas, explorando las posibilidades de improvisación de movimientos.

4. IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN MUSICAL EN PRIMARIA.

4.1 CARACTERÍSTICAS BÁSICAS DE LA EDUCACIÓN PRIMARIA

La Educación Primaria se organiza en tres ciclos de dos años cada uno. Las características básicas resumidas de cada uno de los ciclos son las siguientes:

1.- Primer ciclo (6 – 8 años). Es el comienzo de la enseñanza obligatoria. Es un iniciar al alumnado a su integración en el grupo, teniendo en cuenta todas las características propias que traen. Se comienza a adquirir las destrezas básicas y son dependientes del profesor, tanto en el trabajo como en el afecto.

2.- Segundo ciclo (8 – 10 años). Se afianzan las destrezas instrumentales y se inician nuevas técnicas de trabajo. Se comienza el trabajo cooperativo y son menos dependientes del profesor.

3.- Tercer ciclo (10 -12 años). Se perfeccionan las destrezas instrumentales; se dominan otras técnicas de trabajo y se afianza su autonomía, aunque son capaces de trabajar en grupo.

4.2 LA EDUCACIÓN MUSICAL EN EDUCACIÓN PRIMARIA

La música, dentro de la Educación Primaria, se incluye en el área de Educación Artística, pero esto no impide que pueda globalizarse con otras áreas, como las de Lenguaje, Educación Física, Conocimiento del Medio, Matemáticas, etc. La música puede considerarse desde dos puntos de vista:

a) En relación con el resto de las áreas: Desarrolla la capacidad de expresión y comunicación, produciendo mensajes, elaborados desde el campo musical; potencia las actividades conjuntas para distintos lenguajes y resolución de los mismos.

b) En relación con ella misma: Aborda los conceptos fundamentales desde distintos bloques: lenguaje musical, expresión vocal y canto, expresión instrumental, lenguaje corporal y psicomotriz.

En el decreto 105/1992 de junio, por el que se establecen las Enseñanzas correspondientes a la Educación Primaria en Andalucía, se recoge lo siguiente:

“El aumento de la oferta musical en nuestra sociedad y el auge que han alcanzado los medios de reproducción audiovisual, unido a cada vez mayor conciencia de la importancia de la educación musical, por las capacidades y la sensibilidad que desarrolla en el proceso de formación integral del individuo, ha hecho que en los últimos años se reclame con insistencia la presencia de ésta en la educación básica. Con la educación musical se pretende, por un lado, educar al alumno y a la alumna a observar, descubrir, analizar y valorar las realidades sonoras de su mundo, en particular la realidad musical producida por los instrumentos y la voz. Por otra parte, se pretende iniciarlos para la participación en las actividades musicales que van desde la escucha activa hasta la producción e interpretación propia, permitiendo de este modo un acercamiento y vivencia de la música como fuente de disfrute y experiencia gozosa”.

4.3.- INFLUENCIA DE LA EDUCACIÓN MUSICAL EN EL DESARROLLO DE LA PERSONA

La Educación musical es importante en cuanto favorece el desarrollo integral de la persona. Su influencia es observable y claramente manifiesta en distintos campos:

* Cognitivo (mundo de las actitudes): Se produce un gran desarrollo del lenguaje verbal, actividad que le va a ser útil para recordar, planificar, opinar y transmitir ideas. El lenguaje matemático numérico también se perfecciona permitiendo un mayor grado de abstracción y síntesis, lo que supone, a su vez, mayor capacidad para comprender códigos, analizar correspondencias entre elementos, etc.

a) Incrementa su saber y contribuye al conocimiento de la cultura general de un pueblo y de su historia.

b) Desarrolla el intelecto, incrementando las destrezas y capacidades intelectuales, como capacidad de comprensión, de síntesis, de evaluación, de aplicación…

c) Incrementa y desarrolla las capacidades de abstracción y resolución de problemas.

d) Incrementa la capacidad imaginativa y creadora. Se resuelven problemas nuevos a partir de los conocimientos adquiridos anteriormente. Se potenciará, por parte del educador, esta actitud creativa, comprendiéndola y respetándola, puesto que cuando se construye a partir de los conocimientos que se poseen es cuando verdaderamente se realiza una enseñanza y un aprendizaje.

* Afectivo (mundo de las actitudes, valores…): Se tiende a la realización de actividades regladas lo que supone la aceptación de una serie de conceptos: cooperación, regla, fin último, etc.

Tales actividades van a ser llevadas a cabo, por lo general en grupos homogéneos, aunque poco a poco se van reduciendo y se forman lazos más estrechos entre sus miembros. al mismo tiempo; los alumnos en esta etapa van a comenzar a mostrar una actitud crítica frente al mundo de los adultos y sus valores, planteando rasgos de autonomía moral frente a él.

a) Se influye en este ámbito a través de los valores, intereses, actitudes y predisposiciones que la Educación Musical transmite.

b) Es especialmente transmisora de mensajes afectivos.

c) Desarrolla la sensibilidad, y, cuando la música se interioriza, se fomenta el interés por ella.

d) Contribuye a la formación de actitudes de esfuerzo, atención y disciplina; el orden es un valor importantísimo en la música.

e) Favorece el desarrollo del sentido critico en cuanto se interpreta lo oído, además de valores estéticos, no sólo interiorizados, sino llegando a producir la búsqueda de ellos.

* Psicomotor (mundo del movimiento): Muestra grandes avances en la capacidad perceptivo-motora: toda una serie de procesos y cambios cualitativos y cuantitativos, asociados con la motricidad, tienen lugar en estos momentos: se desarrolla la musculatura fina, lo que favorece la escritura; la motricidad gruesa muestra cambios apreciables: mayor agilidad, flexibilidad, fuerza … El esquema corporal es completamente interiorizado, con todo lo que ello implica: mejor lateralidad, mejor orientación- temporal, etc.

a) Potencia el desarrollo psicomotor a través de todas las actividades de coordinación de movimientos a través del ritmo.

b) Desarrolla el esquema corporal, contribuyendo a elaborar la imagen del propio cuerpo a partir de informaciones sensoriales, ya sea en posición estética o en movimiento.

c) Favorece la coordinación dinámica general, a través de actividades musicales que implican carreras, saltos, etc.

d) Desarrolla la coordinación óculo-manual, sobre todo, al llevar a cabo el aprendizaje de cualquier instrumento musical. Por otra parte, el desarrollo de la capacidad de escucha y el sentido del orden influirá significativamente en el aprendizaje instrumental, exigiendo una coordinación del oído, aspectos físicos y aspectos psicomotrices.

*** A través de la Educación musical pretendemos formar y desarrollar el ámbito cognoscitivo y el psicomotor. Hay que tener en cuenta que la música tiene un enfoque primordialmente psicomotor ( aunque no exclusivamente); la música se oye; se hace (se canta o se toca), se danza, etc.

A través de las actividades musicales podemos alcanzar actitudes concretas en el alumno: una postura más personal, independiente y crítica frente al hecho musical, un aumento en la socialización, en la integración, etc.

– La práctica VOCAL permite a los alumnos comprender la existencia de un nuevo modo expresivo, lo que favorece, por tanto, los procesos de comunicación; pero al mismo tiempo permite trabajar la articulación, la acentuación, el fraseo, la dicción…, elementos comunes al área de lenguaje.

– La práctica INSTRUMENTAL se va a convertir en un nuevo medio con el que expresar ideas, estados de ánimo, etc… A la vez desarrolla la coordinación física, la capacidad de adaptación, la memoria,…

– El LENGUAJE CORPORAL desarrolla destrezas motrices, esquema corporal, coordinación dinámica general, equilibrio, relajación,… El alumno/a trabaja la correcta realización de movimientos de manera individual y colectiva, a lo largo de distintos espacios o trayectorias.

– El LENGUAJE MUSICAL, la representación gráfica de las ideas musicales a través de códigos más o menos elaborados y sistematizados, implica el desarrollo de la abstracción. Éste se produce tanto en la lectura musical como en la escritura musical.

– ARTE Y CULTURA: la producción artística de un hecho social y cultural, fruto de los condicionantes religiosos, políticos y económicos de cada época. Aprende que todas estas manifestaciones forman parte de un Patrimonio Artístico y que todas ellas poseen valores estéticos que deben ser apreciados en su diversidad.

Debemos conseguir en los alumnos/as una postura musical crítica y selectiva opuesta al consumo pasivo impuesto por las modas.

La Educación Musical:

  • AYUDA AL EQUILIBRIO PSICOFÍSICO: Es el equilibrio psicofísico el fundamento de toda la coordinación dinámica general y, al parecer, es también causa de estados de angustia.
  • Es a través de la Educación musical, mediante terapias adecuadas a parecidos casos y personalidades junto con las técnicas de respiración-relajación, como puede paliarse muchas veces este desajuste personal del niño.
  • FOMENTA LA CREATIVIDAD: Las actividades expresivas se consideran fundamentales para el desarrollo de la capacidad para crear en el alumno. También se considera que tiene cierta importancia de cara a los procesos de socialización.
  • AYUDA A LA EXPANSIÓN Y A LA FELICIDAD: Dentro de la Educación musical, existen cauces para llevar al alumno hacia la felicidad ya que existen actividades de juego, lúdicas y de ejercicio especialmente adecuadas para los alumnos de esta edad.

Es necesario que el alumno aprecie tanto la existencia del arte como su diversidad y reconozca la importancia de los valores estéticos. La educación debe preparar al alumno para la interpretación y el uso de variadas formas de expresión, representación y comunicación.

5.-EL CURRICULO DE EDUCACIÓN MUSICAL EN LA CONCRECIÓN DE UNIDADES DIDÁCTICAS GLOBALIZADAS.

En la actualidad, en el ámbito educativo, poseemos un Currículo que se caracteriza fundamentalmente por su carácter abierto y flexible. Tomando como punto de partida el D.C.P. (Diseño Curricular Prescriptivo).

Son los educadores los encargados de adaptar el currículo a las características del centro, de los alumnos de nivel socioeconómico de la zona en la que se encuentra ubicado dicho Centro…, surgiendo el Proyecto Curricular de Centro y las Unidades Didácticas.

5.1. EL CURRICULO

Cualquier Proyecto Educativo exige una concreción en un programa didáctico. El programa es el instrumento organizador donde se recoge, en un orden secuencial, los objetivos, contenidos y criterios de evaluación que se van a realizar y seleccionan en función de unos criterios pedagógicos.

Si adaptamos el programa a la psicología evolutiva del alumno, nos encontramos con unos principios de globalización y un planteamiento que favorezca la participación activa del alumnado.

Currículo: organización sistemática de actividades destinadas a adquirir los conocimientos expresados en el programa. Debe expresar las actividades experiencias, métodos de enseñanza y medios empleados para alcanzar los objetivos.

Cuando el programa se ordena operativamente, se lleva a cabo el proceso de programación. Éste debe ser flexible y puede afectar a la totalidad del programa o a las partes. Cuando se reduce a conjuntos más pequeños, tenemos las unidades didácticas y cada una puede dividirse en sesiones.

La Programación (de carácter anual), compuesta por un conjunto de Unidades Didácticas (de temporalidad menor), es ya competencia de cada profesor y supone un grado más en el nivel de concreción de contenidos.

INDICE DE LA PROGRAMACIÓN:

1) Características del centro. Unidades de que consta. Entorno del centro y nivel socioeconómico.

2) Ciclo y curso en el que vamos a trabajar.

3) Temporalidad.

4) Vinculación con el D.C.P. de la C.C.A.A. a la que pertenece el Colegio: Comunidad autónoma andaluza.

5) Objetivo Global.

6) Condicionantes.

7) Proceso programador:

7.1.- Conocimientos previos.

7.2.- Objetivos.

7.3.- Conceptos, procedimientos y actitudes.

7.4.- Conexiones interdisciplinares.

7.5.- Conexión con temas transversales.

7.6.- Metodología:

* Principios de intervención educativa.

* Metodología específica musical.

7.7.- Actividades propias de la programación.

7.8.- Recursos didácticos.

7.9.- Tipos de agrupación.

7.10.- Evaluación:

a) Tipo de evaluación.

b) Instrumentos de evaluación.

c) Criterios de evaluación por bloques de contenidos.

El planteamiento del currículo se establece cuando se ha diagnosticado la situación previa, condiciones en que se encuentra el alumnado en los ámbitos cognoscitivos, psicomotor y psicoafectivo, y evaluación de los aspectos del entorno.

El planteamiento tiene que concretar la determinación de objetivos y metas, selección de los contenidos, organización de éstos y diseño de estrategias, señalando las directrices metodológicas, actividades y recursos didácticos adecuados. Para finalizar este planteamiento, se determinará el tiempo para su ejecución y la previsión para su evaluación.

5.2 El DESARROLLO DEL PROCESO EVOLUTIVO

El desarrollo del proceso debe conseguirse en los tres ámbitos de la persona. Hay que partir de un buen diagnóstico, de la situación afectiva y general de su entorno, y posteriormente, en 2º lugar, se determinará qué debe lograr la Educación musical en la escuela. Se debe pretender dar un área equilibrada dentro del currículo, de ahí la importancia de la globalización.

La acción educativa de un profesorado preparado redundará en una mejor calidad de enseñanza y podrá elegir una mejor metodología para llegar a alcanzar los objetivos propuestos.

Una clave de toda enseñanza es la motivación.

5.3 UNIDADES DIDÁCTICAS GLOBALIZADAS

Definición: núcleo de programación en el que quedan recogidas las actividades necesarias para conseguir, en un periodo temporal concreto, un conjunto de objetivos propuestos. Deben quedar recogidos los principios metodológicos y pedagógicos que aseguren la consecución de tales objetivos.

Los alumnos comprenden la realidad artística de forma global, por lo que parece coherente formular unidades didácticas globalizadas. El trabajo se puede hacer diferenciado porque es posible separar las actividades musicales con sus objetivos y contenidos, y es de conjunto en cuanto los proyectos de trabajo se hacen partiendo de la globalización. Los criterios de selección deben basarse en la progresión y en la continuidad, asegurando el aprendizaje significativo, además de los criterios de percepción y expresión, que son los que se van a proyectar en sus relaciones sociales.

5.4 OBJETIVOS Y CONTENIDOS

Objetivos Generales para el área de Educación Artística en Andalucía:

1. Comprender las posibilidades del sonido y el movimiento como elementos de representación personal y autónoma y aprender a utilizarlas.

2. Aplicar sus conocimientos artísticos a la observación de las características más significativas de las situaciones y objetos de la realidad cotidiana.

3. Utilizar el conocimiento de los elementos musicales básicos en el análisis de producciones artísticas propias y ajenas.

4. Expresarse y comunicarse produciendo mensajes diversos, utilizando para ello los códigos y formas básicas de los distintos lenguajes artísticos, así como sus técnicas específicas.

5. Realizar actividades artísticas de forma cooperativa que supongan papeles diferenciados y complementarios en el desarrollo del proceso.

6. Explorar materiales e instrumentos musicales para conocer sus propiedades y posibilidades de utilización, fines expresivos, comunicativos y lúdicos.

7. Utilizar la voz y el propio cuerpo como medio de representación y comunicación plástica, musical y dramática.

8. Conocer los medios de comunicación en los que opera el sonido y los contextos en que se desarrolla, siendo capaz de apreciar críticamente los elementos de interés expresivo y estético.

9. Tener confianza en las elaboraciones artísticas propias, disfrutar con la realización y apreciar su contribución al goce y al bienestar personal.

10. Conocer y respetar las principales manifestaciones musicales de Andalucía, así como las más destacadas del patrimonio artístico español.

Bloques de contenidos para Educación Musical en Andalucía:

I.- APRENDER A ESCUCHAR.

II.- CANTO, EXPRESIÓN VOCAL E INSTRUMENTAL.

III.- LENGUAJE MUSICAL.

Propuesta de secuenciación de contenidos para Andalucía:

Primer ciclo:

A) SABER ESCUCHAR (PERCEPCIÓN).

– Interés por la observación y el descubrimiento de los sonidos del entorno.

– Disfrute con la escucha, manipulación, experimentación y reproducción de sonidos del entorno.

– Identificación y reconocimiento de los sonidos próximos de la realidad diaria, así como de los parámetros de dichos sonidos.

– Reconocimiento de los parámetros del sonido en audiciones breves y en situaciones de juego.

– Clasificación elemental de los sonidos atendiendo a sus parámetros.

– Interiorización y vivenciación del sonido y el silencio.

– Interés ante audiciones breves de temas populares andaluces.

– Asistencia a actividades y manifestaciones musicales dentro y fuera del centro.

– Valoración y selección de sonidos agradables y sonidos molestos.

B) SABER HACER (EXPRESIÓN)

– Exploración y descubrimiento de las posibilidades sonoras de la voz, el propio cuerpo y los objetos del entorno.

– Aplicación de las vivencias y experiencias con los parámetros del sonido en la realización de variaciones sonoras en situaciones de improvisación y juego.

– Utilización de recursos técnicos elementales en la realización de actividades e interpretaciones vocales, instrumentales y de movimiento.

– Interpretación de un repertorio de sencillas canciones y juegos instrumentales entre las que destaquen los propios de la comunidad autónoma andaluza.

– Expresión de las posibilidades de movimiento del propio cuerpo a través del baile y la danza escolar.

– Utilización de instrumentos habituales en clase para el acompañamiento de canciones.

– Expresión de sentimientos, ideas, sensaciones y vivencias musicales personales, a través de la voz, el cuerpo y los instrumentos.

– Manejo y utilización del magnetófono en la realización de actividades y juegos musicales.

– Participación en actividades individuales y grupales de canto, expresión instrumental y movimiento.

– Valoración de las posibilidades sonoras y expresivas de la voz, el cuerpo, los objetos del entorno y los instrumentos.

– Respeto y aceptación de las elaboraciones musicales propias y ajenas.

C) ANÁLISIS SENSIBLE

– Representación gráfica de los sonidos y sus parámetros, y el silencio.

– Utilización de códigos no convencionales para expresar experiencias y vivencias musicales, en situaciones de comunicación y juego.

– Realización de actividades musicales vocales, instrumentales y de movimiento, a partir de propuestas expresadas con códigos no convencionales.

– Valoración de los códigos no convencionales como medio para la expresión.

Segundo Ciclo

A) SABER ESCUCHAR (PERCEPCIÓN)

– Interés por la observación y el descubrimiento de diferentes paisajes sonoros.

– Disfrute con la escucha, manipulación, experimentación y reproducción de distintos paisajes sonoros.

– Identificación y reconocimiento de sonidos propios de diferentes escenas o contextos y situaciones sociales actuales, y apreciación del papel de los sonidos en los distintos medios de comunicación.

– Reconocimiento de elementos musicales en audiciones breves y en situaciones de juego.

– Clasificación de diferentes sonidos atendiendo a sus parámetros, los materiales de los objetos que los producen y el modo de producirlos, así como las variaciones que en ellos puedan realizarse.

– Interiorización y vivenciación de elementos musicales y apreciación de los mismos en audiciones breves.

– Interés ante audiciones de las diferentes manifestaciones musicales, destacando las propias del patrimonio andaluz.

– Asistencia a actividades y manifestaciones musicales dentro y fuera del centro, respetando y adoptando las actitudes como espectador en las mismas.

– Valoración y selección de los distintos tipos de música argumentando elementalmente las razones.

B) SABER HACER (EXPRESIÓN)

– Exploración y descubrimiento de los elementos musicales en elaboraciones vocales, instrumentales y de movimiento.

– Aplicación de las vivencias y experiencias con los elementos de la música en la realización de actividades musicales, en situaciones de improvisación y juego.

– Utilización de recursos específicos de las diferentes formas o vías de expresión musical, para la elaboración e interpretación de producciones propias y ajenas.

– Aplicación del repertorio de canciones y juegos instrumentales destacando los propios de la comunidad autónoma andaluza.

– Adecuación de los movimientos de propio cuerpo a la música de obras seleccionadas a tal efecto y en el marco de la danza escolar.

– Construcción de sencillos instrumentos y utilización de estos y los instrumentos convencionales para el acompañamiento de canciones.

– Expresión de una misma idea musical a través de la voz, el cuerpo y los instrumentos.

– Manejo y utilización del magnetófono y del equipo de alta fidelidad en la realización de actividades y juegos musicales.

– Participación en actividades individuales y grupales de canto, expresión instrumental y movimiento, reconociendo los papeles que en ellas se desarrollan y valoración de sus características, su emisión y su tesitura.

– Respeto y aceptación de las elaboraciones musicales individuales y en grupo, personales y ajenas.

C) ANÁLISIS SENSIBLE

– Representación gráfica de paisajes y comprensión de otros realizados por los demás.

– Utilización de códigos no convencionales y convencionales para las elaboraciones musicales expresando experiencias y vivencias, y en el marco de situaciones de improvisación y juego.

– Realización de actividades musicales vocales, instrumentales y de movimiento a partir de propuestas expresadas con códigos no convencionales y códigos convencionales.

– Aceptación y valoración de elementos y representaciones propias de códigos no convencionales y códigos convencionales como medio para la expresión – comunicación musical.

Tercer ciclo

A) SABER ESCUCHAR (PERCEPCIÓN)

– Interés por el análisis del entorno sonoro a través de sus componentes.

– Disfrute con la escucha activa y comprensiva y el análisis de los sonidos del entorno y de los diferentes paisajes sonoros.

– Identificación y análisis de elementos musicales y su utilización en los distintos medios audiovisuales.

– Reconocimiento de los parámetros del sonido en situaciones cotidianas y de los elementos de la música en audiciones breves.

– Clasificación de los sonidos y sus variaciones a partir de diferentes criterios utilizados en el análisis de los mismos.

– Interiorización y vivenciación de elementos musicales.

– Interés y disfrute por la audición activa de diferentes manifestaciones y corrientes musicales, entre las que destaquen las propias del patrimonio musical andaluz.

– Asistencia a actividades y manifestaciones musicales dentro y fuera del centro respetando y adoptando una actitud crítica frente a las mismas.

– Valoración de la escucha activa y analítica de las distintas corrientes musicales y selección de las mismas argumentando razones.

B) SABER HACER (EXPRESIÓN)

– Exploración y descubrimiento de formas musicales sencillas en elaboraciones vocales, instrumentales y de movimiento.

– Aplicación de las vivencias y experiencias con los sonidos, elementos musicales y formas sencillas, en la realización de actividades musicales, en situaciones de improvisación y juego.

– Utilización de recursos específicos del control vocal, la precisión y la coordinación rítmica en la elaboración e interpretación de producciones propias y ajenas.

– Ampliación del repertorio de canciones y juegos instrumentales y danzas con obras propias de otras culturas.

– Adecuación de los movimientos a formas especiales más complejas que favorezcan una coordinación y ejecución rítmica más precisas.

– Construcción de instrumentos atendiendo a su calidad acústica y utilización de los mismos en el acompañamiento de danzas y canciones.

– Expresión de una idea musical de forma conjunta a través de actividades donde se relacionan la voz, los instrumentos y el propio cuerpo.

– Manejo y utilización del magnetófono y otros medios de producción musical en la realización de actividades y juegos musicales.

– Participación en actividades musicales individuales y grupales, más complejas reconociendo los papeles que en ellas se desarrollan y valorando su funcionalidad.

– Aceptación y valoración de las posibilidades sonoras y expresivas de la voz, el cuerpo y los instrumentos, en actividades musicales más complejas.

– Respeto y aceptación de las elaboraciones musicales propias y ajenas.

B) ANÁLISIS SENSIBLE

– Representación gráfica de sonidos, paisajes sonoros e ideas musicales y comprensión de otros realizados por los demás.

– Utilización de códigos convencionales para las elaboraciones musicales expresando experiencias y vivencias, y en el marco de situaciones de improvisación y juego.

– Realización de actividades musicales vocales, instrumentales y de movimiento a partir de propuestas expresadas con códigos convencionales.

– Aceptación y valoración de elementos y representaciones propias de códigos convencionales para la expresión – comunicación musical.

5.5 RELACIÓN CON OTRAS ÁREAS

Violeta Hemsy (1986, p. 235), “… La música contribuye allí, junto con las demás materias a modelar el espíritu y la tierna personalidad infantil. Al colocarla a la par de aquellas otras materias y actividades, se establecen entre éstas los mismos lazos naturales que vinculan a los distintos aspectos de la cultura, a la vez que la música afirma sus dotes esenciales en cuanto a su fuerza y poder educativo”. La música mantiene una interrelación de contenidos con el resto de las áreas de forma natural, por ello esta autora presenta una serie de actividades concretas que ponen en evidencia la relación natural entre la música y otras materias:

Lenguaje y Literatura: Elaboración de textos poéticos para melodías conocidas creadas por los alumnos. Adecuación de los acentos y ritmos del idioma a los acentos y ritmos musicales. Ritmo de refranes, adivinanzas, coplas, etc.

Dibujo y Pintura: Ilustración de canciones en base al texto, imágenes sugeridas por la música descriptiva, etc.

Artes dramáticas: Elaboración empírica de trozos musicales y acompañamiento sonoro para obras de títeres y representaciones teatrales.

Actividades manuales: Construcción de sencillos instrumentos de viento o percusión.

Idiomas: Por medio de canciones, el vocabulario idiomático se amplía y se fija con rapidez.

Danzas folklóricas: La percepción consciente de los elementos musicales favorece y acelera el aprendizaje y la precisión de los diferentes pasos en las danzas folklóricas.

Ejercicios físicos: Con el agrado de la música, la actividad física se transforma en rítmica. El ritmo de la música es traducido o volcado así en ritmos corporales.

Matemáticas: Aplicación de las fracciones en el estudio de las proporciones rítmicas: unidad, múltiplos y submúltiplos rítmicos.

Física: Nociones de acústica con relación a la afirmación, ejecución y construcción de instrumentos.

Historia: Canciones que narran hechos históricos. Ubicación histórica y cultural de distintos tipos de música y canciones.

Geografía: Destacar y estudiar la correspondencia que existe entre las características del ambiento geográfico de los diferentes países o de las diferentes zonas de un mismo país y la música.

Zoología: Observar, analizar y reproducir sonidos producidos por los animales: cantos de los pájaros. Sonidos de alta frecuencia emitidos por algunos animales: explicarlos mediante nociones de acústica.

En las “Orientaciones específicas” que el MEC presenta en las Orientaciones Didácticas para el área de Educación artística de Educación Primaria, se concreta la interrelación de contenidos entre el área de Música y las demás:

Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural: Entre estas dos áreas hay contenidos referentes a aspectos sociales como el respeto a los demás, la convivencia armónica, el valor del ocio, la organización y participación en la vida social y la sensibilidad hacia las manifestaciones culturales del entorno. Las nociones temporales que se tratan en Conocimiento del Medio están en relación con los contenidos sobre el tiempo individual y de relación del área de Educación Musical.

Educación Física: Ambas poseen varios elementos comunes, como son el ritmo, la duración, la secuencia… ambas utilizan el lenguaje corporal: “El cuerpo: expresión y comunicación” y el control corporal en relación con la tensión y la relajación.

Area de Lengua Castellana y Literatura. Ambas presentan un planteamiento común referente a la comunicación, la expresión y la representación. Son parejos en su desarrollo el grafismo en escritura y las grafías convencionales y no convencionales en la representación musical (rítmica y melódica), así como la postura y el movimiento como ingredientes no lingüísticos necesarios en la comunicación oral y el tratamiento que de los mismos se hace en música.

Area de Matemáticas: Ambas presentan contenidos afines con respecto al tiempo, fracciones y estudio de las proporciones.