Toda la documentación que encontrarás en Oposinet la puedes tener en tu ordenador en formato word. De esta forma podrás modificarla y trabajar con ella con más comodidad.


Ponte en contacto con nosotros a la dirección y te la enviaremos. A cambio te pedimos que compartas tu información, enviándonos documentos interesantes para la preparación de estas oposiciones: temas, programaciones didácticas, exámenes... Es imprescindible que estos documentos no posean derechos de autor, que no existan ya en la web y que sean realmente interesantes para la preparación de las oposiciones.


Otra opción para conseguir los documentos en formato word es realizar un pago de 19,5 euros, con la cual mantendremos esta web y compraremos nuevos materiales para ponerlos al alcance del resto de la comunidad. Importante: con el pago te proporcionaremos TODOS los documentos que hayamos publicado de una de las especialidades de oposiciones. Los documentos publicados en formato pdf no te los proporcionamos en formato Word sino en pdf.




Tema 1C – La música como lenguaje y como medio de expresión.

Valor formativo de la música. Percepción y expresión. Importancia de la Educación Musical en la concreción unidades didácticas globalizadas

1º La música como lenguaje y como medio de expresión.

• La música como lenguaje

La música se puede considerar un lenguaje en cuanto a manifestación de sentimiento y de belleza. Cuando la música se expresa existe un emisor y un receptor.

El mensaje musical es subjetivo, es decir, que puede haber distintas interpretaciones. Para que pueda ser objetivo, se adoptan unos signos convencionales, aunque puede tener distintos enfoques.

Fuentes y Cervera “De la música suele decirse que es un mensaje universal. Eso es cierto sólo en la medida en que cuantos la oyen puedan recibirla y disfrutarla. Pero lo que nadie puede asegurar es que todos los receptores de la música entienden lo mismo. Esta imposibilidad se basa en que la música, como expresión, no constituye un lenguaje codificado”.

• Elementos constitutivos del lenguaje musical

Siguiendo a Maneveau (1993) se distinguen cuatro elementos:

– El ritmo: es una división cualitativa del tiempo, que puede manifestarse por acentos o por un número de valores dados por un compás. El ritmo es también música por sí mismo.

– Melodía: Definición clásica: sucesión temporal de sonidos de distinta altura, dotada de sentido musical. Hoy: sucesión temporal de sonidos de distinta altura, timbres, intensidades, duraciones y ritmos dotados de sentido musical.

Estos dos elementos, ritmo y melodía son suficientes para construir variados lenguajes musicales.

– La armonía. Es la técnica que enseña a dominar los acordes*

*Acorde: sonoridad resultante de la emisión simultánea de dos o más sonidos

– La instrumentación y la orquestación es la elección y combinación de timbres de los distintos instrumentos y de oponerlos así.

• La música como medio de expresión

Expresión: manifestación de la intimidad propia de imágenes o símbolos, tengan o no destinatarios. Dentro de la Educación Musical podemos distinguir distintos tipos de expresión, siempre que sean manifestaciones relacionadas con la música (la dramatización)

Fuentes y Cervera realizan las siguientes manifestaciones al respecto:

◦ La expresión lingüística: recoge las manifestaciones que tienen como base la palabra.

◦ La expresión corporal: manifestaciones gestuales, mímicas y posturas.

◦ La expresión plástica: , manifestaciones artístico.técnicas como soporte material: luz color, volumen, forma.

◦ La expresión rítmico-musical: engloba las manifestaciones que emplean el movimiento y el sonido reglados.

La expresión es una manifestación propia que hace el individuo independientemente de los canales o medios que escoja para esa manifestación. El emisor expresa una serie de características que el receptor juzgará, y sea cual sea el juicio, no va a cambiar el mensaje.

2º.- Valor formativo de la música

Pilar Figueras (1980), el aprendizaje de la música conlleva y/o favorece el desarrollo de una serie de capacidades y aptitudes:

e Desarrollo de la capacidad de escuchar; es decir, prestar atención a aquello que se oye.

e Desarrollo de la memoria. Desde recordar sonidos hasta estrofas de una canción.

e Desarrollo de la capacidad de análisis de comparación y de relación. Al analizar fragmentos o frases musicales, compararlos con otros. Etc.

e Desarrollo de la capacidad de abstracción. En el sentido de ser capaz de interiorizar el ritmo o una melodía, de tal forma que lo “escuche interiormente”.

e Desarrollo de la capacidad imaginativa y creadora. A través de las actividades de improvisación, tanto melódicas como rítmicas.

e Desarrollo de la sensibilidad ante el mensaje de la música. Desarrollo del sentido crítico fácilmente transferible a otras áreas.

Los valores que la música posee son abundantes; destacaremos el canto como actividad integradora, socializadora, y que despierta la sensibilidad estética en el alumno.

3º.- Percepción y expresión.

La educación musical está englobada, junto a la expresión plática y dramática, dentro del área de Educación Artística. La percepción y la expresión son dos capacidades que, junto a la de análisis, son las que se desarrollarán por medio de la educación artística.

Con la Educación Musical, el alumnado percibe un entorno sonoro del cual se hace partícipe. Este acercamiento a la música, experimentándola de forma activa, llegando a poner en marcha un adecuado uso de su voz, de su oído, de su capacidad rítmica y de movimiento, son los elementos que le hacen comprender la importancia de percibir y de expresar lo percibido.

Los procesos de percepción y expresión deben ser fundamentales en los criterios de secuenciación de contenidos. Las unidades didácticas deben proporcionar modelos que los alumnos puedan imitar e interiorizar, que les sirvan para comunicarse con los demás a través de esta dimensión artística.

La percepción permite captar los elementos musicales del entorno. Por su parte, la expresión espontánea del niño/a y el conocimiento que poseen de los elementos del lenguaje musical, a través del descubrimiento de técnicas y de la manipulación de instrumentos musicales con un dominio progresivo de los mismos que los permitan realizar experiencias personales y gratificantes.

La Educación Musical debe pretender que el alumnado sea capaz de disfrutar con la belleza de su entorno, de la naturaleza, del arte, etc…

4º.- Importancia de la Educación Musical en la Educación Primaria.

a) La educación musical en la Educación Primaria

Si pretendemos que la formación sea integral (como señala el Art. 1 de la LOGSE) es decir, que posibilite el desarrollo de la personalidad completa del alumnado no debemos olvidar la Educación Musical como parte de la educación integradora.

La música dentro de la Educación primaria se incluye en el área de Educación Artística, pero esto no impide que pueda globalizarse con otras áreas. La música puede considerarse desde dos puntos de vista:

a) En relación con el resto de las áreas. Es importante en cuanto desarrolla la capacidad de expresión y comunicación. También potencia las actividades conjuntas.

b) En relación con ella misma. Aborda los conceptos musicales fundamentales desde distintos bloques: lenguaje musical, expresión vocal y canto, expresión instrumental, lenguaje corporal y psicomotriz.

El decreto 105/1992 de 9 de junio, por el que se establecen las Enseñanzas correspondientes a la Educación Primaria en Andalucía, se recoge los siguiente:

– El aumento de la oferta musical en nuestra sociedad unido a una mayor conciencia de la importancia de la educación musical ha hecho que en los últimos años se reclame su presencia en la educación básica.

Se pretende por un lado educar al alumno a observar, descubrir, analizar y valorar las realidades sonoras de su mundo. Por otra parte iniciarlos para la participación en actividades musicales.

Asimismo, tendrá como objetivo contribuir a desarrollar en los alumnos / as las siguientes capacidades:

1. Comprender las posibilidades del sonido como elemento de representación personal.

2. Aplicar sus conocimientos artísticos a la observación de las características más significativas de las situaciones y objetos de la realidad cotidiana.

3. Utilizar el conocimiento de los elementos musicales básicos en el análisis de producciones artísticas propias y ajenas.

4. Expresarse y comunicarse produciendo mensajes diversos utilizando los códigos y formas básicas de los distintos lenguajes artísticos.

5. Realizar actividades artísticas de forma cooperativa, que supongan papeles diferenciados y complementarios en el desarrollo del proceso.

6. Explorar materiales e instrumentos musicales para conocer sus propiedades y posibilidad de utilización.

7. Utilizar la voz y el propio cuerpo como medio de representación y comunicación musical.

8. Conocer los medios de comunicación en los que opera el sonido y los contextos en que se desarrolla.

9. Tener confianza en las elaboraciones musicales propias y disfrutar con su realización.

10. Conocer y respetar las principales manifestaciones musicales en Andalucía así como las más destacadas del patrimonio español.

b) Influencia de la Educación Musical en el desarrollo de la persona.

Su influencia es observable y claramente manifiesta en distintos campos: cognitivo, afectivo y psicomotor.

· Cognitivo (mundo de las aptitudes)

– Incrementa su saber sobre la cultura general de un pueblo

– Desarrolla el intelecto, incrementando las destrezas y capacidades intelectuales.

– Incrementa y desarrolla las capacidades de abstracción y de resolución de problemas.

– Incrementa la capacidad imaginativa y creadora.

· Afectivo (mundo de actitudes, valores….)

– Influye a través de los valores, intereses, actitudes y predisposiciones que la Educación Musical transmite.

– Es especialmente transmisora de mensajes afectivos.

– Desarrolla la sensibilidad y el interés por la música.

– Favorece el desarrollo del sentido crítico en cuanto se interpreta lo oído.

· Psicomotor (mundo del movimiento)

– Potencia el desarrollo psicomotor a través de todas las actividades de coordinación de movimientos a través de su ritmo.

– Desarrolla el esquema corporal.

– Favorece la coordinación dinámica general.

– Desarrolla la coordinación óculo-manual al llevar a cabo el aprendizaje de cualquier instrumento musical.

5º.- El currículo de educación musical en la concreción de unidades didácticas globalizadas.

· El currículo

El programa es el instrumento organizativo donde se recoge en un orden secuencial, los objetivos, contenidos y criterios de evaluación que se van a realizar (se seleccionarán en función de unos criterios pedagógicos).

El currículo se refiere a la organización sistemática de actividades destinadas a adquirir los conocimientos en esfuerzos expresados en el programa. El currículo debe expresar todas las actividades, experiencias, métodos de enseñanza y medios empleados para alcanzar los objetivos.

El proceso de programación (cuando se ordena operativamente el programa) debe ser flexible y puede afectar a la totalidad del programa o a partes (unidades didácticas, sesiones)

· El desarrollo del proceso educativo.

Debe conseguirse en los 3 ámbitos de la persona:

Partir de un buen diagnóstico de la situación afectiva y de su entorno. En segundo lugar se determinará qué debe lograr la Educación Musical en la escuela. Debe tener un equilibrio dentro del currículo, de ahí la importancia de la globalización.

Una clave de toda enseñanza es la motivación. De esta manera, tendremos en la Educación Musical una fuente de cultura, de dinamismo equilibrada y de vida interior.

· Unidades didácticas globalizadas.

La globalización se puede plantear como una metodología de agrupamiento yuxtapuesto de contenidos en las diferentes áreas, pero también se puede plantear desde la perspectiva de globalizar todo el currículo; es decir, partir desde las experiencias e intereses del alumnado siendo éstos quienes establecen las relaciones entre lo que aprenden y lo que perciben.

Este planteamiento se hace desde el conocimiento de la realidad actual infantil y buscando los ejes integradores para la programación globalizada.

El trabajo de puede hacer diferenciado porque es posible separa las actividades musicales con sus objetivos y contenidos. Los criterios de secuenciación deben estar basados en la progresión y en la continuidad, asegurando el aprendizaje significativo, además de los criterios de percepción y expresión, que son los que se van a proyectar en sus relaciones sociales.

La Unidad Didáctica deberá poseer la siguiente estructura:

– Una justificación y principios que presente la unidad.

– El análisis de la unidad; lo que queremos lograr. Selección de contenidos y metodología. Proposición de contenidos conceptuales, actitudinales y procedimentales.

– Cómo se aplica: se adaptará a la edad del alumnado. Los contenidos se desarrollarán en actividades. Se propondrá un modo de evaluar.

· Relación con otras áreas

Violeta Hemsy: la música contribuye allí, conjuntamente con las demás materias – generales y artísticas- a modelar el espíritu y la tierna personalidad infantil. Al colocarla a la par de aquellas otras materias y actividades, se establecen entre éstas los mismos lazos naturales que vinculan a los distintos aspectos de la cultura, a la vez, que la música afirma sus dotes esenciales en cuanto a su fuerza y poder educativo.

Por su parte, en las “Orientaciones específicas” que el MEC presenta en las Orientaciones didácticas para el área de Educación Artística de Educación Primaria se concreta la interrelación de contenido entre esta área y las demás, de la siguiente manera:

– Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural. Aspectos sociales como: respeto a los demás, la convivencia armónica, el valor del ocio, la organización y participación en la vida social y la sensibilidad hacia las manifestaciones culturales del entorno.

– Educación Física: poseen elementos comunes: ritmo, duración, secuenciación. El lenguaje corporal, así como el control corporal en relación con la tensión y la relajación.

– Área de Lengua Castellana y Literatura: ambas presentan un planteamiento común referente a la comunicación, la expresión y la representación. Son parejos en su desarrollo el grafismo en escritura y las grafías convencionales y no convencionales en la representación musical (rítmica y melódica), así como la postura y el movimiento como ingredientes no lingüísticos necesarios en la comunicación oral y el tratamiento que de los mismos se hace en música.

– Área de matemáticas: ambas presentan contenidos afines con respecto al tiempo, fracciones y estudio de las proporciones.