Toda la documentación que encontrarás en Oposinet la puedes tener en tu ordenador en formato word. De esta forma podrás modificarla y trabajar con ella con más comodidad.


Ponte en contacto con nosotros a la dirección y te la enviaremos. A cambio te pedimos que compartas tu información, enviándonos documentos interesantes para la preparación de estas oposiciones: temas, programaciones didácticas, exámenes... Es imprescindible que estos documentos no posean derechos de autor, que no existan ya en la web y que sean realmente interesantes para la preparación de las oposiciones.


Otra opción para conseguir los documentos en formato word es hacernos una donación de 19,5 €, con la cual mantendremos esta web y compraremos nuevos materiales para ponerlos al alcance del resto de la comunidad. Importante: con la donación te proporcionaremos TODOS los documentos que hayamos publicado de una de las especialidades de oposiciones. Los documentos publicados en formato pdf no te los proporcionamos en formato Word sino en pdf.




Tema 2 – La educación especial en el marco de la LOGSE. Su desarrollo normativo. El concepto de alumnos con necesidades educativas especiales.

0.- INTRODUCCIÓN.

1.- EDUCACIÓN FÍSICA

1.1.- IDEAS PREVIAS.

2.- CONTRIBUCIÓN DEL ÁREA AL DESARROLLO DE LAS COMPETENCIAS BÁSICAS.

3.- OBJETIVOS

3.1.- OBJETIVOS GENERALES DE ETAPA.

3.2.- OBJETIVOS GENERALES DE ÁREA.

4.- CONTENIDOS.

4.1.- BLOQUES DE CONTENIDO.

5.- CRITERIOS DE EVALUACIÓN.

6.- CONCLUSIÓN.

7.- BIBLIOGRAFÍA

0.- INTRODUCCIÓN.

Este tema contiene las prescripciones de la administración referidas al currículo, que en la etapa de Primaria son de obligado cumplimento. Así mismo orienta y aclara conceptos como los de objetivos, contenidos etc. que ayudarán al profesorado a realizar los Proyectos Curriculares y sus Programaciones de Aula, en consonancia con el carácter abierto y flexible que la L.O.E. quiere marcar.

En el Real Decreto 1513/2006, de 7 de diciembre por el que se establecen las enseñanzas mínimas de la Educación primaria en su ANEXO II encontramos el currículo de las distintas áreas de la Educación Primaria.

Esta área, que tiene en el cuerpo y en la motricidad humana los elementos esenciales de su acción educativa se orienta, en primer lugar, al desarrollo de las capacidades vinculadas a la actividad motriz y a la adquisición de elementos de cultura corporal que contribuyan al desarrollo personal y a una mejor calidad de vida.

No obstante, el currículo del área va más allá de la adquisición y el perfeccionamiento de las conductas motrices. El área de Educación física se muestra sensible a los acelerados cambios que experimenta la sociedad y pretende dar respuesta, a través de sus intenciones educativas, a aquellas necesidades, individuales y colectivas, que conduzcan al bienestar personal y a promover una vida saludable, lejos de estereotipos y discriminaciones de cualquier tipo.

1. EDUCACIÓN FÍSICA.

1.1. IDEAS PREVIAS.

La enseñanza de la Educación física en estas edades debe fomentar especialmente la adquisición de capacidades que permitan reflexionar sobre el sentido y los efectos de la actividad física y, a la vez, asumir actitudes y valores adecuados con referencia a la gestión del cuerpo y de la conducta motriz. En este sentido, el área se orienta a crear hábitos de práctica saludable, regular y continuada a lo largo de la vida, así como a sentirse bien con el propio cuerpo, lo que constituye una valiosa ayuda en la mejora de la autoestima. Por otra parte, la inclusión de la vertiente lúdica y de experimentación de nuevas posibilidades motrices puede contribuir a establecer las bases de una adecuada educación para el ocio.

De la gran variedad de formas culturales en las que ha derivado la motricidad, el deporte es una de las más aceptadas y difundidas en nuestro entorno social, aun cuando las actividades expresivas, los juegos y los bailes tradicionales siguen gozando de un importante reconocimiento. Con ello, la complejidad del fenómeno deportivo exige en el currículo una selección de aquellos aspectos que motiven y contribuyan a la formación del alumnado, tanto desde la perspectiva del espectador como desde la de quienes los practican.

La estructuración de los contenidos refleja cada uno de los ejes que dan sentido a la Educación física en la enseñanza primaria: el desarrollo de las capacidades cognitivas, físicas, emocionales y relacionales vinculadas a la motricidad; la adquisición de formas sociales y culturales de la motricidad; y la educación en valores y la educación para la salud.

2. CONTRIBUCIÓN DEL ÁREA AL DESARROLLO DE LAS COMPETENCIAS BÁSICAS

El área de Educación física contribuye esencialmente al desarrollo de la competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico, mediante la percepción e interacción apropiada del propio cuerpo, en movimiento o en reposo, en un espacio determinado mejorando sus posibilidades motrices. Se contribuye también mediante el conocimiento, la práctica y la valoración de la actividad física como elemento indispensable para preservar la salud. Esta área es clave para que niños y niñas adquieran hábitos saludables y de mejora y mantenimiento de la condición física que les acompañen durante la escolaridad y lo que es más importante, a lo largo de la vida.

En la sociedad actual que progresa hacia la optimización del esfuerzo intelectual y físico, se hace imprescindible la práctica de la actividad física, pero sobre todo su aprendizaje y valoración como medio de equilibrio psicofísico, como factor de prevención de riesgos derivados del sedentarismo y, también, como alternativa de ocupación del tiempo de ocio.

Asimismo el área contribuye de forma esencial al desarrollo de la competencia social y ciudadana. Las características de la Educación física, sobre todo las relativas al entorno en el que se desarrolla y a la dinámica de las clases, la hacen propicia para la educación de habilidades sociales, cuando la intervención educativa incide en este aspecto. Las actividades físicas y en especial las que se realizan colectivamente son un medio eficaz para facilitar la relación, la integración y el respeto, a la vez que contribuyen al desarrollo de la cooperación y la solidaridad.

La educación física ayuda a aprender a convivir, fundamentalmente en lo que se refiere a la elaboración y aceptación de reglas para el funcionamiento colectivo, desde el respeto a la autonomía personal, la participación y la valoración de la diversidad. Las actividades dirigidas a la adquisición de las habilidades motrices requieren la capacidad de asumir las diferencias así como las posibilidades y limitaciones propias y ajenas. El cumplimiento de las normas que rigen los juegos colabora en la aceptación de códigos de conducta para la convivencia. Las actividades físicas competitivas pueden generar conflictos en los que es necesaria la negociación, basada en el diálogo, como medio para su resolución. Finalmente, cabe destacar que se contribuye a conocer la riqueza cultural, mediante la práctica de diferentes juegos y danzas.

Esta área contribuye en alguna medida a la adquisición de la competencia cultural y artística. A la expresión de ideas o sentimientos de forma creativa contribuye mediante la exploración y utilización de las posibilidades y recursos del cuerpo y del movimiento. A la apreciación y comprensión del hecho cultural, y a la valoración de su diversidad, lo hace mediante el reconocimiento y la apreciación de las manifestaciones culturales específicas de la motricidad humana, tales como los deportes, los juegos tradicionales, las actividades expresivas o la danza y su consideración como patrimonio de los pueblos.

En otro sentido, el área favorece un acercamiento al fenómeno deportivo como espectáculo mediante el análisis y la reflexión crítica ante la violencia en el deporte u otras situaciones contrarias a la dignidad humana que en él se producen.

La Educación física ayuda a la consecución de la Autonomía e iniciativa personal en la medida en que emplaza al alumnado a tomar decisiones con progresiva autonomía en situaciones en las que debe manifestar autosuperación, perseverancia y actitud positiva, También lo hace, si se le da protagonismo al alumnado en aspectos de organización individual y colectiva de las actividades físicas, deportivas y expresivas.

El área contribuye a la competencia de aprender a aprender mediante el conocimiento de sí mismo y de las propias posibilidades y carencias como punto de partida del aprendizaje motor desarrollando un repertorio variado que facilite su transferencia a tareas motrices más complejas. Ello permite el establecimiento de metas alcanzables cuya consecución genera autoconfianza. Al mismo tiempo, los proyectos comunes en actividades físicas colectivas facilitan la adquisición de recursos de cooperación.

Por otro lado, esta área colabora, desde edades tempranas, a la valoración crítica de los mensajes y estereotipos referidos al cuerpo, procedentes de los medios de información y comunicación, que pueden dañar la propia imagen corporal. Desde esta perspectiva se contribuye en cierta medida a la competencia sobre el tratamiento de la información y la competencia digital.

El área también contribuye, como el resto de los aprendizajes, a la adquisición de la competencia en comunicación lingüística, ofreciendo gran variedad de intercambios comunicativos, del uso de las normas que los rigen y del vocabulario específico que el área aporta.

3.-OBJETIVOS

A través de los objetivos definimos aquellas capacidades o habilidades que se pretenden logren nuestros alumnos.

Nuestros objetivos no han de atender únicamente a metas corporales, sino que tendrán en cuenta los otros planos para una mejora de la conducta personal.

Nos encontramos con 3 niveles de concreción de los objetivos:

A. CURRICULUM PRESCRIPTIVO.

B. PROYECTOS CURRICULARES.

C. PROGRAMACIONES DE AULA.

3.1.-Objetivos Generales de Etapa.

Son los objetivos que los alumnos deberán alcanzar a lo largo de la etapa (E.P.)

Éstos vienen determinados en el art. 17 de la Ley Orgánica de Educación 2 / 2006 de 3 de Mayo, en forma de (14) capacidades y posteriormente en el R.D. 1513/2006 de 7 de Diciembre vienen desarrollados:

La Educación primaria contribuirá a desarrollar en los niños y niñas las capacidades que les permitan:

a) Conocer y apreciar los valores y las normas de convivencia, aprender a obrar de acuerdo con ellas, prepararse para el ejercicio activo de la ciudadanía y respetar los derechos humanos, así como el pluralismo propio de una sociedad democrática.

b) Desarrollar hábitos de trabajo individual y de equipo, de esfuerzo y responsabilidad en el estudio así como actitudes de confianza en sí mismo, sentido crítico, iniciativa personal, curiosidad, interés y creatividad en el aprendizaje.

c) Adquirir habilidades para la prevención y para la resolución pacífica de conflictos, que les permitan desenvolverse con autonomía en el ámbito familiar y doméstico, así como en los grupos sociales con los que se relacionan.

d) Conocer, comprender y respetar las diferentes culturas y las diferencias entre las personas, la igualdad de derechos y oportunidades de hombres y mujeres y la no discriminación de personas con discapacidad.

e) Conocer y utilizar de manera apropiada la lengua castellana y, si la hubiere, la lengua cooficial de la Comunidad Autónoma y desarrollar hábitos de lectura.

f) Adquirir en, al menos, una lengua extranjera la competencia comunicativa básica que les permita expresar y comprender mensajes sencillos y desenvolverse en situaciones cotidianas.

g) Desarrollar las competencias matemáticas básicas e iniciarse en la resolución de problemas que requieran la realización de operaciones elementales de cálculo, conocimientos geométricos y estimaciones, así como ser capaces de aplicarlos a las situaciones de su vida cotidiana.

h) Conocer y valorar su entorno natural, social y cultural, así como las posibilidades de acción y cuidado del mismo.

i) Iniciarse en la utilización, para el aprendizaje, de las tecnologías de la información y la comunicación desarrollando un espíritu crítico ante los mensajes que reciben y elaboran.

j) Utilizar diferentes representaciones y expresiones artísticas e iniciarse en la construcción de propuestas visuales.

k) Valorar la higiene y la salud, aceptar el propio cuerpo y el de los otros, respetar las diferencias y utilizar la educación física y el deporte como medios para favorecer el desarrollo personal y social.

l) Conocer y valorar los animales más próximos al ser humano y adoptar modos de comportamiento que favorezcan su cuidado.

m) Desarrollar sus capacidades afectivas en todos los ámbitos de la personalidad y en sus relaciones con los demás, así como una actitud contraria a la violencia, a los prejuicios de cualquier tipo y a los estereotipos sexistas.

n) Fomentar la educación vial y actitudes de respeto que incidan en la prevención de los accidentes de tráfico.

Como resumen de los 14 objetivos Generales de Etapa podremos decir que hacen referencia a una educación que permita afianzar su desarrollo personal y su propio bienestar, adquirir las habilidades culturales básicas relativas a la expresión y comprensión oral, a la lectura, a la escritura y al cálculo, así como desarrollar las habilidades sociales, los hábitos de trabajo y estudio, el sentido artístico, la creatividad y la afectividad.

3.2.- Objetivos Generales de Área.

Son los objetivos que deberán alcanzar a lo largo de la etapa (E.P.) en un área, en este caso nos centraremos en el área de E.F. En el R.D. 1513/2006 aparecen los 8 objetivos de esta área:

La enseñanza de la Educación física en esta etapa tendrá como objetivo el desarrollo de las siguientes capacidades:

  1. Conocer y valorar su cuerpo y la actividad física como medio de exploración y disfrute de sus posibilidades motrices, de relación con los demás y como recurso para organizar el tiempo libre.
  1. Apreciar la actividad física para el bienestar, manifestando una actitud responsable hacia uno mismo y las demás personas y reconociendo los efectos del ejercicio físico, de la higiene, de la alimentación y de los hábitos posturales sobre la salud.
  1. Utilizar sus capacidades físicas, habilidades motrices y su conocimiento de la estructura y funcionamiento del cuerpo para adaptar el movimiento a las circunstancias y condiciones de cada situación.
  1. Adquirir, elegir y aplicar principios y reglas para resolver problemas motores y actuar de forma eficaz y autónoma en la práctica de actividades físicas, deportivas y artístico-expresivas.
  1. Regular y dosificar el esfuerzo, llegando a un nivel de autoexigencia acorde con sus posibilidades y la naturaleza de la tarea.
  1. Utilizar los recursos expresivos del cuerpo y el movimiento, de forma estética y creativa, comunicando sensaciones, emociones e ideas.
  1. Participar en actividades físicas compartiendo proyectos, estableciendo relaciones de cooperación para alcanzar objetivos comunes, resolviendo mediante el diálogo los conflictos que pudieran surgir y evitando discriminaciones por características personales, de género, sociales y culturales.
  1. Conocer y valorar la diversidad de actividades físicas, lúdicas y deportivas como elementos culturales, mostrando una actitud crítica tanto desde la perspectiva de participante como de espectador.

B.- LOS OBJETIVOS EN EL PROYECTO CURRICULAR.

En el proyecto curricular, ya aparecen de una manera más concreta las capacidades que se pretenden desarrollar en cada uno de los ciclos.

Este proyecto es desarrollado por el equipo del centro, secuencializando y organizando estos objetivos en función del centro y del entorno. Teniendo en cuenta:

– La filosofía y los principios que se han desarrollado en el P.E.Centro.

– Las características psicoevolutivas de los alumnos en cada ciclo.

– El entorno sociocultural y económico donde está situado el centro.

– La experiencia anterior.

C.- LOS OBJETIVOS EN LAS PROGRAMACIONES DE AULA Y OBJETIVOS EN LAS UNIDADES DIDÁCTICAS.

Los Objetivos de las Programaciones de Aula son desarrollados por el profesor, para el trabajo en el curso escolar, teniendo en cuenta las pautas de actuación para el logro de objetivos establecidos en el ciclo y las características de los alumnos. También tendrán en consideración los niveles anteriores.

Los objetivos de las Unidades Didácticas tienen la máxima concreción curricular y persiguen la consecución de las habilidades específicas. Éstas se relacionarán con tareas más concretas que las capacidades, por ello, se encuentran más vinculadas a la actividad inmediata.

Los profesores son los que formulan estos objetivos. Estos objetivos deberán atender a las diversidades de nuestros alumnos de forma flexible, permitiendo desarrollar en nuestros alumnos la adquisición de aprendizajes en diferentes situaciones.

4.- CONTENIDOS

Concepto y Estructura de los Contenidos.

Según C. COLL, los contenidos designan el conjunto de saberes o formas culturales cuya asimilación y apropiación por los alumnos se considera esencial para su desarrollo y socialización.

La L.O.E hace que los contenidos sean los puntos de referencia a partir del cual se llevarán a efecto los aprendizajes significativos.

La Reforma estructura los contenidos en 3 partes:

1. Hechos, conceptos y principios.

Los hechos constituyen elementos de información necesarios para conocer el núcleo del contenido.

Los conceptos constituyen sistemas organizados y su significado se obtiene en relación con otros conceptos.

Hay diferentes tipos de conceptos unos más específicos y otros más estructurados: los principios. Si queremos por ejemplo conseguir que los niños asimilen el principio de vida sana habremos de aclarar conceptos tales como el cuerpo humano, la salud, el ejercicio físico, etc. para después intentar inculcar dicho principio.

2. Procedimientos.

Según C. COLL, son el conjunto de acciones, de formas de actuar y de llegar a resolver tareas. Hace referencia a las actuaciones para solucionar problemas, para llegar a objetivos y para conseguir nuevos aprendizajes.

A la hora de desarrollar estos procedimientos en nuestra programación deberán tener en cuenta el nivel de nuestros alumnos y las características del entorno en el que se encuentra el centro. También deberemos ir de lo sencillo a lo complejo y de lo global a lo específico.

3. Actitudes, valores y normas.

Las actitudes son disposiciones adquiridas y relativamente duraderas a evaluar de un modo determinado un objeto, persona, situación y actuar en consonancia.

Los valores orientan la formación de actitudes en la escuela.

Las normas sociales son patrones de conducta compartidos por los miembros de un grupo social.

Estos 3 tipos de contenidos se dan de modo interrelacionado, y en consecuencia las actividades no pueden referirse a un tipo de contenido en particular, sino que deben basarse en las relaciones que existen entre ellos, que permitirá desarrollar aprendizajes significativos y desarrollar las capacidades de los objetivos generales.

4.1.-Bloques de Contenidos.

A. LOS CONTENIDOS EN EL CURRÍCULO PRESCRIPTIVO.

Los Bloques de Contenidos establecidos por las administraciones son:

Desde este planteamiento, el área se ha estructurado en cinco bloques. El desarrollo de las capacidades vinculadas a la motricidad, se aborda prioritariamente en los tres primeros bloques, los bloques tercero y quinto se relacionan más directamente con la adquisición de formas culturales de la motricidad, mientras que la educación para la salud y la educación en valores tienen gran afinidad con los bloques cuarto y quinto, respectivamente.

El bloque 1, El cuerpo imagen y percepción corresponde a los contenidos que permiten el desarrollo de las capacidades perceptivo-motrices. Está especialmente dirigido a adquirir un conocimiento y un control del propio cuerpo que resulta determinante tanto para el desarrollo de la propia imagen corporal como para la adquisición de posteriores aprendizajes motores.

El bloque 2, Habilidades motrices reúne aquellos contenidos que permiten al alumnado moverse con eficacia. Se verán implicadas por tanto adquisiciones relativas al dominio y control motor. Destacan los contenidos que facilitan la toma de decisiones para la adaptación del movimiento a nuevas situaciones.

En el bloque 3, Actividades físicas artístico-expresivas se hallan incorporados los contenidos dirigidos a fomentar la expresividad a través del cuerpo y el movimiento. La comunicación a través del lenguaje corporal se ha tenido también en cuenta en este bloque.

El bloque 4, Actividad física y salud está constituido por aquellos conocimientos necesarios para que la actividad física resulte saludable. Además, se incorporan contenidos para la adquisición de hábitos de actividad física a lo largo de la vida, como fuente de bienestar. La inclusión de un bloque que reúne los contenidos relativos a la salud corporal desde la perspectiva de la actividad física pretende enfatizar la necesaria adquisición de unos aprendizajes que obviamente se incluyen transversalmente en todos los bloques.

Finalmente, el bloque 5, Juegos y actividades deportivas, presenta contenidos relativos al juego y a las actividades deportivas entendidos como manifestaciones culturales de la motricidad humana.

Independientemente de que el juego pueda ser utilizado como estrategia metodológica, también se hace necesaria su consideración como contenido por su valor antropológico y cultural. Por otro lado, la importancia que, en este tipo de contenidos, adquieren los aspectos de relación interpersonal hace destacable aquí la propuesta de actitudes dirigidas hacia la solidaridad, la cooperación y el respeto a las demás personas.

Los diferentes bloques, cuya finalidad no es otra que la de estructurar los conocimientos de la Educación física seleccionados para esta etapa educativa, presentan de forma integrada conceptos, procedimientos y actitudes. Cabe destacar que establecer una prioridad de contenidos en Educación física requiere respetar la doble polarización entre contenidos procedimentales y actitudinales. Los primeros permitirán a niños y niñas sentirse competentes en el plano motor. Los segundos les permitirán afrontar, desde una perspectiva ética, las numerosas y complejas situaciones que envuelven la actividad física y deportiva, así como las relativas a la cultura corporal. Por otra parte, la adquisición de conceptos, aun estando supeditada a los anteriores tipos de contenidos, facilitará la comprensión de la realidad corporal y del entorno físico y social.

B.- LOS CONTENIDOS EN EL PROYECTO CURRICULAR.

Son diseñados por el equipo de centro para los diferentes ciclos que serán aprobados por el claustro de profesores.

Para secuenciar estos contenidos debemos tener en cuenta:

– Las características psicoevolutivas de los niños.

– Las características propias del proceso enseñanza – aprendizaje.

– La lógica propia del área.

C.-LOS CONTENIDOS EN LA PROGRAMACIÓN DE AULA Y LOS CONTENIDOS EN LA UNIDAD DIDÁCTICA.

Ambos son planteados por el profesor, teniendo en cuenta las características de los alumnos y teniendo en cuenta los niveles anteriores, y es en la Unidad Didáctica donde nos encontramos el último nivel de concreción curricular que guiará nuestras actividades, de forma progresiva hacia el conocimiento del cuerpo por parte de los alumnos.

Estos contenidos en la Unidad Didáctica deben:

– Ser coherentes con los niveles superiores de concreción curricular.

– Ser tratados desde una triple perspectiva conceptual, actitudinal y procedimental.

– Posibilitar aprendizajes significativos.

Para la secuencialización de los contenidos en Educación Física tendremos en cuenta los principios psicopedagógicos que sustentan el currículo y estos otros criterios generales:

De lo diversificado a lo cualitativo: Situaciones motrices de índole muy variada que incrementen el bagaje de respuestas motrices. A medida que avancen evolutivamente nuestros alumnos, tendremos que exigir más eficacia en los movimientos, nuevos conocimientos, etc.

De simples a complejos.

De espontáneo a culturalmente elaborado (de juegos populares a deportes más estructurados)

De global a analítico.

De polivalente a específico.

5.- CRITERIOS DE EVALUACIÓN.

El R. D. 1513/2006 dispone que la evaluación se llevará a cabo teniendo en cuenta los objetivos programados y los criterios de evaluación establecidos en el currículo. Los criterios de evaluación serían enunciados que proporcionan al profesor elementos de información para diseñar actividades de evaluación. Tienen, como todo el currículo, un carácter prescriptivo pero también orientador y flexible; constan de un enunciado y una breve explicación acerca de las condiciones y la forma en que deben ser realizados.

A modo de ejemplo citaré los siguientes:

1. Desplazarse y saltar, combinado ambas habilidades de forma coordinada y equilibrada, ajustando los movimientos corporales a diferentes cambios de las condiciones de la actividad.

Se evalúa con este criterio la mejora cualitativa de la capacidad de desplazarse y saltar de distintas maneras y con velocidades variables, con cambios de dirección y sentido y franqueando pequeños obstáculos. Se observará la capacidad de reequilibrarse al combinar diferentes tipos de desplazamientos o saltos. Se prestará especial atención a la capacidad para resolver problemas motores y para orientarse en el espacio con el fin de adaptar los desplazamientos y saltos a nuevas condiciones.

2. Lanzar, pasar y recibir pelotas u otros móviles, sin perder el control de los mismos, adecuando los movimientos a las trayectorias.

Con este criterio se pretende comprobar la coordinación en las habilidades que impliquen manejo de objetos y la utilización que se hace en las situaciones de juego. Se tendrá en cuenta la adecuación de las trayectorias en los pases, lanzamientos, conducciones e impactos. Se observará la orientación del cuerpo en las recepciones y paradas. No se incluyen aspectos relativos a la fuerza.

6.- CONCLUSIONES.

Las relaciones interpersonales que se generan alrededor de la actividad física permiten incidir en la asunción de valores como el respeto, la aceptación o la cooperación, transferibles al quehacer cotidiano, con la voluntad de encaminar al alumnado a establecer relaciones constructivas con las demás personas en situaciones de igualdad. De la misma manera, las posibilidades expresivas del cuerpo y de la actividad motriz potencian la creatividad y el uso de lenguajes corporales para transmitir sentimientos y emociones que humanizan el contacto personal.

7.- BIBLIOGRAFÍA.

M.E.C. (2006). Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación.

M.E.C. (2006). Real Decreto 1513/2006, de 7 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas de la Educación Primaria.