Toda la documentación que encontrarás en Oposinet la puedes tener en tu ordenador en formato word. De esta forma podrás modificarla y trabajar con ella con más comodidad.


Ponte en contacto con nosotros a la dirección y te la enviaremos. A cambio te pedimos que compartas tu información, enviándonos documentos interesantes para la preparación de estas oposiciones: temas, programaciones didácticas, exámenes... Es imprescindible que estos documentos no posean derechos de autor, que no existan ya en la web y que sean realmente interesantes para la preparación de las oposiciones.


Otra opción para conseguir los documentos en formato word es hacernos una donación de 19,5 €, con la cual mantendremos esta web y compraremos nuevos materiales para ponerlos al alcance del resto de la comunidad. Importante: con la donación te proporcionaremos TODOS los documentos que hayamos publicado de una de las especialidades de oposiciones. Los documentos publicados en formato pdf no te los proporcionamos en formato Word sino en pdf.




Tema 6 – La orientación en el proceso educativo de los alumnos y de las alumnas con necesidades educativas especiales. Estructura y organización y función de la orientación de estos alumnos.

INTRODUCCIÓN

Uno de los aspectos que quedaban en un segundo plano en la práctica docente era el de la orientación. Sin embargo, en la actualidad, la importancia que ha adquirido es evidente. En estos momentos la orientación se constituye como un instrumento imprescindible para que los profesores y los centros puedan cumplir mejor su misión educativa, adaptándola a las necesidades y contextos concretos.

GUIÓN

Para una mejor comprensión del tema lo estructuraré en dos grandes epígrafes:

– En primer lugar hablaré de LA ORIENTACIÓN EN EL PROCESO EDUCATIVO DE LOS ACNEEs.

– Y a continuación expondré LA ESTRUCTURA, ORGANIZACIÓN Y FUNCIÓN DE LA ORIENTACIÓN DE ESTOS ALUMNOS.

1. LA ORIENTACIÓN EN EL PROCESO EDUCATIVO DE LOS ACNEEs

La orientación es entendida como un elemento inherente a la propia educación, que contribuye al logro de un formación integral, en la medida en la que proporciona asesoramiento y apoyo técnico en aquellos aspectos más personalizados de la educación. La orientación no sólo se dirige al alumno en particular sino que se extiende tanto a profesores, como a padres, como al propio centro educativo.

1.1 Definición de orientación

Existen muchas definiciones de orientación. Bisquerra (1998) escribe que la orientación es “un proceso de ayuda continua a todas las personas, en todos sus aspectos, con el objeto de potenciar el desarrollo humano a lo largo de toda la vida”.

1.2 La orientación en la legislación

LOGSE:

  • Título Preliminar art. 2: se establece como principio de la actividad educativa la atención psicopedagógica y la orientación educativa.
  • Art. 55: la orientación educativa y profesional es definida como uno de los factores que favorecen la calidad y mejora de la enseñanza.
  • Art. 60: 1. Establece que la tutoría y la orientación forman parte de la función docente, que corresponde a los centros educativos la coordinación de estas actividades y que cada grupo de alumnos tendrá un profesor- tutor. 2. Establece que las Admón. Educativas garantizarán la orientación académica, psicopedagógica y profesional del alumnado, especialmente en lo que se refiere a las distintas opciones educativas y a la transición del sistema educativo al mundo laboral…la coordinación de las actividades de orientación se llevará a cabo por profesionales con la debida preparación.

LOCE:

También reconoce y potencia la dimensión de la orientación dentro de la Educación, no solo como derecho reconocido de los alumnos (tal como se recoge en su art. 2 “es un derecho reconocido de los alumnos recibir una formación integral que reconozca el pleno desarrollo de su personalidad”), sino en cuanto a la necesidad de formación y funciones que deben asumir y desarrollar el profesorado (art. 56 entre las funciones docentes del profesorado señala “la tutoría de los alumnos para dirigir su aprendizaje”) y como derecho reconocido de los padres (art. 3 “a estar informados sobre el proceso de aprendizaje e integración socio-educativa de sus hijos”).

LOE:

  • Art.1 (sobre principios y fines de la educación): la orientación educativa y profesional de los estudiantes, como medio necesario para el logro de una formación personalizada que propicie una educación integral en conocimientos, destrezas y valores.
  • Art.18 (sobre la organización de la EP): en el conjunto de la etapa, la acción tutorial orientará el proceso educativo individual y colectivo del alumnado.
  • Art. 19 (sobre principios pedagógicos de la EP): en esta etapa se pondrá especial énfasis en la atención a la diversidad del alumnado, en la atención individualizada, en la prevención de las dificultades de aprendizaje y en la puesta en práctica de mecanismos de refuerzo tan pronto como se detecten estas dificultades.
  • Art. 91 (sobre funciones del profesorado): la orientación educativa, académica y profesional de los alumnos, en colaboración, en su caso, con los servicios o departamentos especializados.
  • Art. 130 (sobre órganos de coordinación docente): corresponde a las Admón. educativas regular el funcionamiento de los Órganos de coordinación docente y de orientación y potenciar la colaboración de los equipos de profesores que impartan clase en el mismo curso, así como la colaboración y el trabajo en equipo de los profesores que impartan clase a un mismo grupo de alumnos.

1.3 La orientación como actividad educativa

Toda educación es orientación en tanto que preparación para la vida. La orientación es la propia educación o forma parte esencial de ella. La orientación se inicia en los primeros momentos de la escolaridad, se despliega a lo largo de ella y se proyecta más allá del momento en que los alumnos abandonan la institución. Ha de tener un carácter sistemático y continuo. Orientar es asegurar la coherencia y la continuidad educativa a través de las distintas áreas, ciclos y etapas.

Los elementos de esa dimensión educativa son:

Orientación para la vida: la orientación destaca la idea de que los aprendizajes han de ser funcionales, estar en conexión con el entorno de los alumnos y guardar relación con el futuro previsible que les aguarda o que llegarán a elegir.

Asesoramiento sobre caminos diferentes: el alumno ha de elegir entre alternativas distintas, o en consecuencia de decisiones académicas se ve encaminado hacia alguna de las alternativas. La necesidad de orientación será tanto mayor cuanto más variadas y complejas sean las posibilidades donde el alumno puede elegir.

Educar en la capacidad de tomar decisiones: la orientación significa educar en la capacidad de tomar decisiones, sobre todo aquellas que tienen mayor trascendencia personal o que comprometen el futuro. No es una tarea que haya que restringirse a la acción del tutor, ya que todo profesor tiene oportunidades de trabajar en ella. Sobre todo en la adolescencia cuando se presentan opciones educativas que obligan a adoptar decisiones de gran alcance.

Educar sobre el propio proceso educativo: consiste en la capacitación de los alumnos para sus procesos de aprendizaje. Son importantes las capacidades de metacognición y el aprendizaje de estrategias de control y manejo de procedimientos de aprendizaje (técnicas de estudio y de rendimiento de memoria, capacidad de aprender a aprender, de búsqueda y organización de la información, de automonitorización, autocorrección, autoevaluación…), que dirigen el desarrollo de otras capacidades y aprendizajes más concretos. Son capacidades que constituyen un requisito previo para contenidos curriculares concretos. Son estrategias vinculadas a la función tutorial aunque a veces pueden requerir el asesoramiento de un especialista.

Los objetivos de la orientación educativa son:

– Contribuir a la personalización de la educación: favoreciendo el desarrollo de todos los aspectos de la persona y contribuyendo a una educación individualizada, referida a personas con sus aptitudes e intereses diferenciados.

– Ajustar la respuesta educativa a las necesidades particulares de los alumnos: mediante las AC adecuando la escuela a los alumnos y no los alumnos a la escuela.

– Educación para la vida: resaltar los aspectos orientadores de la educación atendiendo al contexto real en que viven los alumnos, al futuro que les espera y que pueden contribuir a proyectar para sí mismos, favoreciendo la adquisición de aprendizajes más funcionales, mejor conectados con el entorno.

– Favorecer los procesos de madurez personal, de desarrollo de la propia identidad y sistema de valores, y de la progresiva toma de decisiones a medida que los alumnos han de ir adoptando opciones en su vida.

– Prevenir las dificultades de aprendizaje y no sólo asistirlas cuando han llegado a producirse, anticipándose a ellas y evitando el abandono, fracaso o inadaptación escolar.

– Asegurar la continuidad educativa a través de las distintas áreas, ciclos, etapas y en su caso, transiciones de un centro educativo a otro.

– Contribuir a la adecuada relación e interacción entre los miembros de la comunidad educativa y entre ésta y el entorno social, asumiendo papel de mediación y negociación ante los conflictos.

Las características de la orientación:

Planificada: para que pueda alcanzar los objetivos que persigue. No supone que haya rigidez sino cierta flexibilidad para abordar los aspectos no programados. Es importante que los programas estén definidos y las responsabilidades delimitadas.

Continua: no debe suponer la actuación en un momento concreto sino que debe abarcar la vida escolar del individuo desde que entra en el centro hasta su marcha.

Sistémica: se plantea la necesidad de abordar los problemas como sistemas en los que inciden multitud de variables, de realizar un análisis del contexto y no sólo del sujeto y de dar respuesta a las necesidades detectadas tanto en el sujeto como en el contexto que le rodea.

Curricular: las funciones de la orientación han de desarrollarse en el marco del currículo, que es el punto de referencia de las respuestas educativas que desde el ámbito de la orientación se den. La orientación forma parte del currículo entendido como oferta educativa integral, dirigida a todos los aspectos del individuo.

Integradora: ha de estar en relación con el completo desarrollo de la personalidad y dirigida a todos los aspectos del aprendizaje y maduración de la personalidad de cada alumno. Debe abarcar todas las dimensiones de la personalidad: psicológica, educativa, vocacional, personal…

Compartida: todo profesor por el mero hecho de serlo tiene labores de orientación, pero es el tutor sobre el que recae la mayor responsabilidad. En determinadas ocasiones se requiere para el desempeño de su labor la participación de personal especializado. La labor orientadora ha de ser compartida, ya que existen objetivos comunes. Es necesario repartir responsabilidades y realizar una evaluación conjunta de los resultados.

Individualizada: habrá situaciones en que será necesario una intervención puntual y personalizada que requerirá que se tomen decisiones que supongan una mayor individualización.

1.4 La orientación como prevención educativa

Esta acción preventiva debe ir destinada a intentar disminuir los factores de riesgo y a optimizar los procesos de e-a. Tradicionalmente ha tenido un carácter más bien terapéutico y correctivo, pero en la actualidad, es más lógico utilizar medidas preventivas, ya que en la medida que estas funcionen, menos necesarias serán las medidas correctivas.

Niveles:

Prevención primaria: dirigida a evitar la aparición de las dificultades, mediante la reducción del número de factores de riesgo. Consiste en evitar dificultades antes que aparezcan.

Prevención secundaria: dirigida a reducir la duración temporal de los casos que aparecen, prevenir que el alumno siga con dificultades, intentar que duren el menor tiempo posible.

Prevención terciaria: dirigida a que la incorporación del sujeto recuperado, a su medio natural resulte lo menos perjudicial posible mediante la adopción de medidas compensadoras.

De los tres niveles, la prevención primaria es la única que podríamos denominar como tal, ya que las otras dos tienen más carácter terapéutico y compensador. Por este motivo la prevención educativa debe poseer un carácter primario lo que implica que debe anticiparse a la aparición de las dificultades, debe estar dirigida a los grupos de riesgo, debe perseguir el desarrollo de la competencia general de los sujetos y debe responder a las necesidades de cada comunidad educativa.

Esta labor exige no sólo la intervención docente sino también la intervención psicopedagógica en la que los orientadores deben asumir el papel de dinamizadores. La actividad psicopedagógica se ha de entender como una actividad complementaria a la docente que se desarrolla al mismo tiempo y no posteriormente, debe poseer como característica básica la prevención actuando en todos los niveles de concreción para que aparezcan menos problemas.

1.5 La orientación de los ACNEEs a lo largo de las distintas etapas

Un sistema educativo que atiende a la diversidad debe desarrollar instrumentos que mejoren la atención a los ACNEEs: refuerzo educativo, adaptación y diversificación curricular, programas de garantía social, optatividad y respuesta educativa a los mejores dotados. Dos vías que hacen posible esta atención a la diversidad en los centros son la orientación y la acción tutorial. La orientación psicopedagógica, educativa y profesional permite atender a la diversidad desde los distintos ritmos de aprendizaje, intereses y motivaciones de los alumnos.

El apoyo tanto a los alumnos, como la asistencia al profesorado debe formar parte de la propia estructura del sistema y no como auxilio externo.

Durante la EI

Las actividades orientadoras de los ACNEEs han de centrarse al máximo en el desarrollo tanto de las bases generales de la educación (desarrollo sensorio-motor, cognitivo y socio-afectivo) como en la orientación personal. Algunas de las actividades orientadoras son:

– Impulsar su integración en el grupo-clase y en el centro.

– Desarrollar el máximo nivel de autonomía personal.

– Impulsar la participación de los padres en el proceso educativo de sus hijos con n.e.e.

– Facilitar la adquisición de un autoconcepto, autoimagen y autoestima adecuada a sus posibilidades.

Es importante resaltar la importancia que tiene la colaboración familiar en el logro de los objetivos a alcanzar por los alumnos especialmente en esta etapa educativa, en la que la escuela es considerada como un complemento a la educación familiar. Las administraciones educativas admiten, con carácter excepcional y previo informe psicopedagógico que los ACNEEs asociadas a condiciones de discapacidad permanezcan un año más en esta etapa.

Durante la EP

Durante esta etapa, la orientación de los ACNEEs debería estar centrada en la vertiente escolar, es decir, en el logro de la máxima optimización de los procesos de aprendizaje y enseñanza, sin que ello implique dejadez en la vertiente personal de la orientación. Las actividades orientadoras deben centrarse en actividades como:

– Coordinación del equipo docente.

– Puesta en marcha de medidas de apoyo educativo que ayuden a resolver especiales dificultades de estos alumnos en la adquisición de las técnicas escolares básicas: lectura, escritura, razonamiento y cálculo.

– Elaboración de AC en las diferentes áreas.

– Desarrollo de la colaboración familiar para que faciliten la adquisición de esos aprendizajes básicos.

En cuanto a escolarización en un centro u otro, es necesario resaltar la importancia que tiene el que estos alumnos se escolaricen en los centros que poseen los medios y la infraestructura necesaria para poder responder a sus necesidades específicas.

Durante la ESO

En la ESO va a ser necesario centrarse en las tres vertientes de la orientación: personal, escolar y vocacional, pero de manera especial en la última de ellas. Son actividades orientadoras propias de este periodo escolar:

– Proporcionar conocimiento de las opciones socio-laborales al finalizar la ESO.

– Desarrollar habilidades y destrezas propias de una profesión u ocupación.

– Desarrollar habilidades que favorezcan los procesos decisionales a nivel vocacional.

En la ESO se toman decisiones importantes en relación con el futuro de los ACNEEs, es por ello fundamental que dichas decisiones se asienten en un proceso de orientación que se caracterice por la reflexividad y la coherencia a fin de tomar las más adecuadas a las n.e.e que presenta cada alumno, de manera que se potencien al máximo sus posibilidades. Durante esta etapa será cuando se decida:

– Su escolarización en Bachillerato.

– Su escolarización en Ciclos Formativos de grado Medio.

– Su incorporación a Programas de Diversificación curricular.

– Su incorporación a Programas de Garantía Social.

En cualquier caso, es necesario que el proceso de orientación de estos alumnos en relación con estas decisiones se lleve a cabo teniendo en cuenta el principio de máxima normalización, pero sin olvidar el objeto básico de cualquier proceso orientador de satisfacer de manera adecuada sus necesidades educativas.

Inserción social y laboral

La orientación de los ACNEEs ha de tener como meta última la inserción social y laboral. Este objetivo requiere una perfecta coordinación entre el centro, la familia y el entorno sociocomunitario. El papel de la familia es clave en el momento de planificar la vida del alumno, una vez abandone su etapa escolar. Al mismo tiempo, un buen conocimiento y coordinación entre el centro y el entorno escolar sociocomunitario optimizará la utilización de los recursos existentes en ese entorno y facilitará una adecuada oferta curricular en los últimos tramos de la escolarización de los ACNEEs.

1.6 Orientación en la evaluación y promoción de los ACNEEs

Otro aspecto que se debe tener en cuenta es la evaluación y promoción de estos alumnos. Aquí también debe tenerse en cuenta el primer y fundamental principio, la normalización, para este tipo de alumnos han de seguirse, siempre que sea posible, los mismos criterios de evaluación y promoción que se apliquen al resto de los alumnos. Respetando al máximo dicho principio, con los ACNEEs ha de tenerse en cuenta:

– La evaluación ha de ser individualizada, continua, formativa y orientadora a lo largo de todo el proceso de e/a, más aún cuando existen AC y diversificaciones.

– Al valorar las características de los alumnos ha de evitarse caer en estereotipos o prejuicios que limiten las expectativas futuras y que influyan en la acción educativa a seguir con estos alumnos.

– Los criterios de evaluación han de centrarse en el valor terminal de la etapa.

– Los criterios de promoción han de ceñirse a lo determinado para los alumnos en general, teniendo en cuenta las posibilidades educativas de estos alumnos y las AC o diversificaciones de cada uno.

– La adaptación de los criterios de evaluación y promoción para los ACNEEs debe respetar y mantener tanto los contenidos como los objetivos generales del ciclo o etapa.

– La evaluación y promoción de este tipo de alumnos exige una plena coordinación entre los profesores tutores, profesores de apoyo, profesores especialistas, dpto de orientación del centro si lo hubiese y en su caso el EOEP, sin olvidarse de la familia.

2. ESTRUCTURA, ORGANIZACIÓN Y FUNCIÓN DE LA ORIENTACIÓN DE ESTOS ALUMNOS.

Como hemos visto, el sistema de orientación requiere de la participación de varios profesionales. Por tanto, se hace necesario dotar al sistema de una estructura y organización que haga efectivo el trabajo.

2.1 Estructura y organización de la orientación de los ACNEEs

Niveles: se establecen los siguientes niveles de relativos a la orientación:

Primer nivel: Aula: la función tutorial y orientadora corresponde a todos los profesores, como un aspecto inherente a la función docente. Todo profesor cuenta con esa función, sin perjuicio de asignarla de modo más expreso y formal al profesor tutor.

Segundo nivel: Centro: se señala la posible necesidad de una cualificación especializada para algunas de las actividades orientadoras y de intervención psicopedagógica que no se pueden pedir en el profesor ordinario. Por ello aparecen en los DO coordinados por un profesor especialmente cualificado. También se puede hablar de los profesores de apoyo como figuras relevantes en el proceso orientador.

Tercer nivel: Sector: en ocasiones, incluso con la mejor dotación de recursos y cualificación del profesorado de los centros, se plantean demandas que requieren de un EOEP especializado, específicamente preparado y competente para ello. Además, salvo excepciones, los centros de EI y EP no cuentan con DO.

  1. Primer nivel: la acción tutorial

Es el eslabón primero y fundamental del sistema de orientación. Se considera una labor inseparable de la docente, de manera que todos los profesores se consideran tutores, aunque sobre uno de ellos recaiga la función de coordinar esa tarea educativa en un grupo determinado.

La acción tutorial ha de estar planificada y por ese motivo ha de plasmarse en un PAT (Plan de Acción Tutorial) en el marco del PCE. El PAT ha de hacerse en el marco de objetivos educativos comunes. El MEC propone que la acción tutorial ha de desarrollar objetivos vinculados a 4 grandes ámbitos: el desarrollo psicosocial de los alumnos, la personalización y optimización de los procesos de aprendizaje, la coordinación de la acción docente y la orientación familiar. El PAT es el marco en el que se especifican los criterios y procedimientos para la organización y funcionamiento de las tutorías.

– EP:

o Tenderá a favorecer la integración y participación de los alumnos y el seguimiento personalizado de su proceso de aprendizaje.

o Deberá concretar medidas que permitan mantener una comunicación fluida con las familias.

o Deberá asegurar la coherencia educativa en el desarrollo de las programaciones.

– ES: Además de lo expuesto para primaria en secundaria el PAT:

o El programa de actividades con alumnos deberá contemplar tanto las que se realizan con el grupo en la hora semanal de tutoría, como aquellas previstas para atender individualmente a los alumnos.

o Facilitar la toma de decisiones respecto a su futuro académico y profesional.

  1. Segundo nivel: Centro

La complejidad de la educación hace necesario que el sistema esté dotado de estructuras de soporte, a través de profesionales especializados que ayuden al profesorado, le apoyen, asesoren y cooperen con él, en el propio centro escolar o fuera de él. La Admón. ha optado por dos modelos diferentes:

Centro de EI y EP: Equipos: en los centros ordinarios que escolarizan ACNEEs se incorporan maestros de PT, de AL, fisioterapeutas, cuidadores, profesores de compensatoria… Incluso con esta dotación de recursos en del centro, hay ocasiones en que las necesidades del centro requieren del EOEP, que además de sus responsabilidades en cada centro, tienen encomendadas otras responsabilidades dentro del sector al que pertenecen. Estos equipos pueden ser generales o de atención temprana.

o Composición (generales y específicos):

§ Profesores de Psicología y Pedagogía.

§ Profesores Técnicos de servicios a la comunidad (trabajadores sociales de los antiguos equipos multiprofesionales).

§ En ocasiones cuando el cumplimiento de determinadas funciones así lo requiera: maestros de AL, PT, médico.

o Funciones: en relación al sector y con los centros educativos. A cada equipo se le asigna un determinado sector donde cumplirá funciones generales y cada miembro se dedica a uno o varios centros, a los que pueda atender con regularidad.

Centros de ES: departamentos: la acción de los profesionales especialistas se integran en el DO.

o Composición:

§ Al menos un profesor de Psicología o Pedagogía.

§ Profesores de los ámbitos: sociolingüístico, científico- técnico y área práctica (cuando hay diversificación curricular).

§ Maestros de PT y AL (cuando son centros preferentes de hipoacúsicos o motóricos).

§ Profesores de compensatoria y Profesor Técnico de servicios a la comunidad: cuando el centro escolariza un número importante de alumnos con necesidades educativas asociadas a desventaja social y cultural.

§ Profesores de Formación y Orientación laboral: cuando el centro tienen ciclos formativos.

La labor de todos estos profesionales se llevará a cabo en colaboración con el tutor, principal protagonista de la acción tutorial, que coordina y promueve la acción educativa en su grupo de alumnos.

Centros específicos de EE: pueden tener una doble modalidad de atención: o son atendidos por el EOEP o tienen su propio DO con la siguiente composición:

o Psicólogo o pedagogo (suele ser un maestro orientador en comisión de servicios), el profesorado especializado en AL, que tendrá funciones de apoyo, el trabajador social y el fisioterapeuta.

  1. Tercer nivel: EOEP

Tanto los DO como los EOEP, ya sean generales o de atención temprana pueden requerir la colaboración de equipos específicos (deficiencia auditiva, visual, motórica y alteraciones graves del desarrollo). Estos equipos a diferencia de los anteriores tienen un carácter provincial y las demandas son canalizadas a través del SUPE (Servicio de Unidad de Programas Educativos).

EP:

o CCP: entre sus competencias se encuentran: elaborar la propuesta de organización de la orientación educativa y del plan de acción tutorial y elevar al Consejo Escolar una memoria sobre su funcionamiento al final de curso.

o Orientadores y tutores: elaboran los planes de orientación y tutoría, que han de estar incluidos en el PCC.

o Director: responsable último de que la orientación forme parte de la acción educativa.

o Jefe de estudios: coordinador de las actividades de orientación y del PAT.

o Coordinador de ciclo: debe coordinar las funciones de tutoría de los alumnos (según el RO de las EEI y CEP).

ES:

o CCP: da directrices para la elaboración del plan de orientación.

o DO: encargado de elaborar el plan de orientación.

o Equipo docente: implicación y colaboración en la orientación. Tiene responsabilidad sobre un determinado grupo de alumnos.

o Tutor: encargado y máximo responsable de un grupo de alumnos.

o Profesionales especializados: en ocasiones por su complejidad y a pesar de contar con la ayuda del Equipo Docente y el respaldo del Equipo Directivo, determinadas funciones y acciones tutoriales de orientación requieren la intervención de profesionales especializados.

2.2 Funciones de la orientación de ACNEEs

  1. Primer nivel: la acción tutorial.

Funciones del tutor en EI y EP: el Jefe de Estudios coordina el trabajo de los tutores y mantiene las reuniones periódicas necesarias para el buen funcionamiento de la acción tutorial. RD 82/1996, de 26 de Enero por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de las Escuelas de Educación Infantil y de los Colegios de Educación Primaria.

– Con los alumnos:

o Coordinar el proceso de evaluación de los alumnos de su grupo y adoptar la decisión que proceda acerca de la promoción de un ciclo a otro, previa audiencia con sus padres.

o Atender a las dificultades de aprendizaje de los alumnos, para proceder a la adecuación personal del currículo.

o Facilitar la integración de los alumnos en el grupo y fomentar su participación en las actividades del centro.

o Orientar y asesorar a los alumnos sobre sus posibilidades educativas.

o Encauzar los problemas e inquietudes de los alumnos.

o Atender y cuidar a los alumnos en los periodos de recreo y en otras actividades no lectivas.

– Con los profesores:

o Participar en el desarrollo del PAT y en las actividades de orientación, bajo la coordinación del Jefe de estudios. Podrán contar con la colaboración del EOEP.

o Colaborar con el EOEP en los términos que establezca la jefatura de estudios.

o Informar a los maestros del grupo de todo aquello que les concierne en relación con las actividades docentes y el rendimiento académico.

– Con los padres:

o Informar a los padres del grupo de todo aquello que les concierne en relación con las actividades docentes y el rendimiento académico.

o Facilitar la cooperación educativa entre los maestros y los padres de los alumnos.

Funciones del tutor en ES: se recoge en el RO 82/1996, de 26 de Enero, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los IES. Desempeña funciones similares a las anteriores aunque con algunos cambios:

– Se añade la función de coordinar las sesiones de evaluación de su grupo y también las actividades complementarias. Colaborar con el DO en los términos que establezca la Jefatura de Estudios. Orientar y asesorar a los alumnos sobre sus posibilidades académicas y profesionales.

– Y se elimina el tomar decisiones sobre la promoción, ya que es competencia de la Junta de profesores, el atender a las dificultades de aprendizaje de los alumnos, y el atender y cuidar a los alumnos en los periodos de recreo.

Funciones del tutor en los ciclos formativos de FP: el tutor de cada grupo asumirá las siguientes funciones:

– La elaboración del programa formativo del módulo, en colaboración con el profesor de FOL y con el responsable designado a estos efectos por el centro de trabajo.

– La evaluación de dicho módulo.

– La relación periódica con el responsable designado por el centro de trabajo para el seguimiento del programa formativo.

– La atención periódica, en el centro educativo, a los alumnos durante el periodo de realización de la formación en el centro de trabajo.

  1. Segundo nivel: Equipos y Departamentos.

Como se ha dicho con anterioridad, en este segundo nivel la Admón. ha optado por dos modelos diferentes en función de los centros:

EOEP (centros de EI y EP).

– Funciones de apoyo especializado:

o Su intervención se desarrolla siempre en el marco de las actividades de planificación educativa y desarrollo curricular que se lleven a cabo en los centros: PEC, PCE, Plan de Atención a la Diversidad, PA, ACIs.

o Su apoyo especializado se realiza a través de su participación en la CCP y pueden organizarse en tres bloques:

§ Funciones de colaboración en los procesos de elaboración, aplicación, evaluación y revisión de los PC y Planes de Atención a la Diversidad.

§ Funciones relacionadas con la atención individualizada a alumnos.

§ Funciones dirigidas a promover la cooperación entre los centros educativos y las familias.

– Funciones en relación con el sector:

o A cada equipo se le asigna un sector y a cada miembro uno o varios centros. Aparece la posibilidad de que existan en el sector centros de actuación intensiva, que podrían requerir la presencia de un orientador hasta 4 días a la semana.

o Funciones de evaluación psicopedagógica de ACNEEs y a su orientación hacia la modalidad de escolarización más adecuada.

o Funciones de colaboración y coordinación con otras instancias e instituciones.

o Funciones relacionadas con la elaboración y difusión de materiales psicopedagógicos que sean de utilidad para el profesorado.

o Los EAT tienen entre sus funciones: conocer la población infantil de “riesgo” de la zona y planificar acciones para la prevención, detección e intervención temprana en ACNEEs.

o En colaboración con estos equipos, los maestros de apoyo a la integración (PT y AL) ejercen también funciones de apoyo y asesoramiento a los tutores en todo lo referente a las AC de los ACNEEs.

DO (centros de ES).

– Las funciones del DO son:

o Formular propuestas al Equipo Directivo y al claustro relativas a la elaboración o modificación del PEC y la Programación Anual.

o Elaborar de acuerdo con las directrices de la CCP y en colaboración con los tutores, las propuestas de organización de la Orientación educativa, Psicopedagógica, Profesional y del PAT y elevarlas a la CCP para su discusión y posterior inclusión en los PCE.

o Contribuir al desarrollo de la Orientación Educativa, Psicopedagógica y Profesional de los alumnos, especialmente en lo que concierne a los cambios de ciclo o etapa, y a la elección entre las distintas opciones académicas, formativas y profesionales.

o Contribuir al desarrollo del POAP, del PAT y del PAD (Plan de Atención a la Diversidad).

o Elaborar la propuesta de criterios y procedimientos para realizar las AC para los ACNEEs y elevarla a la CCP para su inclusión en los PCE.

o Colaborar con los profesores del instituto en la prevención y detección de problemas de aprendizaje, y en la programación y aplicación de AC dirigidas a los alumnos que lo precisen (ACNEEs y los que sigan programas de diversificación).

o Realizar la evaluación psicopedagógica previa.

o Asumir la docencia de los grupos de alumnos que le sean encomendados.

o Participar en la elaboración del consejo orientador sobre el futuro académico y profesional de los alumnos.

o Formular propuestas a la CCP sobre los aspectos psicopedagógicos del PC.

o Promover la investigación educativa.

o Organizar y realizar actividades complementarias en colaboración con el departamento correspondiente.

o En los institutos donde se imparte FP específica, coordinar la Orientación Laboral y Profesional con aquellas otras administraciones e instituciones competentes en la materia.

o En los institutos que tengan residencia adscrita, colaborar con los profesionales que tengan a su cargo la atención educativa de los alumnos internos.

o Elaborar el plan de actividades del departamento, y al final de curso, una memoria en la que evalúe el desarrollo del mismo.

  1. Tercer nivel: Equipos Específicos.

Su ámbito de actuación es provincial y realizan el asesoramiento e intervención a instancias de los Equipos Generales y de Atención Temprana, de los DO de los centros de ES y de EE. Sus funciones son:

– La evaluación multidisciplinar de alumnos con alguna discapacidad específica, para determinar tanto la modalidad de escolaridad más idónea como los recursos pedagógicos necesarios.

– La elaboración de las AC: tanto medidas de índole general en el centro o en el aula, como adecuaciones específicas para un solo alumno.

– El diseño de materiales adaptados a las necesidades de los alumnos.

– El seguimiento de estos alumnos a lo largo de las distintas etapas y ciclos.

– Asesoramiento técnico en colaboración con los EOEP generales y EAT, a los centros y aulas de EE y de integración.

– Formación de profesores o padres y elaboración, difusión y aplicación de materiales de utilidad para los procesos instructivos y educativos.

CONCLUSIÓN

Como hemos visto, el sistema educativo dispone de un sistema de orientación estructurado en diferentes niveles de funcionamiento y de organización, que permite potenciar los aspectos más personalizadotes de la educación, contribuyendo a la formación integral de los alumnos y potenciando la atención a la diversidad. En el caso de los ACNEEs, la acción tutorial, es complementada con la intervención de los miembros de los EOEP generales, de atención temprana y específicos y con los DO en su caso, que aportan asesoramiento y apoyo técnico imprescindible para dar respuesta a las n.e.e de dichos alumnos.

BIBLIOGRAFÍA

Para la elaboración del presente tema he recurrido a los siguientes manuales y documentos:

– MEC “La Orientación Educativa e Intervención Psicopedagógica” (1990). MEC: Madrid.

– MEC “Orientación y tutoría” (1992). MEC: Madrid.

– Álvarez, M. y Bisquerra, R. “Manual de Orientación y Tutoría” (1996). Praxis: Barcelona.

– Velaz de Medrano, C. “Orientación e intervención psicopedagógica: concepto, modelos, programas y evaluación”. Aljibe: Málaga.

Para la elaboración del presente tema he recurrido a las siguientes referencias legislativas:

– Ley Orgánica 1/1990, de 3 de Octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE).

– RO 82/1996, de 26 de Enero, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de las Escuelas de Educación Infantil y de los Colegios de Educación Primaria.

– RO 83/1996, de 26 de Enero, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los Institutos de Educación Secundaria.

– Ley Orgánica 10/2002, de 23 de Diciembre, de Calidad de la Educación (LOCE).

– Ley Orgánica 2/2006, de 3 de Mayo, de Educación (LOE).