Toda la documentación que encontrarás en Oposinet la puedes tener en tu ordenador en formato word. De esta forma podrás modificarla y trabajar con ella con más comodidad.


Ponte en contacto con nosotros a la dirección y te la enviaremos. A cambio te pedimos que compartas tu información, enviándonos documentos interesantes para la preparación de estas oposiciones: temas, programaciones didácticas, exámenes... Es imprescindible que estos documentos no posean derechos de autor, que no existan ya en la web y que sean realmente interesantes para la preparación de las oposiciones.


Otra opción para conseguir los documentos en formato word es hacernos una donación de 19,5 €, con la cual mantendremos esta web y compraremos nuevos materiales para ponerlos al alcance del resto de la comunidad. Importante: con la donación te proporcionaremos TODOS los documentos que hayamos publicado de una de las especialidades de oposiciones. Los documentos publicados en formato pdf no te los proporcionamos en formato Word sino en pdf.




Tema 6 – La orientación en el proceso educativo de los alumnos y de las alumnas con necesidades educativas especiales. Estructura y organización y función de la orientación de estos alumnos.

Introducción.

La necesidad de adaptar el sistema educativo a las demandas y retos que plantea la sociedad actual ha sido una de las causas que más ha estimulado la reforma educativa llevada a cabo por la administración con la Ley Orgánica 1/1990 de 3 de octubre de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE), y la posterior Ley Orgánica 10/2002 de 23 de Diciembre de Calidad de la Educación (LOCE).

El desarrollo del programa de integración y su posterior generalización ha supuesto también un replanteamiento en el concepto de educación, ampliándose o asumiendo otros aspectos que quedaban relegados a un segundo plano en la práctica docente.

Uno de estos conceptos es el de la orientación, el cual cobra especial relevancia cuando se trata de educar a un conjunto de alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales. Por ello nosotros como profesionales que intervienen de forma directa en la educación de estos alumnos, debemos conocer este proceso de orientación de los alumnos, su estructura, organización y función, así como los agentes que la llevan a cabo.

Durante el tema vamos a describir como es la orientación en el proceso educativo de los alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales desde una doble perspectiva, como actividad educativa, y como prevención educativa, para posteriormente analizar la estructura, organización y función de la actividad orientadora, sobre todo los niveles de organización y funcionamiento, para terminar hablando de los departamentos de orientación y los equipos psicopedagógicos de sector.

1. La orientación en el proceso educativo de los alumnos y de las alumnas con necesidades educativas especiales.

1.1. Concepto de orientación.

Son muchos los autores que desde diferentes contextos podrían citarse para definir el término orientación, sin embargo referida al sujeto y en un sentido amplio Mª Teresa Allué (1985) lo define como: “la ayuda sistemática, inserta en el proceso educativo, que se ofrece a una persona para que llegue a un mejor conocimiento de sus características y potencialidades, a la aceptación de su propia realidad y al logro de la capacidad de autonomía. Todo ello enfocado al desarrollo integral de su personalidad y a una contribución eficaz a la sociedad en que vive.”

Las directrices básicas en las que se apoya actualmente el proceso de orientación están recogidas en el Libro Blanco para la reforma del Sistema Educativo, en él se recogen las funciones de tutoría, los departamentos de orientación en los centros y los equipos de sector. También los documentos elaborados por el MEC, las conocidas como “Cajas rojas”, dedican un capítulo especial a la orientación y tutoría.

El proceso de orientación educativa se refiere a dos elementos principales:

· Individualización: se educa a personas concretas con características peculiares.

· Educación integral: se educa a la persona completa, integrando los distintos ámbitos de desarrollo.

De esta forma vemos que el proceso de orientación con los a.c.n.e.e. es el mismo que se estructura para todo el conjunto de alumnos. Es un proceso que se desarrolla intrínsecamente al currículum.

La orientación educativa es recogida en la Ley 1/1990 de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE), en sus artículos 55 y 60, y también lo es en la Ley 10/2002 de 23 de diciembre, de Calidad de la Educación (LOCE) en el artículo 56. ambas plantean que orientación y tutoría forman parte de la función docente, centrada en la orientación académica, psicopedagógica y profesional.

1.2. Objetivos generales de la orientación a a.c.n.e.e.

La orientación educativa se concibe como parte sustancial del currículo escolar, haciendo hincapié en la enseñanza de estrategias para el aprendizaje y técnicas de estudio, así como la educación en actitudes, normas y valores muy relacionados con el proceso de toma de decisiones sobre el futuro educativo y profesional de los alumnos. Así pues se pueden enunciar los objetivos de la intervención orientadora en tres grandes ámbitos:

· Favorecer el desarrollo individual del alumno. Y esto es posible contribuyendo a la personalización de la educación y haciendo de esta un proceso de apoyo integral planificado, sistemático y continuo.

· Compensar los déficit del alumno ajustando la respuesta educativa a sus necesidades y favoreciendo los procesos de madurez personal y de toma de decisiones.

· Prevenir el fracaso, la inadaptación y las dificultades de aprendizaje. Una intervención preventiva requiere actuar en todos los niveles de concreción del currículo: el PEC, el PCC, las programaciones de aula y las AC.

1.3. Técnicas e instrumentos de orientación.

Ya hemos visto cuales son los objetivos y características de la orientación educativa, ahora vamos a describir brevemente cuáles son las técnicas e instrumentos que nos pueden ayudar a conseguir los objetivos propuestos.

Estas técnicas e instrumentos deberán cumplir una serie de condiciones básicas como la complementariedad, pudiéndose combinar métodos cualitativos y cuantitativos; la validez ecológica, respondiendo a las variables contextuales del entorno en el que se aplica; y estructuración, es decir, deben estar claramente definidos respecto a objetivos, contenidos, procedimientos, etc…

Entre las técnicas e instrumentos que pueden utilizarse vamos a destacar los siguientes:

– Los test

– Las técnicas de observación entre las que se encuentran los anecdotarios, las listas de control, o escalas de valoración.

– Las técnicas de análisis grupal como los sociogramas, cuestionarios de autovaloración del grupo o los cuestionarios de atmósfera grupal.

– Las técnicas de recogida de información, entre las más utilizadas están los protocolos de recepción, entrevista, cuestionarios, trabajos y tareas escolares, documentos oficiales, etc…

– Las técnicas de dinámica de grupos, entre las que destacamos el debate, la mesa redonda, el coloquio, el Phillips 6/6, Role-player y el torbellino de ideas, ya que son los mas utilizados.

– Los programas estructurados, y prediseñados como programas para enseñar a pensar, programas de técnicas de trabajos instrumentales (TTI), programas de estrategias de aprendizaje, programas específicos para dificultades de aprendizaje, programas de orientación académico profesional, programas de habilidades sociales y programas de tutoría.

– Y por último destacamos el papel de las tecnologías de la información y la comunicación, (TICs), las cuales ayudan en la orientación facilitando el almacenamiento y recuperación de gran cantidad de datos, programas asistidos por ordenador, comunicación y coordinación entre los profesionales a través de los correos electrónicos, foros de discusión o grupos de noticias, cursos de formación a distancia, y la investigación a través de la difusión en Internet.

2. Estructura y organización y función de la orientación de estos alumnos.

Ya hemos definido el concepto de orientación educativa y las técnicas e instrumentos que la favorecen, ahora vamos a ver como se estructura y organiza, y cuales son las funciones de los implicados en la misma.

Hemos visto como el sistema de orientación requiere de la participación de varios profesionales para llevar a cabo la labor orientadora. Por ello es necesario dotar a la orientación de una estructura y organización que haga efectivo el trabajo, así como de una delimitación de las funciones de cada participante para alcanzar los objetivos previstos.

Los niveles y organización que el MEC ha establecido para el desarrollo de la orientación educativa a los a.c.n.e.e. toma como punto de partida las estructuras organizativas ya existentes en el sistema educativo ordinario.

En un centro escolar varios profesionales tienen responsabilidades institucionales en relación con la orientación e intervención psicopedagógica:

– La Comisión de Coordinación Pedagógica tiene entre sus competencias elaborar la propuesta de organización de la orientación educativa y del plan de acción tutorial, elevar al Consejo Escolar una memoria sobre su funcionamiento al final del curso. Por tanto los planes de orientación y tutoría han de estar incluidos en el Proyecto Curricular.

– El Director del centro es el responsable último de que la orientación forme parte de la acción educativa.

– El Jefe de Estudios es el coordinador de las actividades de orientación y del plan de acción tutorial.

– El Coordinador de Ciclo debe coordinar las funciones de tutoría de los alumnos.

En el caso de los centros de Educación Secundaria Obligatoria la Comisión de Coordinación Pedagógica da directrices para la elaboración y es el Departamento de Orientación el que se encarga de elaborar el Plan de Orientación.

Además el sistema de orientación necesita la implicación y colaboración de todo el equipo docente, aunque sea el tutor el encargado y máximo responsable, y en ocasiones es necesaria también la participación de otros profesionales especializados.

Así hablamos de tres niveles en la organización y estructura de la orientación: un primer nivel de actuación en el aula con la acción tutorial; un segundo nivel en el centro con el EOEP, EAT y DO; y un tercer nivel, actuando en el sector con los EOEP específicos (de visuales, auditivos, motóricos y TGD).

3.1. La acción tutorial.

La acción tutorial, es entendida como el eslabón primero y fundamental del sistema de orientación. La LOGSE nos indica que “la tutoría y orientación de los alumnos/as formará parte de la función docente”, de tal manera que todos los profesores son tutores y orientadores, siendo uno de ellos el encargado de coordinar toda la tarea educativa.

Una de las características del proceso orientador es que debe estar planificado, por tanto también la orientación dentro de la acción tutorial debe quedar reflejada en el Plan de Acción Tutorial, el cual es el marco en el que se especifican los criterios y procedimientos para la organización y funcionamiento de las tutorías. Ha de desarrollar objetivos dirigidos a cuatro ámbitos: el desarrollo psicosocial de los alumnos, la personalización y optimización de los procesos de aprendizaje, la coordinación de la acción docente, y la orientación familiar.

Como ya hemos indicado anteriormente el eje central de la orientación educativa es el tutor, ya que su posición posibilita guiar al alumno en su desarrollo. Por tanto sus funciones están orientadas hacia los alumnos, pero también hacia los profesores y los padres.

Las funciones del tutor en Educación Infantil, Primaria y Secundaria, vienen reguladas por el R.D. 82/96, de 26 de enero, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de las Escuelas de Educación Infantil y de los Colegios de Educación Primaria. Y el R.D. 83/96, de 26 de enero, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los Institutos de Educación Secundaria. Estas funciones están relacionadas tanto con los alumnos, como con los profesores y los padres.

Su misión con los alumnos consiste en intervenir en el desarrollo del niño, posibilitando su integración en el grupo escolar, favoreciendo sus procesos de aprendizaje y autoconocimiento, aceptación de sí mismo y autoestima, y desarrollando sus actitudes de participación en el entorno y su capacidad para tomar decisiones sobre su futuro educativo y profesional.

Esto puede llevarse a cabo a través de una educación para la vida, la capacitación para el propio aprendizaje y una educación de apoyo con procesos instruccionales alternativos, la aplicación de métodos específicos y trabajo individualizado de apoyo y refuerzo de tareas. Todo ello enmarcado dentro de las líneas de acción tutorial que propone la administración con la LOGSE: enseñar a ser persona, enseñar a convivir, enseñar a pensar, enseñar a comportarse y enseñar a decidirse.

La intervención no será necesariamente individualizada, sino que también puede hacerse en grupo e incluso con otros profesores y padres.

Entre las funciones del tutor con respecto a los alumnos vamos a destacar las siguientes:

· Coordinar el proceso de evaluación de los alumnos de su grupo y adoptar la decisión que proceda acerca de la promoción de los alumnos de un ciclo a otro, previa audiencia de sus padres o tutores.

· Atender a las dificultades de aprendizaje de los alumnos.

· Facilitar la integración de los alumnos en el grupo y fomentar su participación en las actividades del centro.

· Orientar y asesorar a los alumnos sobre sus posibilidades educativas.

· Encauzar los problemas e inquietudes de los alumnos.

La función del tutor hacia los profesores es principalmente coordinar el ajuste de programas y evaluaciones, así como mediar en conflictos y colaborar con otros tutores, desarrollando líneas de acción comunes en el marco del PEC. También participar en el desarrollo del PAT y en las actividades de orientación, y colaborar con el EOEP.

Con respecto a los padres su principal función es la de establecer relaciones fluidas, implicándoles en actividades de apoyo a la educación e informarles de todo lo referente a la educación de sus hijos, mediante reuniones en gran grupo, grupos de discusión sobre temas formativos y entrevistas individuales.

En Educación Secundaria las funciones son básicamente las mismas que en E.P., pero se eliminan aquellas referentes a la promoción de los alumnos, la atención a las dificultades de aprendizaje ni la atención y cuidado de los alumnos en los periodos de recreo, y se incluye, entre otras, la coordinación de las sesiones de evaluación y actividades complementarias.

3.2. Equipos y departamentos de orientación.

Como hemos indicado anteriormente el segundo nivel en la estructura de la orientación educativa es el centro con los equipos y departamentos.

La complejidad de la educación hace necesario que el sistema educativo esté dotado de estructuras de soporte, a través de profesionales especializados en el propio centro escolar o fuera de él: personas y estructuras que ayuden al profesorado, le apoyen, le asesoren y cooperen con él. En este segundo nivel la administración ha optado por dos modelos diferentes en función de los centros.

En los centros ordinarios de Educación Infantil y Primaria que escolarizan alumnos/as con NEE asociadas a discapacidad y/o desventaja social, se incorporan maestros de P.T., A.L., fisioterapeutas, cuidadores, maestros de compensatoria, etc… Ahora bien, incluso con esta dotación de recursos en el centro hay ocasiones en las que se requiere la participación del Equipo de Orientación Educativa y Psicopedagógica (EOEP), o el Equipo de Atención Temprana (EAT).

Los EOEP y EAT están regulados por la Orden Ministerial de 9 de diciembre de 1992, por la que se regula la estructura y funciones de los equipos de orientación educativa y psicopedagógica, y están constituidos por profesores especialistas en psicología y pedagogía, profesores técnicos en servicios a la comunidad, maestros especialistas en audición y lenguaje, profesores de apoyo a la atención temprana, y en algunos participan médicos. Todos estos recursos dependen de las necesidades del sector.

Sus funciones tienen como finalidad colaborar con los centros en el logro de sus objetivos educativos y se centran en asegurar la respuesta educativa adecuada a los alumnos mediante el apoyo y asesoramiento a la actividad orientadora e intervención psicopedagógica realizada en los mismos. Estas funciones tienen dos planos de intervención. Funciones de apoyo especializado y funciones en relación con el sector.

Las funciones generales en el ámbito sectorial son:

§ Colaborar en el apoyo y en el asesoramiento de los profesores.

§ Elaborar, adaptar y difundir materiales e instrumentos de orientación educativa e intervención psicopedagógica que sean de utilidad para los profesores.

§ Facilitar el acceso a los alumnos a la educación infantil, así como el paso posterior a la educación primaria y a la educación secundaria.

§ Contribuir a la coordinación de los proyectos curriculares entre los centros de educación primaria y educación secundaria.

§ Impulsar la colaboración e intercambio de experiencias entre los centros del sector.

§ Atender a las demandas de evaluación psicopedagógica de los alumnos y proponer la modalidad de escolarización más conveniente.

§ Colaborar en el desarrollo de programas formativos de padres.

Por otro lado son funciones de los equipos en su apoyo especializado a los centros educativos de educación infantil y primaria:

§ Colaborar en los procesos de elaboración, evaluación y revisión de los proyectos curriculares.

§ Colaborar con los tutores en el establecimiento de los planes de acción tutorial, así como de otros elementos de apoyo para la realización de actividades docentes de refuerzo, recuperación y adaptación curricular.

§ Asesorar al profesorado en el diseño de procedimientos e instrumentos de evaluación.

§ Asesorar al profesorado en el tratamiento flexible y diferenciado de la diversidad.

§ Colaborar en la orientación educativa profesional de los alumnos.

§ Colaborar en la prevención y en la pronta detección de dificultades o problemas de desarrollo personal y aprendizaje y participar en función de los resultados en la elaboración de adaptaciones curriculares y en la programación de actividades de refuerzo y recuperación.

§ Colaborar en el seguimiento de los alumnos con NEE y orientar su escolaridad al comienzo de cada etapa educativa.

§ Promover la cooperación entre escuela y familia.

En lo que respecta a los Equipos de Atención Temprana, sus funciones específicas son: conocer la población infantil de riesgo de la zona, y planificar acciones para la prevención, detección e intervención tempranas en niños con necesidades educativas especiales.

En los centros de Educación Secundaria, la acción de los profesionales especialistas se integran en el Departamento de Orientación (D.O.).

Su principal objetivo es dinamizar las estructuras del centro, potenciando el trabajo de los tutores y haciendo realidad el proyecto educativo de centro para todos los alumnos. Y contribuirá a tratar las necesidades educativas de los alumnos, tanto ordinarias como especiales, dentro de un continuo de educación e intervención psicopedagógica.

Las funciones del departamento de orientación se desarrollan en el ámbito del centro, de profesorado, del alumnado, y de las familias.

Con respecto al centro sus funciones principales son contribuir al proyecto educativo sobre todo en lo referente a las adaptaciones curriculares, asesorar técnicamente a los órganos directivos, contribuir a los elementos de personalización de la educación, asesorar y orientar en el diseño de métodos y procesos de evaluación, así como promover la cooperación entre la escuela y la familia.

Con el profesorado el departamento debe estimular el ejercicio de la función tutorial, asesorando a los profesores, proporcionándoles material e información sobre la evaluación psicopedagógica de los alumnos, facilitarles la utilización en el aula de técnicas específicas de estudio, hábitos de trabajo, dinámica de grupos y otras semejantes, colaborar con la orientación vocacional y laboral de los alumnos, asesorarles en el tratamiento flexible y diferenciado de la diversidad, colaborar en la detección y prevención de dificultades de desarrollo personal o de aprendizaje y la apropiada intervención para tratar dichas dificultades, así como cooperar en las adaptaciones curriculares, en la programación de actividades de recuperación y refuerzo, en programas de enseñar a pensar y aprender, y en la mejora de la interacción social en los centros.

Con los alumnos, sus funciones principales son, potenciar la orientación, ayudar a los alumnos en los momentos de mayor riesgo y dificultar como llegada al centro, el cambio de ciclo, la optatividad o selección de itinerarios formativos y profesionales, colaborar en las actividades de recuperación y en intervenciones educativas específicas que precisen una cualificación especial, realizar la evaluación psicopedagógica y orientar la escolarización de los alumnos con NEE, y realizar el seguimiento del alumno de cara a evaluar y actualizar las ACI.

Por último la actuación con las familias se centra en cooperar en la relación tutores-familias en la solución de problemas que afecten a los alumnos, orientar a las familias de los alumnos de forma individual o colectiva para que asuman responsabilidades de la educación y orientación de sus hijos, demandarles colaboración para las diversas actividades y programas que se realizan en el centro, así como potenciar la relación y comunicación entre padres, contribuir a su formación como adultos con responsabilidad educativa.

Por otro lado los Centros Específicos de Educación Especial, pueden tener una doble modalidad de atención: o bien son atendidos por el EOEP si son pequeños, o tienen creado su propio DO.

3.3. Equipos de orientación educativa y psicopedagógica específicos.

Y por último el tercer nivel organizativo de la orientación educativa son los equipos de orientación educativa y psicopedagógica específicos, los cuales tienen un carácter provincial. Las demandas a los mismos son canalizadas a través del Servicio de la Unidad de Programas Educativos (SUPE), y encontramos cuatro tipos distintos: de deficiencia auditiva, deficiencia motórica, deficiencia visual y alteraciones graves del desarrollo (TGD)

Estos equipos realizan el asesoramiento e intervención a instancias de los EOEP, EAT y DO, y entre sus funciones destacamos las siguientes las de evaluación multidisciplinar de alumnos con alguna deficiencia específica, para determinar tanto la modalidad de escolarización más idóneo como los recursos pedagógicos necesarios, la elaboración de adaptaciones curriculares aplicables tanto a medidas de índole general en el centro o en el aula como adecuaciones específicas que han de realizarse para un solo alumno, el diseño de materiales adaptados a las necesidades de los alumnos, el seguimiento de los alumnos a lo largo de las distintas ciclos y etapas educativas, asesoramiento técnico en colaboración con los EOEP y EAT, a los centros y aulas de educación especial y de integración y la formación de profesores y padres y elaboración, difusión y aplicación de materiales de utilidad para los procesos instructivos y educativos.

Conclusión.

Como conclusión apuntar que la característica principal que la LOGSE quiere subrayar del proceso de orientación educativa, es que la educación no se reduce a la instrucción, sino que los objetivos han de hacer referencia al desarrollo de capacidades, tanto en el ámbito de conceptos, como de procedimientos y actitudes, que incluyen normas y valores. Además es importante tener en cuenta que se trata de educar a personas concretas, con unas características determinadas, y que en algún momento de su escolaridad pueden precisar de respuestas educativas personalizadas e individuales.

De esta forma el concepto de orientación se sitúa en un proceso de acercamiento al currículum ordinario a las peculiaridades de los alumnos, sirviendo también para que los profesores de los centros puedan cumplir mejor su misión educativa, adaptándola a las necesidades de los alumnos y contextos concretos.

Por ello la orientación se ejerce a todos los niveles de la educación. En el grupo clase por los profesores tutores; en el centro escolar por los departamentos de orientación y los equipos interdisciplinares, los cuales actúan también en el ámbito del sector.

Y por último recordar que la orientación es un proceso que incide en los alumnos, los profesores, el centro escolar, la comunidad escolar y las familias.

Bibliografía.

Para la elaboración del tema hemos consultado las siguientes fuentes bibliográficas y legislativas:

· ALLUÉ, M.T.: Orientación y tutoría.

· ALVAREZ, M. Y BISQUERRA, R.: Manual de orientación y tutoría. Ed. Praxis. Barcelona. 1996.

· MEC: Orientación y tutoría. Madrid. 1992.

· Ley Orgánica 1/1990 de 3 de octubre de Ordenación General del Sistema Educativo

· Ley Orgánica 10/2002 de 23 de Diciembre de Calidad de la Educación

· Orden Ministerial de 9 de diciembre de 1992, por la que se regula la estructura y funciones de los equipos de orientación educativa y psicopedagógica

· R.D. 82/96, de 26 de enero, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de las Escuelas de Educación Infantil y de los Colegios de Educación Primaria

· R.D. 83/96, de 26 de enero, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los Institutos de Educación Secundaria.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.