Toda la documentación que encontrarás en Oposinet la puedes tener en tu ordenador en formato word. De esta forma podrás modificarla y trabajar con ella con más comodidad.


Ponte en contacto con nosotros a la dirección y te la enviaremos. A cambio te pedimos que compartas tu información, enviándonos documentos interesantes para la preparación de estas oposiciones: temas, programaciones didácticas, exámenes... Es imprescindible que estos documentos no posean derechos de autor, que no existan ya en la web y que sean realmente interesantes para la preparación de las oposiciones.


Otra opción para conseguir los documentos en formato word es hacernos una donación de 19,5 €, con la cual mantendremos esta web y compraremos nuevos materiales para ponerlos al alcance del resto de la comunidad. Importante: con la donación te proporcionaremos TODOS los documentos que hayamos publicado de una de las especialidades de oposiciones. Los documentos publicados en formato pdf no te los proporcionamos en formato Word sino en pdf.




Tema 17 – La tutoria como elemento de la función docente, funciones del tutor en primaria y en secundaria, implicaciones educativas: el plan de acción tutorial.

1.- LA TUTORÍA COMO ELEMENTO DE LA FUNCIÓN DOCENTE.

El desarrollo de la función tutorial en nuestro país ha pasado por varias fases.

En los comienzos del sistema educativo español no puede hablarse de la existencia de la acción tutorial, pues el profesor se dedicaba exclusivamente a instruir a los alumnos.Más tarde, en la II República, se implantó un modelo proveniente de la Institución Libre de Enseñanza, que pretendía atender de manera personalizada a los alumnos, atribuyéndole al profesor funciones claramente tutoriales.

Con la llegada del franquismo desapareció nuevamente la figura del tutor, primando fundamentalmente en la educación la tarea instructiva y de transmisión de conocimientos.Fue en 1970, con la Ley General de Educación, cuando se estableció la necesidad de que cada grupo de alumnos tuviera un tutor, aunque más que la atención a los alumnos sus funciones eran burocráticas y administrativas.

En 1990, la Ley Orgánica General del Sistema Educativo (LOGSE) plantea una visión amplia de los fundamentos de la educación general, y define la tutoría como una acción orientadora global inherente al currículo, clave para aglutinar lo instructivo y lo educativo al considerarla como parte de la función docente y como medida de calidad de la enseñanza.A su vez, establece que los poderes públicos prestarán una atención prioritaria al conjunto de factores que favorezcan la calidad y mejora de la enseñanza, señalando para ello, entre otras cuestiones, la orientación educativa y profesional, que será un elemento de la función docente que los centros deben coordinar.

La Ley Orgánica de Educación (LOE) de 2006, no hace sino realzar esta postura y recoge en su título III que, entre las funciones del profesorado, está la tutoría a los alumnos, la dirección y orientación del aprendizaje y el apoyo en su proceso educativo, en colaboración con las familias.Asimismo, expresa el reconocimiento de la función tutorial mediante los oportunos incentivos profesionales y económicos.

La complejidad de la labor educadora, la pluralidad de profesores que atienden a los distintos grupos de alumnos, la variedad de objetivos y el complejo funcionamiento de los centros escolares, aconseja que los profesores dispongan de recursos que potencien las labores inherentes a su tarea educativa.De este modo, la figura del profesor-tutor institucionaliza algunas de las tareas necesarias para una acción educativa que vaya más allá de lo puramente académico, y que ayude al desarrollo de un proyecto de vida de los alumnos más autónomo y responsable.En este sentido, la tutoría debe ser entendida como una acción educativa que debe realizarse de manera colectiva y coordinada, que implique a todos los profesores y al centro educativo en general.Por ello la tutoría debe estar sujeta a una adecuada planificación y organización.

1.1.- TUTORÍA Y FUNCIÓN DOCENTE

Podemos definir la acción tutorial como el conjunto de intervenciones que se desarrollan con el alumnado, con las familias y con el equipo educativo de cada grupo de alumnos, tendentes a:

– Favorecer y mejorar la convivencia en el grupo, el desarrollo personal y la integración y participación del alumnado en la vida del centro.

– Realizar el seguimiento personalizado de su proceso de aprendizaje, haciendo especial hincapié en la prevención del fracaso escolar.

– Facilitar la toma de decisiones respecto a su futuro académico y profesional.

La tutoría ha de ayudar a integrar conocimientos y experiencias de los distintos ámbitos educativos, y también debe contribuir a integrar la experiencia escolar en general y la vida cotidiana fuera de la institución docente.Bajo esta perspectiva, el desarrollo de la función tutorial asegura que la educación sea verdaderamente integral y personalizada, y no queda reducida a una mera instrucción o impartición de conocimientos.Una primera aproximación a las características de la función tutorial nos señala que:

– Ha de ser continua y dirigirse a todos los alumnos y todos los niveles, adecuando todas sus funciones a los diferentes agentes implicados.

– Debe atender las peculiaridades de cada individuo, y también a las características del grupo al que se tutoriza.

– Estas funciones se deben concretar por parte del equipo de tutores en el Proyecto Curricular de Centro.

La finalidad general de la tutoría será la de contribuir a la personalización de la educación y a la atención de las diferencias individuales, y ofrecer una respuesta educativa adaptada a las capacidades, intereses y motivaciones del alumnado, y orientarles adecuadamente en relación con las opciones académicas y profesionales.Más concretamente, el tutor centrará su acción en el aula en la atención a los aspectos del desarrollo, maduración, orientación y aprendizaje de los alumnos, considerándolos individualmente y como grupo.

En este sentido, existen dos dimensiones básicas en la acción tutorial: individual y grupal, y tres campos o ámbitos hacia los que dirigir las actuaciones: el alumnado, las familias y el profesorado, siempre con una perspectiva de interacción y coordinación entre ellos.

Igualmente, algunos de los principios psicopedagógicos que van a definir el alcance de la acción tutorial son:

– La orientación y la tutoría constituyen un proceso dentro de la actividad educativa, que tiene además como misión contribuir al pleno desarrollo de la personalidad del alumno para que pueda participar en su propio aprendizaje, en su vida activa y en la transformación social.

– Para que este objetivo no se quede en meras palabras, la normativa legal de las diversas etapas insiste en la necesidad de asegurar ese desarrollo integral de los alumnos demandando un currículum que no se limite a la adquisición de conceptos y conocimientos académicos, sino que ofrezca una respuesta educativa unitaria a los alumnos.

– Esta respuesta debe aportar elementos educativos de orden cognitivo, afectivo, social y moral que permita a los alumnos desarrollarse de forma equilibrada. A ello ha de contribuir también toda acción educativa ejercida desde la tutoría, para lo cual se deberá incorporar una oferta de temas que sean relevantes para la persona, que estén conectados con las finalidades y objetivos del centro escolar, como son la educación en valores, el autoconocimiento y la autoorientación, etc.

Por todo ello puede decirse que la función tutorial cumple una labor fundamental en la individualización de la enseñanza y en la personalización de la educación, incorporando al desarrollo personal del alumno contenidos curriculares referentes a actitudes, normas y valores.

1.2.- ORGANIZACIÓN DEL SISTEMA DE TUTORÍA EN EL PRINCIPADO DE ASTURIAS.

1.2.1.- EDUCACIÓN PRIMARIA

El decreto 56/2007, de 24 de mayo, por el que se regula la ordenación y establece el currículo de la Educación Primaria en el Principado de Asturias, recoge:

– La acción tutorial orientará el proceso educativo individual y colectivo del alumnado en el conjunto de la etapa, formando la tutoría y orientación parte de la función docente.

– Cada grupo tendrá un maestro/a tutor/a designado por la dirección del centro docente.En los dos primeros ciclos de la etapa, con carácter general, el tutor/a impartirá docencia en, al menos, la mitad del horario curricular semanal del grupo.En el tercer ciclo impartirá, al menos, un tercio del horario curricular semanal.

– El tutor/a del grupo coordinará la intervención educativa del conjunto de maestros/as que impartan docencia en dicho grupo, sin prejuicio de la necesaria coordinación del equipo de profesores del ciclo o etapa.

1.2.2.- EDUCACIÓN SECUNDARIA

El Decreto 74/2007, de 14 de junio, por el que se regula la ordenación y establece el currículo de la Educación Secundaria en el Principado de Asturias, establece que:

– La tutoría y orientación de los alumnos y alumnas forma parte de la función docente, y se incluirá en el Proyecto Educativo del centro.En la ESO la tutoría personal del alumnado y la orientación educativa, psicopedagógica y profesional constituyen un elemento fundamenta en la ordenación de la etapa, y tendrán un papel relevante en cada uno de los cursos para orientar la elección de materias optativas en 4º curso o la transición al mundo laboral al concluir el período de escolarización obligatoria.

– Cada grupo de alumnos/as contará con un tutor/a designado por el titular de la dirección del centro entre el profesorado que imparta docencia a dicho grupo.El tutor será responsable de la coordinación de las acciones del equipo docente que imparta clase en su grupo, y de llevar a cabo la orientación personal del alumnado, con la colaboración del departamento de orientación.

– El tutor/a además, mantendrá una relación permanente con las familias, o tutores legales,de cada uno de sus alumnos con el fin de facilitar el ejercicio del derecho de estar informados sobre el proceso de aprendizaje de sus hijos.Cada tutor/a contará en su horario con un tiempo para desarrollar esta función.

2.- FUNCIONES DEL TUTOR EN EDUCACIÓN PRIMARIA Y EDUCACIÓN SECUNDARIA

El MEC, en el documento Orientación Educativa y Orientación Psicopedagógica, propone que la acción tutorial ha de desarrollar los siguientes objetivos:

– El desarrollo psicosocial de los alumnos.

– La personalización y optimización de los procesos de aprendizaje.

– La coordinación de la acción docente.

– La orientación familiar.

– Favorecerá la integración y participación de los alumnos, y realizará el seguimiento personalizado de su proceso de aprendizaje.

– Facilitará la toma de decisiones del alumno respecto a su futuro académico y profesional.

– Deberá concretar medidas que permitan mantener una comunicación fluida con las familias, tanto con el fin de intercambiar informaciones sobre aquellos aspectos que pueden resultar relevantes para mejorar el proceso de aprendizaje de los alumnos, como para orientarles y promover su cooperación.

– Deberá asegurar una coherencia educativa en el desarrollo de las programaciones de los distintos profesores del grupo, determinando procedimientos de coordinación del equipo educativo que permitan la adopción de acuerdos sobre la evaluación y sobre las medidas que deben ponerse en marcha para dar respuesta a las necesidades educativas de los alumnos.

La funciones de los tutores en el sistema educativo irán encaminadas a cumplir los objetivos de cada etapa educativa, siguiendo las grandes líneas generales de acción tutorial en relación con el desarrollo de dichos objetivos: enseñar a ser persona, enseñar a convivir, enseñar a pensar, enseñar a comportarse y enseñar a decidirse, estos dos últimos específicos de la Educación Secundaria.

2.1.- FUNCIONES DEL TUTOR EN EDUCACIÓN PRIMARIA

El RD 82/1996, de 26 de enero, por el que se aprueba el reglamento orgánico de las escuelas de educación infantil y los colegios de educación primaria, en el capítulo IV “Tutores”, recoge que los maestros ejercerán las siguientes funciones:

– Participar en el desarrollo del Plan de Acción Tutorial y en las actividades de orientación, bajo la coordinación del jefe de estudios.

– Coordinar el proceso de evaluación de los alumnos de su grupo y adoptar la decisión que proceda acerca de la promoción de los alumnos de un ciclo a otro, previa audiencia de los padres o tutores legales.

– Atender a las dificultades de aprendizaje de los alumnos, para proceder a la adecuación personal del currículo.

– Facilitar la integración de los alumnos en el grupo y fomentar su participación en las actividades del centro.

– Orientar y asesorar a los alumnos sobre sus posibilidades educativas.

– Colaborar con el equipo de orientación educativa y psicopedagógica en los términos que establezca la jefatura de estudios.

– Encauzar los problemas e inquietudes de los alumnos.

– Informar a los padres, maestros y alumnos del grupo de todo aquello que les concierna en relación con las actividades docentes y el rendimiento académico.

– Facilitar la cooperación educativa entre los maestros y los padres de los alumnos.

– Atender y cuidar, junto con el resto de profesores del centro, a los alumnos en los períodos de recreo y en otras actividades no lectivas.

2.2.- FUNCIONES DEL TUTOR EN EDUCACIÓN SECUNDARIA

En el RD 83/1996, de 26 de enero, por el que se aprueba el reglamento Orgánico de los Institutos de Educación Secundaria, se recoge que los tutores realizarán las siguientes funciones:

– Participar en el desarrollo del PAT y en las actividades de orientación, bajo la coordinación del jefe de estudios y en colaboración con el departamento de orientación del instituto.

– Coordinar el proceso de evaluación de los alumnos de su grupo.

– Facilitar la integración de los alumnos en el grupo y fomentar su participación en las actividades del centro.

– Orientar y asesorar a los alumnos sobre sus posibilidades educativas y profesionales.

– Colaborar con el DO en los términos que establezca la jefatura de estudios.

– Encauzar los problemas e inquietudes de los alumnos y mediar, en colaboración con el delegado y subdelegado del grupo, ante el resto de los profesores y el equipo directivo en los problemas que se planteen.

– Informar a los padres, maestros y alumnos del grupo de todo aquello que les concierna en relación con las actividades docentes y con el rendimiento académico.

– Facilitar la cooperación educativa entre los maestros y los padres de los alumnos.

– Coordinar las actividades complementarias para los alumnos del grupo.

Para llevar a cabo estas funciones, los tutores podrán realizar distintas actividades.Todos los criterios y procedimientos para la organización y funcionamiento de las tutorías se especificarán en el PAT.En él deberán incluirse las líneas de actuación que los tutores desarrollarán con el alumnado de cada grupo y con las familias, así como con el equipo educativo correspondiente.Este documento deberá ser incluido en el Proyecto Educativo de Centro.

3.- APORTACIONES DE LA PSICOLOGÍA Y LAS CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN AL DESARROLLO DE ESTAS FUNCIONES.

En el trazado de las claves de la acción tutorial, las aportaciones de la Psicología y las Ciencias de la educación han sido determinantes.

3.1.- APORTACIONES DE LA PSICOLOGÍA

– Psicología evolutiva: Conocimiento del desarrollo evolutivo de los alumnos, tanto a nivel cognitivo como afectivo, motor y moral, y sus implicaciones educativas.

Psicología del aprendizaje:

-Teorías del aprendizaje: conductismo, aprendizaje observacional, procesamiento de la información,…

-Factores implicados en la diversidad del alumnado y en su rendimiento académico: motivación, intereses, capacidades, estilos cognitivos, etc.

-Conocimiento de las teorías y términos psicológicos para comprender y adaptar el currículo: aprendizaje significativo, constructivismo, etc.

-Técnicas de modificación de conducta.

-Fomento de habilidades sociales, de comunicación, autoconcepto, autoorientación, etc.

3.2.- APORTACIONES DE LAS CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

– Dinámica de grupos aplicada a la educación:

Técnicas de trabajo grupal, sociometría, negociación de roles, etc.

Técnicas para el desarrollo de las relaciones humanas y sociales.

Sociología de la educación: análisis del contexto, función social del currículo,…

– Teoría y didáctica del currículo:

-Modelos, diseño y desarrollo curricular.Niveles de concreción.

-Técnicas de programación y didáctica.

-Técnicas de adaptación y personalización del currículo: optatividad, recuperación, reeducación, apoyo, adaptaciones curriculares, etc.

-Técnicas de evaluación, fundamentalmente evaluación formativa.

Por último, cabe destacar como disciplina a caballo entre la Psicología y las CC. De la Educación, la Orientación educativa.La orientación educativa aporta:

– Evaluación Psicopedagógica. Asesoramiento individualizado.Técnicas de orientación individuales y colectivas.

– Conocimiento, aplicación e interpretación de pruebas psicopedagógica.

– Técnicas de trabajo intelectual, de metodología de estudio, de aprender a aprender, etc.

– Técnicas de análisis y características de los distintos campos vocacionales y profesionales.

– Aspectos que inciden en la maduración vocacional del alumno.

– Modalidades y técnicas de entrevista.