Toda la documentación que encontrarás en Oposinet la puedes tener en tu ordenador en formato word. De esta forma podrás modificarla y trabajar con ella con más comodidad.


Ponte en contacto con nosotros a la dirección y te la enviaremos. A cambio te pedimos que compartas tu información, enviándonos documentos interesantes para la preparación de estas oposiciones: temas, programaciones didácticas, exámenes... Es imprescindible que estos documentos no posean derechos de autor, que no existan ya en la web y que sean realmente interesantes para la preparación de las oposiciones.


Otra opción para conseguir los documentos en formato word es realizar un pago de 19,5 euros, con la cual mantendremos esta web y compraremos nuevos materiales para ponerlos al alcance del resto de la comunidad. Importante: con el pago te proporcionaremos TODOS los documentos que hayamos publicado de una de las especialidades de oposiciones. Los documentos publicados en formato pdf no te los proporcionamos en formato Word sino en pdf.




Educación vial

Como se ha comentado en páginas anteriores el área del Conocimiento del Medio tiene una fuerte relación con la Educación Vial tanto por su carácter multidisciplinar como por la coincidencia en las aportaciones de ambas materias al desarrollo de las capacidades que han de alcanzar los alumnos al término de la Educación Primaria.

Así cuestiones concernientes a cómo fomentar hábitos de comportamiento correcto como peatón en zona urbana y carretera, están íntimamente conexionadas en un primer momento con el conocimiento del entorno físico próximo al alumno, para avanzar progresivamente a lo largo de la etapa en el análisis de la localidad, comarca, Comunidad Autónoma y de España.

El desarrollo de capacidades que atañen al comportamiento como viajero se iniciará desde el primer ciclo despertando la curiosidad por conocer los medios de transporte de la localidad, continuando en el segundo, con el estudio de la infraestructura de las redes viales y medios de transporte; y concluyendo en el tercero, con la práctica y análisis de algunas relaciones de causa-efecto entre transporte, turismo y sus repercusiones económicas y sociales.

Pero también el área del Conocimiento del Medio permitirá desarrollar en los alumnos el espíritu crítico frente a los mensajes de la propaganda y de la publicidad, ya que no debemos olvidar que cada vez es más temprana la edad en que se comienza a consumir vehículos en la sociedad actual.

Esta capacidad de análisis de la propaganda y publicidad de vehículos constituirá un proceso que tendrá origen en el primer ciclo con un acercamiento al conocimiento de los diferentes medios de comunicación, para continuar en el siguiente estudiando la relación entre publicidad y consumo de algún producto; y, terminando al final de la etapa, con la valoración por parte de los alumnos de la influencia que las modernas técnicas de publicidad y consumo ejercen sobre las personas.

Los contenidos del área relacionados con la salud serán el medio a través del cual se iniciarán los alumnos y alumnas, en las medidas de seguridad a tomar en caso de accidente y en las prácticas de socorrismo y primeros auxilios.

El desarrollo del sentido de la responsabilidad referido a la conducción de bicicletas y el conocimiento de sus principios mecánicos y motrices serán tratados, únicamente en el tercer ciclo, en base a la utilización que los alumnos de esta etapa hacen de este vehículo, aprovechando aquellos contenidos relativos a “la utilización de fuentes energéticas simples y operadores más complejos (polea, engranaje y manivela) para construir dispositivos y aparatos sencillos que permitan encadenar causas y efectos”.

Por último y en relación con el conocimiento de las señales de tráfico es preciso destacar de nuevo la necesidad de adaptar los diferentes contenidos de la Educación Vial a los comportamientos viales de los alumnos. Así en los cursos iniciales de la etapa se insistirá en que los alumnos adquieran el conocimiento de la señalización específicamente destinada a los peatones, nos referimos a la interpretación correcta de los pasos y semáforos reservados o dirigidos a ellos. Igualmente se insistirá en fomentar la capacidad para interpretar el significado general de las formas y colores de las señales.

Posteriormente, ya en el segundo ciclo, se enfrentará a los alumnos a otro tipo de señales ante las que el peatón (aun que no vayan dirigidas a él) deberá extremar las precauciones, por ejemplo, ante una señal de prohibido adelantar, curva peligrosa o línea continua cuando se circula o se quiere cruzar una carretera. Profundizando en los contenidos de la señalización en el último ciclo de la etapa, ya que es en esta edad cuando los alumnos son capaces de conocer y aprender categorías y, en consecuencia, podrá enseñarse el significado de cada señal y el propósito de su concreta ubicación en un lugar determinado, así como a los usuarios de la vía a quienes va destinada.

Los cuadros que siguen recogen con mayor detenimiento la anterior secuencia de contenidos y su progresión de cada uno de los ciclos; únicamente hacer constar que se han agrupado en torno a los ámbitos del área que se refieren al conocimiento del medio físico y al estudio de las interacciones entre medio social y físico, y, que tal como se hizo en los cuadros en los que se examinaba la presencia de la Educación Vial a lo largo del currículo se recogen en negrita cada uno de los contenidos y en redonda aquellos aspectos de la educación y seguridad vial que de forma implícita se desarrollan en ellos.

Área de Conocimiento del Medio

Ámbito: El medio físico y sus relaciones

Objetivos de Educación Vial: Conocer las normas de circulación peatonal y adquirir hábitos de comportamiento y prudencia en el uso de las vías públicas urbanas e interurbanas como peatón, identificando sus diferentes elementos y clases.

PRIMER CICLO

Referencia al entorno físico inmediato.

  • Observación y descripción de los edificios de una calle o zona frecuentada por los alumnos.
  • Conocimiento de los distintos tipos de edificios según su uso (vivienda, comercio, industria, servicios públicos…)
  • Identificación de las diferentes partes de una vía urbana según estén destinadas a la circulación de peatones y vehículos diferenciando entre acera y calzada.
  • Identificación y descripción de los elementos de una vía urbana (acera, bordillo, calzada, carril…)
  • Análisis de distintos comportamientos como peatón y sus consecuencias en el uso de la acera.
  • Valoración de un adecuado comportamiento como peatón en el uso de la acera.
  • Iniciación en el conocimiento de algunas señales de tráfico tales como el paso para peatones y los semáforos reservados para peatones y señales de los agentes (de frente o de perfil).
  • Desarrollo de hábitos correctos y autónomos en la utilización de los pasos para peatones y semáforos en el cruce de calles.
  • Valoración de comportamientos adecuados como peatón en zona urbana.
  • Desarrollo de hábitos correctos relacionados con la seguridad como peatón en zona urbana

SEGUNDO CICLO

Medio físico referido a la localidad y a la comarca.

  • Observación y descripción de diferentes edificios del casco antiguo y de los barrios de ensanche.
  • Estudio de los equipamientos y servicios de barrios antiguos y de nueva construcción.
  • Elaboración e interpretación de planos sencillos de la localidad situando en ellos el casco viejo y los barrios de ensanche y periféricos.
  • Análisis de distintas situaciones habituales y problemáticas del peatón ante el tráfico en zona urbana.
  • Consolidación de los hábitos de comportamiento peatonales tratados en el primer ciclo y adquisición de hábitos de comportamiento y prudencia en el cruce de calles y plazas sin agente ni paso para peatones.
  • Conocimiento de las normas de comportamiento en zonas peatonales.
  • Elaboración e interpretación de croquis y planos sencillos en los que se señalen y analicen posibles itinerarios en relación al entorno vital del niño (casa-colegio; casa-lugar habitual de juegos; casa-establecimientos comerciales próximos).
  • Respeto y práctica de las normas de circulación como peatón en zona urbana.
  • Interpretación del mapa de la comarca situando en el las localidades más importantes y las vías de comunicación entre ellas (caminos, carreteras, ferrocarriles, etc.)
  • Identificación de las diferentes vías públicas: calles, carreteras, autovías y autopistas.
  • Conocimiento de los elementos de una vía pública: aceras, bordillos, calzada carril y arcén.
  • Conocimiento de las normas para la circulación peatonal por carretera e identificación de algunas señales ante las que el peatón (aunque no vayan dirigidas a él) debe extremar las precauciones al cruzar por una carretera: curva peligrosa, línea continua, fuerte pendiente, etc.
  • Valoración de un adecuado comportamiento como peatón por vías interurbanas.

TERCER CICLO

Medio físico referido a la Comunidad Autónoma y a España

  • Interpretación y utilización de planos y mapas de la Comunidad situando las provincias, ciudades más importantes y comunicaciones.
  • Conocimiento de las principales vías de comunicación de la Comunidad Autónoma y de España y relacionarlas con el relieve.
  • Estudio de la evolución y antecedentes de las vías públicas.
  • Consolidación de los hábitos de comportamiento y prudencia en el uso de vías urbanas e interurbanas como peatón tratadas en los ciclos primero y segundo.
  • Identificación por observación indirecta de diferentes situaciones en relación al cruce de carreteras en curva y cambio de rasante.
  • Valoración de la importancia que tienen las señales de tráfico, y, conocimiento de su significado:
  • Señalización vertical.
  • Señalización semafórica
  • Marcas viales
  • Señalización de los agentes de la circulación.
  • Conocimiento de las normas y adquisición de hábitos para la circulación peatonal durante la noche y en situaciones de visibilidad reducida.
  • Análisis de distintos comportamientos peatonales en la circulación y cruce de carreteras.
  • Procedimientos sobre recogida de información utilizando distintos medios sobre los accidentes más comunes que sufren los peatones en zona urbana y en vías interurbanas, e iniciación a las medidas a tomar en caso de accidente.
  • Valoración de las normas de conducta peatonal adecuadas y adquisición de hábitos de conciencia ciudadana en relación con el tráfico.

Área de Conocimiento del medio.

Ámbito: El medio social y sus interacciones con el medio físico

Objetivos de Educación Vial: Utilizar adecuadamente y con sentido de la responsabilidad como viajero los transportes particulares y colectivos, y valorar la importancia de la infraestructura en el transporte de personas y comercialización de productos.

PRIMER CICLO

Uso de los medios de transporte de la localidad.

  • Curiosidad para conocer los diferentes medios de transporte: terrestres, aéreos y marítimos.
  • Observación y descripción de los medios de transporte habituales en la localidad.
  • Descripción de las consecuencias de distintos comportamientos en el uso de transportes públicos y particulares.
  • Iniciarles en el conocimiento de las normas básicas en relación al correcto comportamiento como viajero en transportes colectivos y particulares (en la espera, subida, durante el trayecto, etc.)
  • Valoración de los medios de transporte colectivos y particulares respetando las normas establecidas para su uso.

SEGUNDO CICLO

Estudio de la infraestructura de transporte.

  • Interpretación del mapa de la comarca situando en él las localidades más importantes y las vías de comunicación entre ellas.
  • Identificación, clasificación y conocimiento de las actividades y productos más importantes de la comarca valorando su importancia y la necesidad de su intercambio.
  • Estudio de la relaciones de las distintas localidades con la “cabecera de la comarca” valorando la importancia de las vías de comunicación.
  • Conocimiento de los medios de transporte habituales en la comarca (ferrocarril, carretera, etc.)

Planificación de viajes con distintos itinerarios y diferentes medios de transporte, consultando guías de viaje, folletos, mapas…

  • Elaboración de planos e interpretación de mapas sencillos, utilizando signos convencionales y aplicando nociones básicas de escala.
  • Análisis de distintos comportamientos en el uso de transportes públicos y particulares y sus consecuencias.
  • Adquisición y desarrollo de hábitos referidos a utilizar adecuadamente y con sentido de la responsabilidad los transportes particulares y colectivos como viajeros.

TERCER CICLO

Análisis de algunas relaciones de causa efecto entre medios de transporte, turismo y sus repercusiones económicas y sociales.

  • Valoración de la relación existente entre los recursos económicos de la Comunidad Autónoma, vías de comunicación y desarrollo económico.
  • Elaboración de informes y análisis de problemas estudiados a partir de datos obtenidos.
  • Valoración del impacto del desarrollo tecnológico sobre la evolución de los medios de comunicación y transporte.

Conocimiento de los procesos de producción más relevantes en el ámbito autonómico y su relación con los sectores de producción.

  • Interpretación y utilización de planos y mapas de la Comunidad Autónoma situando las provincias, ciudades más importantes y comunicaciones.
  • Diferenciación y conocimiento de los signos convencionales empleados en las leyendas, mapas y planos.
  • Consolidación y desarrollo de los hábitos de comportamiento y prudencia en el uso de los diferentes medios de transporte tratados en los ciclos primero y segundo.

Área del Conocimiento del Medio.

Ámbito: El medio social y sus interacciones con el medio físico.

Objetivos de Educación Vial: Interpretar y analizar críticamente los mensajes de la propaganda y publicidad, estableciendo las diferencias entre los mensajes institucionales y los dirigidos al consumo.

PRIMER CICLO

Iniciación a la lectura de imágenes de T.V. y fotografías de prensa.

  • Curiosidad para conocer los diferentes medios de comunicación (prensa, radio, T.V., etc.)
  • Selección y comentario de diferentes fotografías de prensa relacionadas con los comportamientos viales habituales de los alumnos o con otras situaciones de tráfico.
  • Utilización de distintas técnicas de expresión (cómic, mural) en las que se traten aspectos propios a comportamientos correctos como peatones en zona urbana y viajeros de transportes particulares y colectivos.

SEGUNDO CICLO

Iniciarles en la valoración de las informaciones (grandes titulares de prensa, pequeños comentarios de artículos seleccionados y muy concretos) bajo la orientación del profesor.

  • Selección, comentario y recogida de datos a partir de diferentes noticias de tráfico publicadas por radio, prensa o T.V.

Análisis de la publicidad y el consumo de algún producto.

  • Análisis crítico de los mensajes de la propaganda publicidad referidos a vehículos y tráfico en general (comentarios sobre spots publicitarios o programas de T.V.) y su influencia en los comportamientos.

TERCER CICLO

Elaboración y análisis de informaciones utilizando diferentes medios de comunicación (prensa, T.V., audiovisuales, etc.)

  • Elaboración de informes y análisis de problemas relacionados con el tráfico (accidentalidad, ordenamiento urbano, eficacia de los transportes públicos…) a partir de los datos obtenidos en diferentes medios de comunicación.
  • Análisis y juicio crítico de conversaciones, debates, entrevistas, encuestas, exposiciones y argumentaciones en torno a diversas cuestiones de tráfico que estén muy relacionadas o afecten directamente a los alumnos

Valoración de la influencia que las modernas técnicas de publicidad y consumo de productos ejercen sobre las personas.

  • Selección de spots publicitarios en prensa, radio y T.V. relacionados con el consumo de vehículos y analizarlos críticamente estableciendo las diferencias entre hechos y opiniones.
  • Valoración de los mensajes emitidos por las instituciones con finalidades formativas y educativas.

Área de Conocimiento del Medio.

Ámbito: El medio físico y sus relaciones.

Objetivos de Educación Vial: Identificar y conocer los elementos y principios físicos y mecánicos de la bicicleta y adquirir el sentido de la responsabilidad referido a su conducción, y valorar el conocimiento y respeto de las normas y señales de tráfico.

TERCER CICLO

Conocimiento y utilización de fuentes energéticas simples y operadores más complejos (polea, engranaje, manivela) para construir dispositivos y aparatos sencillos que permitan encadenar causas y efectos.

  • Conocimiento de los diferentes elementos de la bicicleta (manillar, cuadro, platos, piñones, ruedas, frenos, zapatas, etc.)
  • Iniciación de los principios físicos y motrices de la bicicleta.
  • Utilización adecuada de herramientas en el arreglo de pequeñas averías como pinchazos, sustitución de zapatas, regulación de la altura del sillín o manillar, etc.
  • Conocimiento de las normas básicas para una adecuada conducción de bicicletas.
  • Desarrollo en el alumno del sentido de la responsabilidad referido a la conducción de la bicicleta y de los peligros que ello supone.
  • Análisis de distintos comportamientos y descripción de los efectos que en otros usuarios de la vía pública y en uno mismo tiene una conducta inadecuada en la conducción de bicicletas.
  • Conocimiento del significado de los distintos tipos de señalización (señales verticales, marcas viales, luminosas, etc.) analizando el porqué de su ubicación en un lugar concreto.
  • Valoración de la importancia que tiene el respeto a las señales de tráfico y el conocimiento de su significado.

Criterios de Evaluación

En función de al integración de la Educación Vial en diferentes áreas del currículo, decir, que su evaluación seguirá en consecuencia las directrices y criterios propios para valorar las capacidades expresadas en los objetivos generales, tanto de etapa como de áreas. Más aun cuando en los D.C.B se recomienda su difusión o integración, señalando que estos nuevos contenidos demandados por la sociedad “no deben ser abordados ni como áreas aisladas, ni incluso como contenidos dentro de un área evitando así su tratamiento de forma compartimentada y durante un período limitado de tiempo”. (11)

Los criterios de evaluación que a continuación se enumeran han sido seleccionados entre los propuestos para el área del Conocimiento del Medio en el documento que recoge las orientaciones de secuenciación para cada uno de los ciclos de la etapa, si bien se han agrupado en torno a los siguientes objetivos de Educación Vial:

1.- Conocer las normas de circulación peatonal y adquirir hábitos de comportamiento y prudencia en el uso de las vías urbanas e interurbanas como peatón, identificando sus diferentes elementos y clases.

2.- Utilizar adecuadamente y con sentido de la responsabilidad los transportes particulares y colectivos como viajero, y valorar la importancia de la infraestructura en el transporte de las personas y comercialización de productos.

3.- Interpretar y analizar críticamente los mensajes de la propaganda y publicidad, estableciendo las diferencias entre los mensajes institucionales y los dirigidos al consumo.

4.- Identificar y conocer los elementos y principios físicos y mecánicos de la bicicleta y adquirir el sentido de la responsabilidad referido a su conducción.

5.- Valorar la importancia que tiene el respecto de las normas y señales de tráfico y conocer su significado.

1.- Criterios de evaluación en relación al desarrollo y adquisición de hábitos de comportamiento y prudencia como peatón en el uso de las vías urbanas e interurbanas, identificando sus diferentes elementos y clases.

PRIMER CICLO

  • Realizar observaciones, siguiendo un guión previamente elaborado por el profesor y utilizando los diferentes sentidos, para describir las características observables que se manifiestan de forma regular en los elementos de su entorno físico y social.

Con este criterio de evaluación se pretende comprobar la capacidad de observación del alumno y el uso que hace de los diferentes sentidos para reconocer las características observables en las vías públicas (edificios, funciones de los mismos, lugares destinados para la circulación de peatones y vehículos, elementos de una vía pública, señales de tráfico, etc.)

  • Usar adecuadamente las nociones espaciales (arriba-abajo, delante-detrás, encima-debajo, izquierda-derecha, dentro-fuera, cerca-lejos) para describir, localizar y relacionar su situación en el espacio y la de los objetos que hay en él.

Este criterio de evaluación se dirige a comprobar si el alumno ha interiorizado nociones topológicas de situación y cercanía y utiliza la referencia izquierda-derecha para situarse en el espacio y situar objetos con relación a sí mismo, especialmente en los concernientes al uso de la acera y cruce de calles en zona urbana.

SEGUNDO CICLO

  • Recoger información, siguiendo criterios y pautas de observación sistemática, sobre las características observables y regulares del entorno.

Con este criterio de evaluación se quiere verificar la capacidad de observación del alumno en el uso que hace de todos los sentidos para examinar las características observables en los objetos y grupos sociales con el fin de consolidar los hábitos de comportamiento peatonales tratados en el primer ciclo y desarrollar otros nuevos en relación a situaciones tales como la circulación por zonas o calles peatonales o el cruce de plazas y calles en paso para peatones ni regulados por semáforos ni agentes.

  • Utilizar las nociones espaciales y la referencia a los puntos cardinales para situarse a sí mismo y localizar o describir la situación de los objetos en espacios delimitados.

Este criterio pretende detectar si el alumno ha interiorizado y consolidado las nociones espaciales tratadas en el primer ciclo y las aplica a diferentes situaciones y comportamientos peatonales en zona urbana.

  • Reconocer y localizar los elementos que configuran el paisaje de la comarca natural (relieve, clima, vegetación, fauna, vías de comunicación y agrupaciones de población) para usarlos como puntos de referencia al situarse en ella o localizar y situar hechos y acontecimientos.

Este criterio de evaluación pretende comprobar si el alumno ha desarrollado la capacidad de identificar y reconocer los nombres y los diversos elementos presentes en el paisaje de la comarca natural en que vive. Destacando en relación a los comportamientos peatonales en carretera el conocimiento de los distintos tipos de vía (calles, carreteras, autovías, etc.) y los elementos de que consta. Igualmente se debe comprobar si el alumno valora adecuadamente la importancia que tiene para el desarrollo económico y el bienestar social la red viaria de su comarca.

  • Utilizar las nociones espaciales para representar, mediante planos elementales espacios próximos a la experiencia personal y reconocer, en planos sencillos de la localidad, lugares y edificios más destacados.

Con este criterio se valorará la capacidad del alumno para elaborar e interpretar planos y croquis sencillos (de su calle, barrio o localidad), situando en ellos diferentes lugares y señalando y analizando posibles itinerarios en relación a su entorno próximo (casa-colegio, casa-lugar habitual de juegos, casa-establecimientos comerciales próximos, etc.)

TERCER CICLO

  • Describir la evolución de algunos aspectos característicos de la vida cotidiana de las personas (vivienda, vías de comunicación, medios de transporte, etc.) en las principales etapas históricas de la humanidad.

Con este criterio de evaluación se quiere saber si el alumno al tiempo que reconoce los cambios experimentados en el tiempo en las vías de comunicación y en el ordenamiento urbanístico, ha interiorizado y consolidado las normas de comportamiento peatonal tratadas en los ciclos anteriores y es capaz de adaptarse a las condiciones de la vía por la que circula (calles en el casco viejo o zona antigua de la ciudad, cruce de plazas y avenidas en los barrios de ensanche, circulación peatonal y cruce de carreteras discriminando los lugares seguros para efectuarlo, etc.)

  • Abordar problemas sencillos, extraídos del entorno inmediato recogiendo información de diversas fuentes (encuestas, cuestionarios, imágenes, documentos escritos), elaborando la información recogida (tablas, gráficos, resúmenes), sacando conclusiones y formulando posibles soluciones.

Se trataría de comprobar que el alumno es capaz de analizar problemas concretos de la realidad, en nuestro caso la accidentalidad que como peatones sufren en vías urbanas los niños y jóvenes, valorando la autonomía en la selección y utilización de diferentes fuentes de información.

2.- Criterios de evaluación en relación al desarrollo y adquisición de hábitos de comportamiento correcto en el uso de diferentes medios de transporte (particulares y colectivos), y en la valoración de la infraestructura en el transporte de personas y comercialización de productos.

PRIMER CICLO

  • Describir los medios de transporte habituales de la localidad y próximos al entorno del alumno.

Con este criterio de evaluación se quiere saber si el alumno identifica los medios de transporte más habituales en su localidad, así como el conocimiento de las normas básicas para su utilización (en la espera, en la subida al vehículo, durante el viaje, en la bajada, etc.)

SEGUNDO CICLO

  • Ordenar temporalmente algunos hechos históricos relevantes y otros hechos referidos a la evolución de la vivienda, el trabajo, el transporte, las vías de comunicación,… ocurridos en el último siglo, utilizando para ello las nociones básicas de sucesión, duración y simultaneidad (antes, después de, al mismo tiempo que, mientras).

Se pretende evaluar si el alumno valora la importancia que los medios de transporte y las vías de comunicación tienen en relación al desarrollo económico, al comercio interior, al transporte de personas y al bienestar social; y, el conocimiento de las reglas y normas para su utilización iniciadas en el ciclo anterior.

  • Utilizar las nociones espaciales para representar mediante planos y mapas elementales espacios próximos a la experiencia personal, utilizando signos convencionales y aplicando nociones básicas de escala.

Este criterio de evaluación está dirigido en primer término a comprobar si el alumno realiza e interpreta croquis y planos sencillos, y en segundo lugar si es capaz, a partir de su consulta, de planificar viajes por lugares conocidos con distintos itinerarios, teniendo en cuenta las normas de seguridad según el medio o forma de transporte elegido.

TERCER CICLO

  • Identificar y clasificar las principales actividades económicas del entorno asociándolas a los sectores de producción y algunas características del medio natural.

Con este criterio se pretende evaluar si el alumno además de conocer los principales productos y actividades económicas de su entorno, puede identificar las interacciones que se dan entre desarrollo económico y vías de comunicación, y ha adquirido hábitos de conciencia ciudadana referidos a la circulación.

  • Representar espacios mediante planos elementales y utilizar planos y mapas con escala gráfica, para orientarse y desplazarse en lugares desconocidos.

Se pretende comprobar la aplicación por parte del alumno de sus conocimientos a la interpretación de planos, mapas y signos convencionales para orientarse en lugares desconocidos, y su capacidad para seleccionar los medios de transporte idóneos a una situación determinada.

3.- Criterios de evaluación en relación al desarrollo de posturas críticas ante los mensajes de la propaganda y de la publicidad.

PRIMER CICLO

  • Manifestar curiosidad e interés por comprender los textos escritos del entorno próximo (carteles, titulares de prensa, anuncios,…) y captar el sentido global de los textos orales en spots publicitarios de radio y televisión.

Este criterio de evaluación está dirigido a comprobar el desarrollo de las capacidades de comprensión oral y escrita, e iniciar la comprensión global del texto captando algún detalle en concreto relacionado con los comportamientos viales habituales de los alumnos.

SEGUNDO CICLO

  • Captar el sentido de textos orales y escritos sencillos (mensajes de propaganda y publicidad en prensa, radio y televisión) y las principales relaciones que se establecen entre sus elementos.

A través de este criterio se pretende constatar el desarrollo de las capacidades de escucha y comprensión oral y escrita, estableciendo relaciones todavía simples entre los mensajes publicitarios y sus intenciones (distinción entre los consejos en relación al tráfico dado por instituciones oficiales y los meramente propagandísticos dirigidos al consumo).

TERCER CICLO

  • Localizar en los textos orales y escritos de la propaganda y publicidad, en prensa, radio y televisión, las principales ideas expresadas en los mismos e interpretar entre los elementos no explícitos sus intenciones en relación al consumo de productos.

En este criterio de evaluación se incide en el desarrollo de la capacidad crítica ante los mensajes publicitarios iniciada en el segundo ciclo, llegando a establecer las diferencias entre hechos y opiniones y valorando la influencia que las modernas técnicas de publicidad y consumo de productos y vehículos ejercen sobre las personas.

4.- Criterios de evaluación en relación al desarrollo del sentido de la responsabilidad y hábitos de comportamiento correcto en la conducción de bicicletas, y a la valoración del conocimiento y respeto de las normas y señales de tráfico.

TERCER CICLO

  • Utilizar fuentes energéticas simples, operadores que convierten o transmiten movimientos y soportes sencillos para construir algunos aparatos con finalidad previa.

Con este criterio se trata de comprobar cómo el alumno relaciona causas y efectos entre diversos operadores (rueda dentada, manivela, polea, etc.) y los aplica al conocimiento de los principios físicos y motrices de la bicicleta para conocer mejor sus posibilidades y limitaciones. Se evaluará también la capacidad del alumno en la solución y reparación de pequeñas averías tales como arreglar un pinchazo, revisar y cambiar las zapatas del freno, etc.

  • Conocer y apreciar las normas y pautas de convivencia que rigen los grupos sociales.

En este criterio es importante detectar en relación a los objetivos de Educación Vial, el desarrollo en el alumno de actitudes positivas hacia la señalización y normas de tráfico, más aún cuando en algunos casos ya será un conductor de bicicletas. También se valorará el conocimiento del significado de las señales y la comprensión de su ubicación en un lugar determinado.

La Educación Vial en el área de Educación Física

Uno de los objetivos generales de la Educación Física en la Educación Primaria hace referencia a que los alumnos utilicen sus capacidades físicas básicas y destrezas motrices para adaptar el movimiento a las circunstancias y condiciones de cada situación.

Como ya quedó señalado en las páginas dedicadas a las orientaciones didácticas y más concretamente en el apartado que analizaba la incidencia de diversos factores del desarrollo evolutivo en el comportamiento vial infantil, el niño de esta etapa se encuentra en inferioridad de condiciones frente al adulto en situaciones de tráfico tan habituales y aparentemente tan sencillas, como por ejemplo, cruzar con seguridad una calle.

Aspectos que van desde la afirmación de la lateralidad en el primer ciclo para reconocer la izquierda y derecha propias situando los objetos con relación al propio cuerpo, al reconocimiento al final de la etapa de la izquierda y de la derecha de los demás estando en movimiento, están íntimamente relacionados con la observación del tráfico que se ha de hacer antes de iniciar un cruce.

Igualmente y en relación con el anterior comportamiento la orientación espacial y el cálculo de distancias, constituirán un proceso que tendrá su origen en el desarrollo de la capacidad de situar los objetos en relación al propio cuerpo apreciando las distancias y sentido de los desplazamientos propios, y concluirá con el desarrollo de la orientación espacial en movimiento situando los objetos con relación a otros objetos y a los demás.

Esta apreciación cada vez más exacta de las distancias será la base sobre la que a lo largo de toda la etapa se creará la estructuración del tiempo con relación al espacio, es decir, el cálculo de velocidades y trayectorias. A este respecto es necesario recordar la utilización por parte de los niños hasta aproximadamente los ocho años de claves erróneas para determinar la velocidad de los vehículos, llegando a juzgar los coches ruidosos y pequeños como más rápidos que los silenciosos grandes.

Pero el tráfico es un hecho en el que las condiciones no permanecen constantes, obligando al usuario de las vías públicas a adaptar sus comportamientos a diferentes circunstancias y estímulos externos. Estos estímulos pueden ser visuales o auditivos, como por ejemplo, la luz intermitente del semáforo para peatones que indica la finalización del tiempo de cruce, o los sonidos provenientes de vehículos que se acercan a gran velocidad. Sin olvidar otra situaciones, que también pueden resultar problemáticas, como cruzar entre coches aparcados que limitan la visión del joven peatón o una limitación ocasional del espacio al circular por la acera.

Esta adaptación al movimiento y a las circunstancias se iniciará en el primer ciclo desarrollando el control del movimiento en espacios conocidos, y adecuándolos a los estímulos externos visuales y auditivos. En el segundo ciclo se acomodará el movimiento propio a la distancia, sentido y velocidad de los desplazamientos de los demás, proceso que culminará en el tercero, ajustando el movimiento a circunstancias, condiciones y estímulos externos en distintos medios.

Los cuadros que siguen a continuación recogen la secuenciación de los conceptos anteriormente expuestos en cada uno de los ciclos que conforman la Educación Primaria.

Área de Educación Física

Ámbitos: Conocimiento del cuerpo, y, Habilidades y Destrezas

Objetivos de Educación Vial: Desarrollar y adquirir hábitos de comportamiento correcto en relación con el tráfico orientados a la adquisición del sentido vial.

PRIMER CICLO

Afirmación de la lateralidad

  • Reconocimiento de la izquierda y derecha propias situando los objetos con relación al propio cuerpo.

Orientación espacial, situando los objetos en relación al propio cuerpo y apreciando las distancias y sentido de los desplazamientos propios.

  • Iniciación en la apreciación de distancias respecto a los vehículos ante comportamientos peatonales como el cruce de calles.

Adaptación del movimiento a las circunstancias y condiciones de cada actividad:

  • Controlando los movimientos en espacios conocidos.
  • Desplazándose de diferentes formas
  • Adecuando los movimientos a estímulos externos (visuales, auditivos).

Desarrollo de hábitos de observación visual, auditiva y psicomotóricos.

  • Desarrollo de hábitos correctos en el uso de la acera como peatón (no marchar junto al bordillo, no molestar a los demás peatones, no ir corriendo, empujando y tropezando con las demás personas, etc.); y, en el cruce de calles.

Utilización del gesto y del movimiento en situaciones de juego y de formas espontáneas, respondiendo a informaciones, visuales, sonoras y táctiles que provengan (no necesariamente con intención comunicativa).

Comprensión de sencillos mensajes corporales y representación o descripción de situaciones simples.

  • Simulación de situaciones de tráfico como peatón en el uso de la acera y en el cruce de calles regulado por semáforo, agente y paso para peatones.

SEGUNDO CICLO

Reconocimiento de la izquierda y la derecha de los demás

  • Consolidación de lo tratado en el primer ciclo reconociendo la izquierda y la derecha de los demás.

Orientación espacial con relación a los objetos y a las personas.

  • Apreciación de distintas, magnitudes e iniciación en la percepción de la velocidad de vehículos ante comportamientos peatonales como pueden ser el cruce de calles y de carreteras.

Progreso de la adaptación del movimiento a las circunstancias y condiciones de la actividad:

  • Controlando los movimientos en diferentes entornos cercanos y conocidos.
  • Utilizando formas de desplazarse no habituales.
  • Adecuando los movimientos a la distancia, sentido y velocidad de los desplazamientos de los demás.
  • Consolidación de los hábitos de comportamiento en el uso de la acera y en el cruce de calles tratados en el primer ciclo y conocimiento de las normas de comportamiento en zonas peatonales.

Utilización del gesto y el movimiento para representar objetos, personajes, etc.,… en situaciones de juego.

  • Simulación de situaciones de tráfico peatonales en zona urbana (cruce de calles sin agente ni paso de peatones o semáforo.
  • Simulación de situaciones peatonales en carretera.

TERCER CICLO

Reconocimiento de la izquierda y la derecha de los demás estando en movimiento.

  • Consolidación de las estructuras trabajadas en los dos primeros ciclos.

Orientación espacial en movimiento, situando los objetos con relación a otros objetos y a los demás.

  • Creación de estructuras internas, mediante combinación de las conocidas y la estructuración del tiempo con relación al espacio (velocidad y trayectorias).

Adaptación del movimiento a las circunstancias y condiciones en distintos medios adecuándose a los estímulos externos.

  • Consolidación de lo tratado en los dos primeros ciclos, y valoración de las normas de comportamiento correctos como peatones.

Utilización del gesto y el movimiento para expresar sensaciones, vivencias, sentimientos e ideas, y comprender mensajes expresados a través del cuerpo.

  • Simulación de situaciones de tráfico, y consolidación de los hábitos de comportamiento y prudencia en el uso de las vías urbanas e interurbanas como peatón tratados en los ciclos primero y segundo.

Criterios de Evaluación

Los criterios de evaluación correspondientes a cada uno de los ciclos de la etapa se han agrupado en torno al siguiente objetivo de Educación Vial:

  • Desarrollar y adquirir hábitos de comportamiento correcto en relación con el tráfico orientados a la adquisición del sentido vial.

PRIMER CICLO

  • Orientarse en el espacio, con relación a uno mismo, utilizando las nociones topológicas básicas (izquierda-derecha, delante-detrás, arriba-abajo, dentro-fuera, cerca-lejos).

Con este criterio se trata de comprobar si los alumnos y alumnas han interiorizado las nociones topológicas de situación y cercanía, utilizando las referencias izquierda-derecha, delante-detrás, etc. para orientarse en los entornos próximos situando las personas y los objetos con relación a sí mismos, especialmente en lo concerniente al uso de la acera y cruce de calles en zona urbana.

  • Utilizar en la actividad corporal la habilidad de girar sobre el eje longitudinal y transversal para aumentar la competencia motriz.

Este criterio de evaluación quiere verificar la capacidad que tienen los niños y niñas en relación a la utilización de los giros en actividades cotidianas como pueden ser aquellas relacionadas con los cambios de dirección y sentido en el uso de las vías públicas y, con otros concernientes a la elaboración de respuestas motrices seguras según determinadas situaciones de tráfico.

  • Reaccionar ante las informaciones auditivas o visuales que llegan del entorno empleando el movimiento o los gestos (patrones motores, movimientos expresivos, gestos, inmovilidad).

El presente criterio está dirigido a evaluar la capacidad de los alumnos y alumnas ante estímulos sensoriales visuales y auditivos, en relación a la adquisición del sentido vial. Tales como la identificación de vehículos por el sonido y la interpretación correcta de las informaciones provenientes de las señales luminosas como el semáforo. Será conveniente también a partir de los anteriores estímulos, iniciar en los alumnos el desarrollo de hábitos de prudencia y pronta decisión, ante mensajes visuales como la luz verde intermitente que señala un cambio en el ciclo semafórico.

SEGUNDO CICLO

  • Utilizar las nociones topológicas para orientarse en el espacio con relación a la posición de los otros y de los objetos.

Este criterio pretende detectar si los alumnos han interiorizado las nociones topológicas tratadas en el primer ciclo, y, si son capaces, en lo concerniente a la adquisición del sentido vial, de organizar el espacio y orientarse situando a los peatones, vehículos y él mismo con relación a la posición que ocupan respecto a otros vehículos y peatones.

  • Representar, mediante escenificaciones o imitaciones, a personas, objetos o acciones cotidianas, utilizando el cuerpo y el movimiento como medios de expresión.

Con este criterio queremos comprobar en los alumnos y alumnas la capacidad de expresar mediante escenificaciones y simulaciones diferentes situaciones de tráfico habituales en su vida cotidiana, identificando diferentes comportamientos y sus consecuencias en ellos mismos y los demás usuarios de la vía. A este respecto consideramos necesario resaltar la enorme eficacia que en el proceso enseñanza-aprendizaje de la Educación Vial tiene la representación de situaciones objetivas en la Educación Infantil y primeros ciclos de la Primaria.

TERCER CICLO

  • Ajustar los movimientos corporales a diferentes cambios de las condiciones de una actividad tales como su duración y el espacio donde se realiza.

Este criterio, evaluará la capacidad del alumno de adaptar sus movimientos cuando varía alguna condición de la actividad en que participa, sobre todo y centrándonos en los comportamientos viales, en la restricción de espacio en la circulación peatonal por la acera, o el cambio de entorno al cruzar una calle por un paso para peatones, o en la adaptación del movimiento a la distancia, sentido y velocidad de los desplazamientos de los demás.

La Educación Vial en el área de Matemáticas

Como se ha indicado anteriormente el área de Matemáticas puede contribuir al estudio de cuestiones que atañen al tráfico, y no sólo de aquéllas propias al tratamiento y recogida de datos, a partir de los cuales se podrá obtener información sobre fenómenos y situaciones del entorno, por ejemplo, pequeñas investigaciones sobre la accidentalidad y sus causas.

Estas investigaciones que en el primer ciclo se reducirán a la lectura, comprensión y expresión de datos y hechos por medio de tablas y gráficos realizados por los propios niños y niñas, continuarán en el siguiente con la interpretación y comprensión de gráficos no elaborados por ellos. Iniciándoles en el tercero en el análisis crítico de la información.

También desde este área, se tratarán otros aspectos tales como los relativos al conocimiento de la señalización,y así, en el primer ciclo, la identificación de las formas geométricas constituirán la base para distinguir el significado general de las formas de las señales (peligro, obligación, indicación.,etc.)

Este proceso en la representación de construcciones geométricas se irá desarrollando paulatinamente hasta que los alumnos sean capaces, al final de la etapa de realizar e interpretar representaciones espaciales (croquis de un itinerario, plano, maqueta) tomando como referencia elementos familiares y estableciendo relaciones entre ellos.

Igualmente desde el área de Matemáticas se incidirá en cuestiones propias al desarrollo de las capacidades de orientación y situación espacial, por ejemplo, todas aquellas que enlazan con la afirmación de la lateralidad y reconocimiento de la izquierda-derecha propias y de los demás, situación de los objetos en relación al propio cuerpo, etc.

Como habrá podido apreciarse, dado el carácter funcional e instrumental del área, muchos de los objetos y contenidos anteriormente expuestos han sido tratados o están conexionados con los de otras áreas del currículo. En los cuadros que se presentan a continuación se recoge su secuenciación para cada uno de los ciclos de la etapa.

Área de Matemáticas

Ámbito: Formas geométricas y Situación en el espacio

Objetivos de Educación Vial:

  • Desarrollar y adquirir hábitos de comportamiento correcto en relación con el tráfico orientados a la adquisición del sentido vial.
  • Valorar la importancia que tiene el respeto de las normas y señales de tráfico y conocer su significado

PRIMER CICLO

Desarrollo y progresión en la capacidad de establecer puntos de referencia en el entorno que permitan al alumnado situarse y desplazarse por él, así como dar y recibir instrucciones de forma convencional, partiendo siempre de un punto de vista propio (izquierda-derecha, giros, distancias, desplazamientos).

  • Conocimiento de las normas y adquisición de hábitos psicomotóricos para la circulación peatonal por la acera.
  • Desarrollo de hábitos correctos en la utilización de los pasos para peatones y de los pasos regulados por semáforos.

Conocimiento de formas geométricas como el círculo, el triángulo y el rectángulo.

  • Iniciación en el conocimiento y en la significación general de las formas de las señales.

SEGUNDO CICLO

Desarrollo de la capacidad de orientación espacial y de transmisión a los demás de informaciones sobre situaciones en el espacio.

  • Consolidación de los aspectos tratados en el primer ciclo y adquisición de hábitos de comportamiento y prudencia apreciando diferentes distancias y magnitudes e iniciando a los alumnos en la percepción de la velocidad.

Realización e interpretación de croquis, planos y maquetas sencillos.

  • Elaboración e interpretación de croquis y planos sencillos de su calle, barrio y localidad, situando en ellos posibles itinerarios en relación al entorno próximo del niño (casas-colegio, casa-lugar de juegos, etc.)

TERCER CICLO

Conocimiento de las nociones geométricas de paralelismo, perpendicularidad e intersección de rectas y su aplicación en un mayor desarrollo de la capacidad de orientarse y de transmitir información relativa a la situación en el espacio.

  • Consolidación de lo tratado en los ciclos primero y segundo.

Construcción de representaciones geométricas más ajustadas (croquis, planos) y reproducción e interpretación de mapas.

  • Elaboración de planos, mapas y maquetas utilizando y diferenciando los signos convencionales, estableciendo posibles itinerarios para desplazarse por lugares desconocidos.

Ámbito: Organización de la Información

Objetivos de Educación Vial: Conocer el entorno físico de la localidad en relación con el tráfico y desarrollar hábitos de conciencia ciudadana referidos a la circulación.

PRIMER CICLO

Lectura, comprensión y expresión de datos y hechos por medio de tablas y gráficos realizados por los alumnos.

  • Iniciación en el desarrollo de estrategias de organización de la información en relación al tráfico.

SEGUNDO CICLO

Lectura, comprensión e interpretación de gráficos no elaborados por el alumno.

Iniciación media y moda.

  • Análisis de datos y gráficos sobre cuestiones de tráfico próximas al alumno (densidad de tráfico en su zona de residencia, principales causas de accidente, principales grupos de riesgo, etc.)

TERCER CICLO

Análisis crítico de la información.

Obtención e interpretación de la moda y la mediana…

  • Iniciación en la realización de investigaciones elementales relacionadas con situaciones de tráfico a través de diversas fuentes de información (T.V., prensa, radio, campañas publicitarias, etc.)

Criterios de Evaluación

Los Criterios de Evaluación que a continuación se enumeran han sido extraídos de los propuestos para el área de Matemáticas, si bien se han agrupado en torno a los siguientes objetivos de Educación Vial:

  • Desarrollar y adquirir hábitos de comportamiento correcto en relación con el tráfico orientados a la adquisición del sentido vial.
  • Valorar la importancia que tiene el respeto de las normas y señales de tráfico y conocer su significado.
  • Conocer el entorno físico de la localidad en relación con el tráfico y desarrollar hábitos de conciencia ciudadana referidos a la circulación.

1.- Criterios de evaluación en relación al desarrollo y adquisición de hábitos de comportamiento correcto en relación con el tráfico, orientados a la adquisición del sentido vial, y a la valoración del conocimiento y respeto de las normas y señales de tráfico.

PRIMER CICLO

  • Definir la situación de un objeto en el espacio y de un desplazamiento en relación a sí mismo, utilizando los conceptos de izquierda-derecha, delante-detrás, arriba-abajo y proximidad-lejanía.

Con este criterio se pretende detectar si los alumnos y alumnas han interiorizado las nociones topológicas de situación y cercanía utilizando las referencias izquierda-derecha, delante-detrás, etc., para orientarse en los entornos próximos situando las personas y los objetos con relación a sí mismo, especialmente en lo concerniente al uso de la acera y cruce de calles en zona urbana.

  • Reconocer en el entorno objetos y espacios con formas rectangulares, triangulares, circulares, cúbicas y esféricas.

Con este criterio se trata de comprobar si el alumnado ha empezado a desarrollar la capacidad espacial que le sirva para percibir de manera más organizada el espacio, e identificar objetos de diferentes formas en su entorno habitual. Lo cual servirá de inicio al conocimiento de las señales de tráfico y del significado genérico de las mismas (peligro, obligación, indicación, etc.).

SEGUNDO CICLO

  • Reconocer y describir formas y cuerpos geométricos del espacio en el que se mueve (polígonos, círculos, cubos, prismas, pirámides, cilindros y esferas).

Este criterio quiere evaluar la capacidad para reconocer y describir diferentes formas y cuerpos geométricos iniciada en el primer ciclo. Se continuará aprovechando las distintas formas geométricas de las señales para continuar el estudio de su significado y establecer comparaciones, diferencias y semejanzas entre las más habituales en el entorno próximo al alumno.

TERCER CICLO

  • Utilizar las nociones geométricas de simetría, paralelismo, perpendicularidad, perímetro y superficie para describir y comprender situaciones de la vida cotidiana.

Con este criterio se quiere saber si el alumno ha desarrollado las capacidades necesarias para realizar e interpretar representaciones geométricas ajustadas, como croquis, planos, maquetas, y dar respuesta en torno a la elección de posibles soluciones a problemas relativos a sus comportamientos viales (elección de itinerarios más seguros, localización de puntos conflictivos, emplazamiento de parada de autobuses, etc.)

2.- Criterios de evaluación respecto al conocimiento del entorno físico de la localidad en relación con el tráfico, y al desarrollo y adquisición de hábitos de conciencia ciudadana referidos a la circulación.

SEGUNDO CICLO

  • Realizar e interpretar una representación espacial (croquis de un itinerario, plano, maqueta) tomando como referencia elementos familiares y estableciendo relaciones entre ellos.

Con este criterio se valorará la capacidad del alumno para elaborar e interpretar planos y croquis sencillos de la localidad, situando entre ellos diferentes lugares, y señalando y analizando posibles itinerarios en relación a su entorno próximo (casa-colegio, casa-lugar habitual de juegos, casa-establecimientos comerciales próximos, etc.)

  • Recoger datos sobre hechos y objetos de la vida cotidiana utilizando técnicas sencillas de recuento, ordenar estos datos atendiendo a un criterio de clasificación y expresar el resultado de forma gráfica (tabla de datos o bloques de barras).

Se trataría de comprobar si el alumnado es capaz de recoger y registrar información, en nuestro caso relacionada con el tráfico, que se pueda cuantificar, e interpretar algunos recursos de representación gráfica (tablas de datos, bloques de barras, diagramas lineales,…)

TERCER CICLO

  • Realizar, leer e interpretar representaciones gráficas de un conjunto de datos relativos al entorno inmediato.

Este criterio de evaluación está dirigido principalmente a comprobar la capacidad de los alumnos y alumnas para utilizar recursos sencillos de representación gráfica (diagramas, bloques de barras, etc.), y de recoger y registrar una información que se pueda cuantificar, tales como el registro de anotación de comportamientos propios y ajenos referidos a distintas conductas peatonales, tráfico de vehículos y mercancías, accidentalidad en su entorno, etc.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.