Toda la documentación que encontrarás en Oposinet la puedes tener en tu ordenador en formato word. De esta forma podrás modificarla y trabajar con ella con más comodidad.


Ponte en contacto con nosotros a la dirección y te la enviaremos. A cambio te pedimos que compartas tu información, enviándonos documentos interesantes para la preparación de estas oposiciones: temas, programaciones didácticas, exámenes... Es imprescindible que estos documentos no posean derechos de autor, que no existan ya en la web y que sean realmente interesantes para la preparación de las oposiciones.


Otra opción para conseguir los documentos en formato word es realizar un pago de 19,5 euros, con la cual mantendremos esta web y compraremos nuevos materiales para ponerlos al alcance del resto de la comunidad. Importante: con el pago te proporcionaremos TODOS los documentos que hayamos publicado de una de las especialidades de oposiciones. Los documentos publicados en formato pdf no te los proporcionamos en formato Word sino en pdf.




Tema 17B – Equipamiento, material didáctico y materiales curriculares en Educación Infantil. Selección, utilización y evaluación de los recursos materiales.

0.- INTRODUCCIÓN:

Los recursos y materiales didácticos tienen una gran importancia en el proceso educativo, porque influyen en la metodología del profesor y en el proceso de aprendizaje de los alumnos.

Esta importancia queda demostrada a través del RD 82/96 del Reglamento Ordinario de Escuelas Infantiles y Primarias en el que se determina que todo Proyecto Curricular de etapa debe incluir un apartado referido a los materiales y recursos didácticos.

El ambiente constituye un agente educativo de primer orden, facilita o potencia determinadas conductas o actividades, anulando otras y condiciona un tipo de relación.

Es importante, por tanto, planificar con intencionalidad, lejos de la improvisación, realizando un análisis continuo en la que podamos evaluar la eficacia de nuestra actuación.

A lo largo del presente tema analizaremos, en primer lugar lo que se refiere al equipamiento entendiendo como tal a todo elemento material presente en el Centro que no tiene una finalidad didáctica, nos referimos fundamentalmente al edificio y al mobiliario. Dentro de este apartado nos ocuparemos de los materiales didácticos y hablaremos de un tipo concreto de materiales: los materiales curriculares. Veremos criterios para clasificarlos.

Para terminar centrándonos en el último apartado del tema que hace referencia a la selección,utilización y evaluación de los recursos materiales.

– Una vez realizada la introducción pasaremos a ver el primer apartado del tema.

Una vez dicho esto, pasamos a ver lo que se ha establecido legalmente, o dicho de otra forma los requisitos mínimos que deben cumplir los centros educativos, recogidos en el RD 1004 /91 de 14 de Junio por el que se establecen los requisitos mínimos de los centros que impartan enseñanzas de régimen general no universitarios.

Los artículos que afectan a las Escuelas infantiles están recogidos en el citado RD Título II artículos 9º,10º,11º y 12º.

– El artículo 9º: lo que nos viene a decir es que en los Centros de Educación Infantil se podrá impartir tanto el 1º como el 2º ciclo o incluso ambos.

– El artículo 10º trata del primer ciclo de la educ. inf de 0 a 3 años, los centros deberán contar con un mínimo de 3 unidades: de 0 a1 año, de 1 a 2 años y de 2 a 3 años y deben reunir los siguientes requisitos referidos a instalaciones y condiciones materiales:

1.- Ubicación en locales de uso exclusivamente escolar con acceso independiente desde el exterior.

2.- Una sala por cada unidad con una superficie de 2 m cuadrados por puesto escolar, que tendrá como mínimo 30 m. Cuadrados.

Las salas destinadas a niños menores de 2 años dispondrán de áreas diferenciadas para el descanso e higiene del niño.

3.- Un espacio para la preparación de alimentos de los niños menores de un año, con los equipamientos que determine la normativa vigente.

4.- Una sala de usos múltiples de 30 m cuadrados que puede ser usada de comedor.

5.- Un patio de juegos por cada 9 unidades o fracción de uso exclusivo del Centro con una superficie que en ningún caso podrá ser inferior a 75 m cuadrados.

6.- Un aseo por sala, destinada a niños de 2 a 3 años que deberá ser visible y accesible desde la misma y que constará con dos lavabos y 2 inodoros.

7.- Un aseo para el personal, separado de las unidades y de los servicios de los niños que contará con un lavabo, un inodoro y una ducha.

– El Artículo 11º recoge el 2º ciclo de Educ. Inf de 3 a 6 años, dice que los Centros deberán contar con un mínimo de 3 unidades de 3 a 4 años, de 4 a 5 y de 5 a 6 años y reunir además las condiciones de:

1.- Ubicación en locales de uso exclusivamente escolar con acceso independiente desde el exterior.

2.- Una sala de usos múltiples de 30 metros cuadrados que puede usarse de comedor y

3.- Un aseo para el personal, separado de las unidades y de los servicios de los niños que contará con un lavabo, un inodoro y una ducha.

4.- Un aula por cada unidad con una superficie de 2 metros cuadrados por puesto escolar y que tendrá como mínimo 30 m. Cuadrados.

5.- Un patio de juegos, de uso exclusivo del Centro, en ningún caso podrá ser inferior a 150 m cuadrados.

En el caso de que el Centro cuente con un nº de unidades superior a 6, la superficie del patio se incrementará en 50 m. Cuadrados por unidad.

6.- Un aseo por aula con un lavabo y un inodoro.

En el Artículo 12º se recogen los dos ciclos de la Educ. Infantil diciendo que:

1.- Deberán contar con un mínimo de 6 unidades, 3 para cada uno de los ciclos de la Educ. inf y reunir los requisitos que en cuanto a instalaciones y condiciones materiales señalan en los artículos 10 y 11 de este RD, teniendo en cuenta que la sala de usos múltiples y el patio de juegos pueden ser comunes para ambos ciclos, si bien las dimensiones del patio de jugar deberán ser las establecidas en el art. 11 (150m cuadrados).

2.- Los centros contemplados en este artículo dispondrán de:

– Un despacho de Dirección.

– Una Secretaría

– Una sala de profesores de tamaño adecuado al nº de puestos escolares autorizados.

– El nº de alumnos ideal para 0-1 es de 8 alumnos, para 1-2 es de 13, para 2-3 es de 20 y para 3-6 es de 25 alumnos.

– Las Disposiciones adicionales 1ª dice en el caso de Centros situados en el mismo edificio o recinto escolar, que la Educación Infantil y Primaria pueden compartir recinto del patio siempre y cuando las horas sean diferentes, es decir, que no coincidan.

La disposición adicional 4ª dice que los Centros rurales quedan exceptuados de los requisitos establecidos en los artículos anteriores mencionados 10, 11 y 12 del RD 1004/ 91 de 14 de Junio.

En las Disposiciones transitorias en la 5ª se recoge que los Centros educativos que atienden a niños menores de 6 años que no reunan estas condiciones con arreglo a la legislación anterior de la Ley Orgánica 1/90 de 3 de Octubre de Ordenación Gral del Sist. Educativo, dispondrán de un plazo de 10 años para adecuarse a ellas y si no se clausuraran en el año 2000.

Una vez vistos los requisitos mínimos que deben cumplir los Centros de Educ. Inf pasaríamos a desarrollar las condiciones ideales que debe reunir tanto el edificio donde está ubicado el centro como su mobiliario:

No existe una organización espacial que se pueda considerar modélica o ideal. Cada profesor o profesora ha de buscar la más adecuada para las características de su grupo dado que cada Centro de Educación Infantil y cada grupo de niños tiene su propia situación y circunstancia.

Antes de analizar los criterios para distribuir y organizar el espacio que debe reunir el Centro de Educ. Infantil, voy a exponer las condiciones básicas que debe reunir su arquitectura.Hay una serie de condiciones de dos tipos como son: pedagógicas y físicas.

En cuanto a condiciones pedagógicas las condiciones que debe tener el edificio escolar son adaptabilidad y flexibilidad .

La adaptabilidad es la propiedad de un edificio para admitir cambios en sus estructuras, supone posibilidad de hacer cambios físicos en el edificio de añadir o eliminar elementos constructivos.

La flexibilidad hace referencia a la cualidad de una estructura supone conseguir espacios adaptables a varias funciones.

1. -El edificio escolar en su conjunto y de forma particular en determinadas dependencias del mismo como son el vestíbulo, cuartos de baño, sala de profesores, etc.

2. – Los espacios exteriores y

3. – El espacio del aula.

Hay una serie de condiciones físicas del edificio escolar que deben estar en función de las necesidades propias de los niños . En este sentido vamos a ver qué condiciones deben reunir:

.Ubicación del centro: resguardado de vientos, humedad, contaminación etc.

.Orientación al mediodía, con el fin de recibir el máximo de luz solar.

.Ventilación permanente y regulable.

.Estructura es recomendable que el edificio sea de una sola planta. Las agrupaciones lineales distribuyen las unidades escolares unas al lado de otras comunicándose por un pasillo. Las agrupaciones nucleadas distribuyen las aulas a partir de un espacio común, su aspecto externo suele adoptar la forma de círculo, polígono. Agrupaciones mixtas combinan ambas las lineales y agrupadas pero resultan caras y están indicadas para centros con muchos alumnos.

.Distribución de espacios: siendo las dependencias principales el vestíbulo como zona de recepción, una zona administrativa formada por Dirección, Secretaría y sala de profesores. Una zona de actividades formada por: aulas, sala de descanso, de usos múltiples, aseos,etc.

Zona de servicios: comedor, enfermería y gabinete psicopedagógico. Una zona verde con jardin y huerta, una zona de juegos educativos con toboganes, columpios, etc y una zona de recreo con cubierta para la lluvia.

.Condiciones acústicas: con tratamientos acústicos que reduzcan el ruido interior como exterior.

.Iluminación con luz natural.

.Calefacción manteniendo un ambiente con temperatura de 20º sin resecar el ambiente.

Para conseguir el máximo aprovechamiento, el mobiliario debe reunir las siguientes condiciones:

1.- Físicas: ligereza, seguridad y resistencia.

2.- Estéticas: atractivos y armónicos de color suave.

3.- Pedagógicas: que facilite la flexibilidad organizativa que sea movible.

La función que tiene el mobliario es fundamental en la medida que puede facilitar la transformación del ambiente, para ello se puede disponer de un mobiliario fácil de manejar y desplazar de un lugar a otro: biombos, muebles con ruedas y también sirven para crear espacios: estanterías, armarios, etc, que pueden ayudar al niño a crearse su rincón preferido, satisfaciendo su necesidad de aislamiento, tranquilidad, etc.

Tiene el mobiliario con la disposición de mesas y estanterías otra función y es la de ayudar a marcar las zonas de paso dentro del aula, evitando aglomeraciones e interferencias (tropezones, interferir en la actividad del compañero).

Las mesas y sillas para los niños deberán ajustarse a su estatura para que adopten posturas correctas.

Con respecto a los armarios y estanterías deben ser abundantes,repilables o móviles. Son aconsejables muebles por componentes que permiten cambios de forma y función.

La pizarra deberá ser amplia y colocada a la altura de los niños.

Diremos a grandes rasgos que en la selección del equipamiento debe intentarse:

– Crear un ambiente estimulador y tranquilizante a la vez

– Crear un ambiente acogedor, limpio y ordenado.

– Un ambiente flexible que permita transformaciones según necesidades de cada grupo.

– Una organización que posibilite y refuerce la adquisición de hábitos de trabajo, orden, aseo y convivencia.

– Que sean fáciles de transportar con ruedas, ligeros, resistentes, sin peligros de salientes, vértices redondeados, estéticos de colores naturales o suaves y fáciles de limpiar y de materiales no tóxicos.

– Adecuados a las distintas edades, considerando los tamaños, las calidades, las formas, el peso, etc.

– Debe favorecer las distintas actividades, colectivas, individuales, el juego simbólico, estimulando el lenguaje.

– Hay que prever un mobiliario adecuado a las necesidades de los adultos para facilitar su labor.

A continuación pasaríamos una vez desarrollado el Equipamiento o mobiliario, veremos el Material didáctico.

El material didáctico se puede definir como todo elemento de juego y de trabajo válido para desarrollar capacidades y habilidades y que permita realizar nuevos aprendizajes.

Este material didáctico incluye diferentes tipos como son:

1.- Material para grandes espacios exteriores e interiores.

2.- Paneles de documentación y expositores.

3.- Material de aula.

4.- Material de recuperación.

5.- Material informático y audiovisual.

Los materiales didácticos en Educ. Inf son muy numerosos y polivalentes por este motivo resulta especialmente complicado su clasificación en cualquier caso todos los materiales del Centro deberían promover el desarrollo motórico y sensorial, la manipulación, observación y experimentación, el desarrollo del pensamiento lógico, la representación y simulación y la expresión oral, plástica, musical y corporal. Materiales que permiten el desarrollo de lo que acabamos de decir serían los siguientes:

Dentro del material para grandes espacios exteriores e interiores estarían los:

1.- Juegos modulares: permiten construir castillos, casitas.

2.- juegos de agua y arena.

3.- Columpios.

4.- Neumáticos

5.- Grandes piezas blandas como rulos, colchonetas, piscinas de bolas. Todos ellos contribuyen al desarrollo de diferentes aspectos de la psicomotricidad gruesa como el equilibrio, la coordinación general, coordinación visomotriz, etc.

· En los paneles de documentación y expositores:

Dentro de este material quedan incluidos todos los materiales con intención comunicadora y que son presentados en forma de carteles, murales.

Se clasifican en:

– Paneles de comunicación a las familias ejemplo menús de comidas, excursiones y reuniones.

– Presentación del equipo de Centro y de los grupos de niños a través de murales fotográficos, situados en el vestíbulo de la escuela, en las puertas de las aulas.

– Presentación de actividades significativas a través de murales con trabajos de los niños.

– Presentación a través de símbolos o códigos de aspectos de la vida cotidiana: símbolos de rutinas, de identificación para colgar las mochilas,etc.

A la hora de elaborarlos hay que cuidar la estética y la presentación clara y cuidada, deben predominar las imágenes sobre el texto hablado.

· En el material de aula se incluirían:

Juegos de rosca : compuestos por tuercas son unos tornillos que suelen tener cabeza de forma geométrica ej: un triángulo que pueden enroscarse en ejes sin ayuda de herramientas.

Son muy útiles para que el niño consiga una buena destreza digital y para aprender el nombre de algunas figuras geométricas y algunos colores.

Dominós puzzle: son juegos de asociación compuestos por tablillas con imágenes que se unen como las piezas de un puzzle y que están relacionadas entre sí. Tienen sistema autocorrector por sí se equivoca el niño. Su finalidad es desarrollar la capacidad de observación y atención y a partir de ahí sea capaz de hacer asociaciones. También permiten desarrollar la habilidad manual y movimientos digitales.

Juegos de plantillas de dibujo: formados por tablillas en las cuales se ha recortado una figura y dichas siluetas encajan en las tablillas se utilizan para que el niño dibuje contornos, sirve para la inhibición del trazo al apoyar sobre la silueta se evita la dificultad en el trazo y también sirve para la disociación de movimientos manuales.

Secuencias temporales: compuestos por tablillas en cada una de las cuales aparece una escena. Colocándolas ordenadamente componen una historia con sucesión temporal, son muy útiles para trabajar la ordenación temporal.

Los dominós: compuestos generalmente por 28 fichas, divididas en dos partes iguales, en cada una de las cuales hay una imagen, desarrollan la capacidad de atención y observación, así como las relaciones interpersonales.

Juegos de costura: compuestos por superficies taladradas que pueden ir acompañadas de cordones, punzones, siluetas de vestidos, botones y otros complementos. Son muy útiles para trabajar la coordinación óculo-manual, los movimientos bimanuales disociados.

Los ensartables: formados por piezas que pueden enhebrarse en un cordón o apilarse en torno a un eje rígido fijo ej: collares: mete dos bolas azules y 2 rojas. Se puede trabajar con ellos la coordinación óculo manual y algunos conceptos lógico- matemáticos ( grande- pequeño, largo- corto) hacer clasificaciones y seriaciones.

Los puzzles son juegos compuestos por un mínimo de 2 piezas y un maximo indefinido que al unirse correctamente componen una imagen completa. Constituyen un buen instrumento para desarrollar la capacidad de análisis ( reversibilidad).

Los juegos de encaje: se componen de piezas en 2 ó 3 dimensiones de formas geométricas o no geométricas sirven para desarrollar la coordinación óculo-manual.

Las construcciones: se componen por piezas de diferentes formas, tamaños y colores con las que pueden hacerse múltiples combinaciones permiten expresar la creatividad mediante el juego libre.

Las loterías: compuestas de un tablero dividido en casilleros y cartoncillos que se colocan sobre el tablero sirven para que el niño desarrolle su capacidad de atención y observación.

Dentro de los materiales de Recuperación:

Estarían incluidos los obtenidos desde la elaboración y transformación de otros materiales de uso cotidiano, tanto del entorno cercano a la escuela como del hogar.

Pueden intervenir en esta elaboración y transformación el profesorado, padres, hermanos mayores y los propios niños.

. Recuperar materiales del entorno ayuda a conectar con la escuela: cuando se habla de material de desecho o recuperación se tiende a ver sólo las ventajas externas como es el ahorro económico, el aprovechamiento, pero no se ven otra serie de ventajas como que:

1.- El recuperar materiales del entorno ayuda a conectar a la escuela con su entorno.

2.- Al traer materiales del hogar por las familias se contribuye en la integración del entorno escolar con el familiar.

3.- Se favorece las relaciones personales y el sentido de equipo se refuerza al colaborar el profesorado con los niños en su elaboración o aportación de dichos materiales.

4.- Son materiales abiertos al mantener gran número de opciones de uso favorecen la creatividad.

5.- Favorecen la visión de la realidad.

Las fuentes de obtención de estos materiales son muy variadas:

1.- Material de desecho de uso doméstico: cajas, envases, bolsas, papeles, botellas, botes, tubos cartón, ropa, jueguetes, regalos, telas, tapones, papeles, revistas, etc.

2.- Material de desecho de clínicas: cajas, vendas, gasas, carretes, etc.

3.- Material de desecho de fruterías: cajas de madera de frutas, paja.

4.- Material de desecho de oficinas: carretes, cintas máquina etc.

5.- Material de uso común: palillos, pinzas, chapas.

Dentro del material informático y audiovisual:

Estarían los materiales informáticos y los materiales audiovisuales. Dentro del material informático:

1.- Por los objetivos que se pretenden lograr: actividades de prelectura, psicomotricidad fina y organización espacial.

2.- Por las funciones a los que se aplica: aprendizaje del teclado ordenador y presentación de gráficos.

3.- Por los tipos de interacción alumno- ordenador : sí/no, completar.

Entre los materiales audiovisuales los más comunes son: proyector, cámara de fotos y vídeo, focos luminoso, fotocopiadora, cassette, reproductores de sonido y amplificadores.

– Otros materiales no estructurados serían: la prensa, fotografías familiares, postales, libros, diapositivas, discos y cintas, etc.

Dentro de los recursos didácticos desempeñan un papel de 1ª importancia los material curriculares utilizados ya que van a determinar en gran parte la forma de entender y realizar la enseñanza. Zabala define los materiales curriculares como los medios que ayudan al profesor a dar respuesta a los problemas concretos que se plantean en los distintos momentos de los procesos de planificación, ejecución y evaluación.

También entendemos por materiales curriculares cualquier documento que ayuda a la planificación y realización del currículum en los centros. Es un material del profesor.

Tras la reforma educativa y la entrada en vigor de la LOGSE va a haber un mayor protagonismo y participación del profesorado en el Currículo por eso va a participar en dos Niveles de concreción:

– Primer Nivel ( Diseño Curricular Preescriptivo MEC y CCAA)

– Segundo Nivel Proyecto Curricular de Centro o etapa (Claustro)

– Tercer Nivel: Programaciones de ciclo y aula ( profesor).

El modelo de currículo abierto y flexible que se establece en nuestro país, no exige que cada profesor se tenga que elaborar la totalidad de los materiales curriculares con los que va a tener que apoyar su práctica docente.

E. Martín profesor en Psicología en la Universidad Autónoma de Madrid afirma que los Materiales Curriculares son necesarios para cubrir el espacio desde el D.C.B que se ajuste mejor a su centro.

Pues bien los materiales curriculares son materiales que van a ayudar al profesorado a desarrollar el 2º y 3º nivel de concreción. Por todo lo expuesto, los materiales curriculares deberán caracterizarse por:

– ajustarse a las prescripciones oficiales.

– Adaptarse al contexto educativo donde se va a utilizar.

– Incluir todo tipo de contenidos así como los temas transversales del currículo.

– Ajustarse a los principios de intervención educativa que haya acordado el equipo docente.

– Constituir un material claro y abierto que ofrezca gran número de posibilidades.

Una vez descritos los distintos materiales que ofrece la escuela infantil y la importancia que de ellos se deriva, pasamos a ver el último apartado del tema Selección, Utilización y evaluación de los recursos materiales:

En cuanto a la selección de los recursos deben ofrecer cuatro valores esenciales de desarrollo:

1.- Funcional o de utilidad por su adaptación al niño.

2.- Experimental por las adquisiciones que le permite

3.- De estructuración en relación con el desarrollo de la personalidad del niño.

4.- Y de Relación afectiva entre el niño y el material ej: muñeca.

Teniendo en cuenta estos valores a la hora de seleccionar los recursos materiales, estos deben reunir unos criterios serían los siguientes:

1.- Ser seguro, no ser peligroso sin aristas cortantes, ni tóxico.

2.- Usar materiales de buena calidad, ya que serán más duraderos, lavables y resistentes.

3.- Elegidos a la medida de uso de los niños, estatura, adaptabilidad.

4.- Utilizarse con finalidad pedagógica, es decir cubrir las capacidades del alumno..

5.- Cuidar la estética, que sean armónicos, colores alegres, reparar aquello que se rompe, renovar decoración periódicamente.

6.- Elegir materiales abiertos, de usos múltiples y de cierta complejidad ya que les mantiene interesados prolongando su atención.

7.- Optar por materiales hechos dentro de la propia comunidad de las familias de los niños así se crean lazos entre hogar y escuela.

8.- Proporcionar variedad de materiales distintos. Cuantas más posibilidades de aprendizaje brindemos a los niños más cantidad de oportunidades tendrán los niños de ampliar su conocimiento de forma rica y variada.

Por lo que respecta al epígrafe del tema de la utilización de los recursos materiales, algunas de las líneas generales en las que nos podemos basar son las siguientes:

1.- Accesibilidad y visibilidad:

Intentar que los materiales estén a la vista y al alcance de los niños, los muebles serán abiertos, los recipientes transparentes y las cajas abiertas con esto se conseguiría la visibilidad.

La accesibilidad se consigue situando el material a la altura del niño.

2.- Clasificación y etiquetaje:

La distribución debe atender a una clasificación conocida por todos, la clasificación favorece la autonomía de los niños. El material estará ordenado según criterios que todo el grupo conoce y acepta y etiquetado. Los criterios para clasificar pueden ser muy variados según su función para pintar, para el juego, para psicomotricidad).

Usar etiquetas facilita el orden del material, la etiqueta debe estar si es posible en el material y en el estante a la vez.

Se pueden usar distintos tipos de etiquetas dependiendo de la edad de los niños: puede contener el objeto real si es pequeño o con fotografías, dibujos.

3.- Contenedores:

Es muy importante contar en el aula con contenedores que permiten la recogida del material para que la clase se conserve en orden y para que el material no se deteriore ni pierda parte de sus piezas. Elegiremos contenedores sencillos y sin adornos, amplios, son mejores las cajas transparentes, bandejas, latas, botes de detergente, cestos, tablillas en la pared con gancho etc. En cuanto a la forma son aconsejables las cajas o contenedores rectangulares y mejor si son apilables.

4.- La distribución de materiales:

Se puede plantear de forma centralizada o descentralizada. La descentralización supone acercar los materiales a los lugares de acción. Se pretenderá que en cada área de trabajo o rincón haya el material necesario para llevar a cabo en él las actividades.

La distribución del material está relacionado con la distribución general del espacio, en definitiva se debe buscar la autonomía de los niños y el aprovechamiento y uso de los materiales con las mínimas interferencias.

5.- Criterios de uso y conservación:

Se seguirán las siguientes directrices:

– No sacar todos los materiales al principio de curso, irlos exponiendo de forma progresiva con una descripción por parte del maestro de sus características, para qué sirve, cómo se usa, dónde se guarda y cómo se cuida.

– Establecer normas conocidas por todos del uso del material recordadas a través de tarjetas con dibujos, revisadas al inicio de la jornada y al final de jornada. Cada niño debe recoger lo que hay usado en sus actividades.

– Revisar el material periódicamente, arreglando lo deteriorado y eliminarlo y sustituirlo por otro, tanto la revisión como el arreglo es una actividad que deberá asumir el grupo a través del panel de responsabilidades o responsables de tarea. De esta forma habrá una distribución de tareas en la clase.

6.- Criterios de integración en el horario:

La distribución de los materiales, su recogida, uso y conservación necesitan de un tiempo en la actividad escolar. El maestro/a planificará así un tiempo diario dedicado a buscar posibilidades de arreglo, orden, almacenamiento del material.

Por último y para finalizar el desarrollo del tema pasamos a continuación a ver la evaluación de los recursos materiales:

La Reforma educativa ha dado gran importancia a la evaluación. También se ha hecho hincapié en que la evaluación se dirija no sólo al proceso de aprendizaje de los alumnos sino también al proceso de enseñanza de los profesores, es decir habrá que evaluar el proceso de enseñanza-aprendizaje en su doble vertiente.

Por todo hay que evaluar entre otros aspectos los materiales didácticos porque son elementos que influyen en el proceso de enseñanza-aprendizaje potenciando o entorpeciendo la calidad del mismo.

La normativa Legal de la Evaluación de Educación Infantil O.M de 12 Nov del 92 señala la Evaluación formativa como uno de los principales tipos de evaluación a utilizar.

Debe centrarse tanto en el proceso de enseñanza como en el de aprendizaje. Dentro del proceso de aprendizaje estaría incluida la evaluación de los recursos materiales.

La evaluación formativa permite obtener información constante del proceso de enseñanza-aprendizaje y tomar las decisiones necesarias para mejorar su eficacia, por ello tendremos en cuenta unos criterios de valoración de dos tipos excluyentes que no deben usarse como son el criterio de peligrosidad física con material tóxico, hiriente, etc y el criterio de peligrosidad psíquica que fomente la violencia y los criterios de Inclusión o que sí deben de usarse estarían:

– Criterio creativo.

– Criterio pedagógico.

– Criterio estimulador, motivador.

– Criterio estético.

– Criterio práctico: fácil de ordenas, conservar y manipular.

– Criterio solidez: resistente.

Realizar una evaluación continua para ver cómo se desenvuelven los niños con el material, sí se ajusta a nuestras intenciones educativas, sí permite mantener su interés.

– Realizar una evaluación final para hacer una valoración global de los resultados obtenidos son el material y comparar con lo que inicialmente esperábamos.

– La evaluación por todo lo dicho se deduce que debe ser sistemática y planificada. Esta evaluación no es tarea exclusiva de cada educador si no que en ocasiones es necesario que esta labor se lleve en equipo puesto que la visión y sugerencias personales pueden enriquecer a los restantes profesores. También será una labor en la que de forma más o menos directa participarán los propios niños.

Concluiré el tema:

A lo largo del tema hemos comprobado la repercusión del equipamiento y de los materiales en el ambiente de aprendizaje cuya importancia queda resaltada en los principios metodológicos del Curriculo Oficial. Asimismo hemos analizado el importante papel que tienen los materiales curriculares en nuestra toma de decisiones.

En definitiva concluiré diciendo que en la Etapa de Educación Infantil de ( 0 a 6 años) es muy importante tener una buena oferta de material para presentar a los niños/as. Estos deben ser muy variados para que puedan contribuir a desarrollar sus capacidades afectivas, físicas, intelectuales y sociales. Igualmente deben ir cambiando de acuerdo con las posibilidades de acción de los niños/as.

Y como hemos dicho anteriormente en el tema los materiales didácticos en esta etapa de la Educ. Inf son muy variados, por ello es muy complejo su clasificación, en cualquier caso el tema es de suma importancia, ya que a través de los materiales del Centro se promueven el desarrollo motórico y sensorial, la manipulación, observación, la expresión oral, plástica, musical y corporal

Bibliografía:

Para preparar este tema he utilizado a Escamilla Amparo, Franco y Gaillin si he mencionado los 20º.Y la Normativa mencionada en el tema.