Toda la documentación que encontrarás en Oposinet la puedes tener en tu ordenador en formato word. De esta forma podrás modificarla y trabajar con ella con más comodidad.


Ponte en contacto con nosotros a la dirección y te la enviaremos. A cambio te pedimos que compartas tu información, enviándonos documentos interesantes para la preparación de estas oposiciones: temas, programaciones didácticas, exámenes... Es imprescindible que estos documentos no posean derechos de autor, que no existan ya en la web y que sean realmente interesantes para la preparación de las oposiciones.


Otra opción para conseguir los documentos en formato word es realizar un pago de 19,5 euros, con la cual mantendremos esta web y compraremos nuevos materiales para ponerlos al alcance del resto de la comunidad. Importante: con el pago te proporcionaremos TODOS los documentos que hayamos publicado de una de las especialidades de oposiciones. Los documentos publicados en formato pdf no te los proporcionamos en formato Word sino en pdf.




Tema 19 – La enseñanza y el aprendizaje de la lengua en la educación infantil

Técnicas y recursos para la comprensión y la expresión oral. La intervención educativa en el caso de lenguas de contacto.

Delimitaciones conceptuales.

Para empezar el tema voy a delimitar conceptualmente los términos principales que aparecerán en el mismo:

  • Comunicación: Es la capacidad de interactuar con los demás a través de conductas intencionadas.
  • Lenguaje: Es un lenguaje de signos codificados que nos permite representar la realidad en ausencia de ésta.
  • Habla: Expresión oral del lenguaje.

El lenguaje es El tratamiento educativo de la lectura y la escritura antes de la educación obligatoria suele ser objeto de dos actitudes marcadamente contrapuestas. Una, en la que se rechaza la presencia de estos contenidos so pretexto de que los niños no han alcanzado la madurez suficiente para realizar su aprendizaje. Otra, en la que se trata por todos los medios de que los niños se incorporen a la educación obligatoria con esos aprendizajes conseguidos. La opción más adecuada es optar por un planteamiento en el que se preste atención al mismo tiempo a lo que son las capacidades de los niños de esta etapa, y a lo que son las exigencias a las que tendrán que hacer frente en el primer ciclo de la escolaridad obligatoria, donde habrán ya de abordar la apropiación de la lectura y la escritura.

La LOE entre las capacidades a desarrollar para la Educación Infantil establece la de iniciarse en las habilidades de lecto-escritura. El Real Decreto 1.630 señala al respecto de la lecto-escritura: ” en el segundo ciclo de Educación infantil se pretende que niños y niñas descubran y exploren los usos de la lectura y la escritura, despertando y afianzando su interés por ellos. La utilización funcional y significativa de la lectura y la escritura en el aula, les llevará, con la intervención educativa pertinente, a iniciarse en el conocimiento de algunas de las propiedades del texto escrito y de sus características convencionales cuya adquisición se ha de completar en el primer ciclo de Primaria.

La adquisición de la lectura y la escritura se completa cuando el niño accede a los có­digos convencionales que contienen y es capaz de utilizarlos para interpretar información o para producir él mismo tal tipo de información. Pero antes del acceso a estos códigos (acceso que como criterio general debe realizarse en el Primer Ciclo de la Educación Pri­maria), son variadas las habilidades que debemos desarrollar que están al alcance de sus posibilidades evolutivas y de la intervención educativa del profesor. A continuación pasa­mos a comentarlas.

Los niños del Centro de Educación Infantil saben que las palabras escritas significan cosas; que es posible dejar constancia de muchas otras cosas de las que es posible partir para construir nuevos y mejores conocimientos .Por ejemplo trabajaremos habilidades como: hay que mantener el libro recto para leer, que se va de izquierda a derecha, una línea debajo de la otra, que suele existir coherencia entre lo que dicen las palabras y lo que representan las ilustraciones, etc. Progresivamente, aprenden a diferenciar el dibujo de la escritura, así como la escritura convencional de “escrituras” no convencionales (garabatos, cenefas…).

Para acometer con éxito la lengua escrita debemos estimular habilidades relacionadas con el lenguaje oral entrenando a los niños a producir sonidos, silabas y palabras con soltura.

En el Centro de Educación Infantil, sobre todo en el Segundo Ciclo, es posible desarro­llar secuencias de actividades significativas y funcionales que remiten a la utilización del texto escrito: escuchar cuentos leídos por el adulto, las instrucciones de un juego, mensajes de diferente tipo, “leer” conjuntamente con el adulto o con otro compañero mayor, asistir a la escritura que el adulto hace de mensajes funcionales (lo que va a llevar en la excursión del día siguiente, el propio nombre para identificar el colgador de la ropa, el cajón o la parte del mural donde colgará sus dibujos, el texto escrito por el adulto del cuento que el niño ha inventado e ilustrado, etcétera).

El aprendizaje de la escritura plantea además el problema específico del dominio de habilidades perceptivo- motrices. Es, de nuevo, mucho lo que el Centro de Educación In­fantil puede y debe proponerse en el progreso del control motor grueso al control motor fino, en el curso de actividades diversas (con papel y lápiz algunas, pero otras muchas con pintura de dedos, con el manejo de tijeras, con la utilización de plastilina…) que deben tener sentido por sí mismas y no sólo como preparación para la escritura.

Así, pues, aun cuando la enseñanza sistemática del código de la lengua escrita no constituye un objetivo de la Educación Infantil, ello no debe impedir ni el tratamiento de ese sistema en una aproximación significativa y funcional, ni responder a los interrogantes que, en el marco expuesto, sin duda plantearán los niños”.

Según Monfort, en la adquisición del lenguaje influyen factores de 2 tipos: endógenos y exógenos.

  • Los factores endógenos son la edad y la maduración biológica, necesarios para que el niño pueda acceder al lenguaje.
  • Como factores exógenos destacan la imitación directa y la interacción.

El niño adquiere normalmente el lenguaje en el entorno familiar, y es posteriormente en la escuela donde lo perfecciona.

Tratamiento curricular en EI.

Si nos centramos en el área del Lenguaje: Comunicación y Representación, la vigente normativa expone lo siguiente:

Esta área de conocimiento y experiencia pretende también mejorar las relaciones entre el niño y el medio. Las distintas formas de comunicación y representación sirven de nexo entre el mundo exterior e interior al ser instrumentos que hacen posible la representación de la realidad, la expresión de pensamientos, sentimientos y vivencias y las interacciones con los demás.

En la etapa de Educación infantil se amplían y diversifican las experiencias y las formas de representación que niñas y niños elaboran desde su nacimiento. Trabajar educativamente la comunicación implica potenciar las capacidades relacionadas con la recepción e interpretación de mensajes, y las dirigidas a emitirlos o producirlos, contribuyendo a mejorar la comprensión del mundo y la expresión original, imaginativa y creativa.

Como ya se ha reiterado, las tres áreas deben trabajarse de manera conjunta e integrada. Así cuando se aborde, por ejemplo, el conocimiento de objetos y materias que se refleja en el área Conocimiento del entorno, se trabajará al propio tiempo, el lenguaje matemático, que se refiere a la representación de aquellas propiedades y relaciones entre objetos, que un acercamiento a la realidad activo e indagatorio, les permite ir construyendo.

Las diferentes formas de comunicación y representación que se integran en esta área son: El LENGUAJE VERBAL, el lenguaje artístico, el lenguaje corporal, el lenguaje audiovisual y de las tecnologías de la información y la comunicación.

Por otro lado, el lenguaje oral es especialmente relevante en esta etapa, es el instrumento por excelencia de aprendizaje, de regulación de la conducta y de manifestación de vivencias, sentimientos, ideas, emociones, etc. La verbalización, la explicación en voz alta, de lo que están aprendiendo, de lo que piensan y lo que sienten, es un instrumento imprescindible para configurar la identidad personal, para aprender, para aprender a hacer y para aprender a ser. Con la lengua oral se irá estimulando, a través de interacciones diversas, el acceso a usos y formas cada vez más convencionales y complejas.

En el segundo ciclo de Educación infantil se pretende que niños y niñas descubran y exploren los usos de la lectura y la escritura, despertando y afianzando su interés por ellos. La utilización funcional y significativa de la lectura y la escritura en el aula, les llevará, con la intervención educativa pertinente, a iniciarse en el conocimiento de algunas de las propiedades del texto escrito y de sus características convencionales cuya adquisición se ha de completar en el primer ciclo de Primaria.

Asimismo, es necesario el desarrollo de actitudes positivas hacia la propia lengua y la de los demás, despertando sensibilidad y curiosidad por conocer otras lenguas. En la introducción de una lengua extranjera se valorará dicha curiosidad y el acercamiento progresivo a los significados de mensajes en contextos de comunicación conocidos, fundamentalmente en las rutinas habituales de aula.

Es preciso también un acercamiento a la literatura infantil, a partir de textos comprensibles y accesibles para que esta iniciación literaria sea fuente de goce y disfrute, de diversión y de juego.

Para materializar lo expuesto en dicha área se señalan como OBJETIVOS los siguientes:

1. Utilizar la lengua como instrumento de comunicación, de representación, aprendizaje y disfrute, de expresión de ideas y sentimientos, y valorar la lengua oral como un medio de relación con los demás y de regulación de la convivencia.

2. Expresar emociones, sentimientos, deseos e ideas mediante la lengua oral y a través de otros lenguajes, eligiendo el que mejor se ajuste a la intención y a la situación.

3. Comprender las intenciones y mensajes de otros niños y adultos, adoptando una actitud positiva hacia la lengua, tanto propia como extranjera.

4. Comprender, reproducir y recrear algunos textos literarios mostrando actitudes de valoración, disfrute e interés hacia ellos.

5. Iniciarse en los usos sociales de la lectura y la escritura explorando su funcionamiento y valorándolas como instrumento de comunicación, información y disfrute.

6. Acercarse al conocimiento de obras artísticas expresadas en distintos lenguajes y realizar actividades de representación y expresión artística mediante el empleo de diversas técnicas.

7. Iniciarse en el uso oral de una lengua extranjera para comunicarse en actividades dentro del aula, y mostrar interés y disfrute al participar en estos intercambios comunicativos.

La vía para materializar tales objetivos o capacidades se señala desde la presente orden los CONTENIDOS, agrupados en distintos bloques. Nosotros señalamos el bloque específicamente el referido al lenguaje verbal.

Bloque 1. LENGUAJE VERBAL

Escuchar, hablar y conversar:

– Utilización y valoración progresiva de la lengua oral para evocar y relatar hechos, para explorar conocimientos para expresar y comunicar ideas y sentimientos y como ayuda para regular la propia conducta y la de los demás.

– Uso progresivo, acorde con la edad, de léxico variado y con creciente precisión, estructuración apropiada de frases, entonación adecuada y pronunciación clara.

– Participación y escucha activa en situaciones habituales de comunicación. Acomodación progresiva de sus enunciados a los formatos convencionales, así como acercamiento a la interpretación de mensajes, textos y relatos orales producidos por medios audiovisuales.

– Utilización adecuada de las normas que rigen el intercambio lingüístico, respetando el turno de palabra, escuchando con atención y respeto.

– Interés por participar en interacciones orales en lengua extranjera en rutinas y situaciones habituales de comunicación.

– Comprensión de la idea global de textos orales en lengua extranjera, en situaciones habituales del aula y cuando se habla de temas conocidos y predecibles. Actitud positiva hacia la lengua extranjera.

Aproximación a la lengua escrita:

– Acercamiento a la lengua escrita como medio de comunicación, información y disfrute. Interés por explorar algunos de sus elementos.

– Diferenciación entre las formas escritas y otras formas de expresión gráfica. Identificación de palabras y frases escritas muy significativas y usuales. Percepción de diferencias y semejanzas entre ellas. Iniciación al conocimiento del código escrito a través de esas palabras y frases.

– Uso, gradualmente autónomo, de diferentes soportes de la lengua escrita como libros, revistas, periódicos, carteles o etiquetas. Utilización progresivamente ajustada de la información que proporcionan.

– Interés y atención en la escucha de narraciones, explicaciones, instrucciones o descripciones, leídas por otras personas.

– Iniciación en el uso de la escritura para cumplir finalidades reales. Interés y disposición para el uso de algunas convenciones del sistema de la lengua escrita como linealidad, orientación y organización del espacio, y gusto por producir mensajes con trazos cada vez más precisos y legibles.

Con el fin de mejorar nuestra actuación con el alumnado, la evaluación del proceso de enseñanza -aprendizaje viene dado por lo siguiente:

  1. En la Educación Infantil, la evaluación será global, continua y formativa. Las entrevistas con las familias, la observación sistemática y el análisis de las producciones de los niños y niñas constituirán las principales fuentes de información del proceso de evaluación.
  2. La evaluación en esta etapa debe servir para valorar el proceso de aprendizaje y proporcionar datos relevantes para tomar decisiones individualizadas. A estos efectos, los criterios de evaluación se utilizarán como referente para la identificación de las posibilidades y dificultades de cada niño y para observar el desarrollo de su proceso de aprendizaje.
  3. La evaluación será responsabilidad de cada tutor, que deberá dejar constancia de sus observaciones y valoraciones sobre el desarrollo de los aprendizajes de cada niño.
  4. Las consideraciones derivadas del proceso de evaluación deberán ser comunicadas de manera periódica a las familias para hacerlas copartícipes del proceso educativo de sus hijos.
  5. Al finalizar cada uno de los ciclos, el tutor elaborará un informe individualizado sobre los logros en su proceso de desarrollo y en la adquisición de los aprendizajes en relación con los objetivos establecidos. Asimismo se harán constar los aspectos que más condicionen su progreso educativo, para de esta manera garantizar una atención individualizada y continuada.

Sin duda, el conocimiento de estos aspectos por parte del maestro especialista en Educación infantil le permitirá adecuar de manera óptima los contenidos para así alcanzar los objetivos propuestos para el ciclo correspondiente, además de, ofrecer una respuesta educativa coherente y realista a las posibilidades del alumnado para ello deberá conocer todo lo relativo a las medidas de atención a la diversidad, y es que La intervención educativa debe contemplar como principio la individualización de la enseñanza, que en esta etapa cobra una especial relevancia, adaptando la práctica educativa a las características personales, las necesidades, los intereses, el estilo cognitivo, el ritmo y el proceso de maduración de los niños y las niñas de estas edades.

Las medidas de atención a la diversidad que los centros adopten irán encaminadas en todo momento a lograr que todos alcancen los objetivos de la etapa y serán siempre inclusivas e integradoras.

TÉCNICAS Y RECURSOS PARA LA COMPRENSIÓN Y EXPRESIÓN ORAL.

Tipos de técnicas.

Técnicas son aquellos mecanismos o estrategias para lograr un fin.

Recursos son los elementos que intervienen en la resolución o consecución de un fin.

A continuación, comentaré las principales técnicas que usamos en EI, a partir de las propuestas de Monfort para estimular el lenguaje en el aula.

  • ESTRATEGIAS INDIRECTAS: se dirigen a la observación y la imitación del niño, y suponen una visión de cómo utilizan el lenguaje los adultos. Se trata de que los niños escuchen el lenguaje de los adultos, pero como en el aula no hay más que un adulto, este habla solo, utilizando sus estructuras y vocabulario. Algunos ejemplos son:
    • Autoconversación: el maestro piensa en voz alta en clase, o comenta en voz alta lo que está haciendo.
    • Habla paralela: el adulto comenta en voz alta lo que está haciendo el niño.
  • ESTRATEGIAS DIRECTAS: se utilizan normalmente en el aula, en pequeño o gran grupo.

Pequeño grupo:

· ajustar el lenguaje a su nivel: para niños pequeños o con dificultades lingüísticas, es bueno utilizar un ritmo de habla pausado, mayor expresividad en la entonación, mayor gestualización al hablar, mayor simplificación de las construcciones, etc, para que entiendan mejor.

· evitar la incomprensión: cuando hablamos con un niño y no le entendemos bien, hemos de evitar hacerle sentir mal, porque entonces puede no querer seguir comunicándose. Es bueno animarle a expresarse, y ofrecerle modelos lingüísticos para que los imite.

· invitar a la autocorrección: pedirle al niño que se esfuerce por expresarse correctamente, pero sin reprimirle, animándole a que lo haga mejor y alabándole cuando lo hace.

· respuesta falsa: cuando el niño se queda bloqueado a mitad de una frase, podemos proponerle una respuesta falsa para que él nos corrija a nosotros, así le incitamos a continuar hablando.

· ayudarle a corregir: cuando el niño dice algo mal, le damos alguna pista de la forma correcta (hoy es luuuu………nes)

· feedback correctivo: cuando el niño dice algo mal, podemos responderle repitiendo su enunciado pero con las correcciones adecuadas.

Gran grupo (asambleas, debate):

  • que los niños se sienten en U: para que todos estén a la misma distancia del maestro y le vean y escuchen bien. Además se ven y escuchan entre ellos.
  • sacar temas de conversación: que sean motivadores para los alumnos y que ellos conozcan.
  • animar a los niños a conversar: que sean los niños los que hablen, el profesor actúa como moderador, pero los protagonistas son ellos. Las intervenciones del profesor deben ser breves, debe tratar de que participen todos. Es mejor terminar la charla antes de que se pierda el interés, para que los niños se queden con ganas de expresarse.
  • planificar verbalmente las actividades antes de hacerlas y recordarlas después, así los niños hablan sobre sus vivencias, refuerzan los aprendizajes y se favorece el intercambio social.

Recursos didácticos y metodológicos.

Los ejercicios y actividades deben servir para trabajar cada aspecto del lenguaje: fonético, semántico y morfosintáctico. Aunque estos aspectos se trabajan de un modo global, expondré algunas formas de plantear cada uno de ellos a partir de mi propia experiencia este curso.

Ejercicios para el desarrollo fonético y fonológico: el niño completa su sistema fonológico sobre los 6 años. A partir de este momento también se afianzan los defectos fonéticos. Por ello en la etapa de EI debe trabajarse bien para que el niño adquiera este sistema sin errores.

Las actividades más adecuadas para trabajar este campo son las siguientes:

· Juegos de discriminación auditiva, para distinguir las cualidades del sonido (discriminar entre voz grave y aguda).

· Juegos de motricidad buco-facial, a través de juegos (soplar una vela, comer un caramelo, hablar exagerando la vocalización).

· Juegos de imitación, como onomatopeyas, canciones, etc (imitar a un león para la R: GGRRRRRRRR).

Ejercicios para el desarrollo semántico: se trata de propiciar situaciones para enriquecer el vocabulario de los alumnos, introduciendo nuevas palabras y comprendiendo mejor el significado de las que ya conocen.

Los ejercicios para trabajar este aspecto deben ir de lo más concreto a lo más abstracto, tal como afirma Doyle.

Estos ejercicios pueden ser para aprender palabras nuevas o para comprender mejor las conocidas.

· Vocabulario de la UD, que parte de un centro de interés concreto

· Analizar objetos, por ej una marioneta (nariz, boca, ojos, cejas, botones, pestañas, etc), ayudan al niño a superar el sincretismo y a adquirir vocabulario

· Decir el nombre de objetos conocidos: por ej los que vemos en clase, que los niños describan su habitación, etc

· Juego de la sorpresa en la asamblea

· El juego del dado mágico

Ejercicios para el desarrollo morfosintáctico : La sintaxis es fundamental para el lenguaje. Si el nivel sintáctico es pobre el lenguaje evolucionará poco. La forma principal de aprender la sintaxis es la imitación directa.

  • Buscar palabras que puedan decirse cambiando las sílabas: cosa / saco , pala / lapa
  • ficha para ordenar una frase con imágenes: come Juan melón

– Juegos morfosintácticos (“yo tengo un globo rojo, lo hincho y lo pincho” vamos cambiando el adjetivo: grande, amarillo, pequeño, blando, etc.)

Ejercicios para el desarrollo pragmático : Sirven para estimular las distintas funciones del lenguaje, según Halliday.

· Buscar diferentes significados de una misma palabra

· Buscar palabras que signifiquen lo mismo, lo contrario

· Buscar distintas formas de decir una misma cosa

· Redactar cartas a distintas personas (petición de visita al zoo), adecuando el lenguaje a la situación social, el contexto comunicativo y el interlocutor

Relación de recursos y materiales adecuados:

Podemos utilizar

  • recursos impresos (láminas, murales, fotos, cuentos, cartas, etc.)
  • recursos dramáticos (títeres, teatro de sombras, máscaras, maquillaje, disfraces)
  • recursos creativos (juegos de adivinanza, la sorpresa en la asamblea, cartas a diferentes destinatarios, carta a Ximo)
  • recursos audiovisuales (canciones, videos, diapositivas).
  • -recursos informáticos (programa Click de la Generalitat de Catalunya, cd-roms interactivos).
  • recursos cotidianos: para analizar o describir

LA INTERVENCIÓN EDUCATIVA EN EL CASO DE LENGUAS EN CONTACTO.

Prescripciones curriculares.

El bilingüismo es el dominio por igual de dos lenguas.

La diglosia es la situación de convivencia de dos idiomas en el seno de una misma población o territorio, donde uno de los idiomas tiene un estatus privilegiado —como lengua de cultura, prestigio o uso oficial— frente al otro, que es relegado a las situaciones socialmente inferiores de la oralidad, la vida familiar y el folklore.

En el caso de nuestra Comunidad, la situación es de diglosia, donde el castellano es la lengua dominante y el valenciano la minoritaria. Por ello, se intenta compensar el uso de ambas lenguas, potenciando la minoritaria.

Por ello se creó la Llei d’us i promoció del valencià, en la que se distinguen distintos territorios donde predomina una u otra lengua.

En las zonas de dominio castellano-parlante, el valenciano debe aparecer al menos como asignatura, mientras que en las zonas valenciano-parlantes, los centros pueden optar por uno de los 3 programas de enseñanza en valenciano: PIP, PIL o PEV. En el PIP, la lengua vehicular es el castellano, mientras que en los otros 2 lo es el valenciano.

Se establece:

· En los territorios con lengua propia, el sistema escolar ha de tratar de que los alumnos, al final de la secundaria, posean un dominio pleno de ambas lenguas. Para ello, en todos los niveles educativos debe enseñarse las 2 lenguas en la medida necesaria para lograr dicho fin, y las 2 serán lenguas oficiales de enseñanza en el currículo escolar.

· la iniciación de la enseñanza se hará en la lengua materna de los alumnos, para introducirle a continuación en la otra.

· si existen escuelas con diferentes programas lingüísticos, los padres podrán elegir entre ellas

En EI se tendrá en cuenta la lengua materna y se dará un carácter introductorio a la otra. Así, el niño irá aprendiendo primero a comprender la 2ª, y posteriormente a utilizarla con palabras sueltas y frases.

Pautas metodológicas generales.

Estas estrategias se refieren al papel del profesor y a la organización del aula.

  • PIE
  • Uilizar materiales motivadores: cuentos, canciones, refranes populares, etc.

La adquisición del lenguaje se da principalmente a través de la interacción entre el niño y el adulto.

Para ello debemos partir de lo conocido, e ir introduciendo elementos nuevos. Esta idea se relaciona con la tesis de Vigotsky y su zona de desarrollo próximo, y también con el aprendizaje significativo de Ausubel.

Por ello, la enseñanza de la 2ª lengua en EI debe partir de situaciones y contextos conocidos por los niños, como experiencias vividas en el aula o en el contexto familiar.

Los cuentos son una importante herramienta didáctica (TEI 20). Pueden ser elaborados por el profesor, y narrar situaciones cercanas a los niños y a sus entornos más cercanos. Así, las palabras y expresiones que el niño no conoce, se refieren a elementos y situaciones cotidianas para él, con lo que puede voluntariamente establecer relaciones entre lo conocido y lo nuevo, entre significantes y significados.