Toda la documentación que encontrarás en Oposinet la puedes tener en tu ordenador en formato word. De esta forma podrás modificarla y trabajar con ella con más comodidad.


Ponte en contacto con nosotros a la dirección y te la enviaremos. A cambio te pedimos que compartas tu información, enviándonos documentos interesantes para la preparación de estas oposiciones: temas, programaciones didácticas, exámenes... Es imprescindible que estos documentos no posean derechos de autor, que no existan ya en la web y que sean realmente interesantes para la preparación de las oposiciones.


Otra opción para conseguir los documentos en formato word es realizar un pago de 19,5 euros, con la cual mantendremos esta web y compraremos nuevos materiales para ponerlos al alcance del resto de la comunidad. Importante: con el pago te proporcionaremos TODOS los documentos que hayamos publicado de una de las especialidades de oposiciones. Los documentos publicados en formato pdf no te los proporcionamos en formato Word sino en pdf.




Grupo

Ø CONCEPTO DE GRUPO

Ø CLASES DE GRUPO

Ø CARACTERISTICAS DE LOS GRUPOS

Ø ETAPAS EN LA VIDA DE UN GRUPO

CONCEPTO DE GRUPO

La vida del hombre se desarrolla habitualmente en grupo, desde que nace hasta que muere. En unos casos se trata de una participación obligatoria, en otros es ocasional y en otros, espontánea.

El vocablo grupo se empleó en Francia por primera vez para designar un conjunto de personas reunidas. Su origen se atribuye a la palabra italiana “groppo” o “gruppo” que significa “nudo”.

Al igual que ocurre con el término de ASC, no existe unanimidad entre los diferentes autores a la hora de determinar que se ha de entender por grupo, sino que cada especialista da una definición concreta apoyándose en una o varias de las propiedades de éste que considera más relevantes para su configuración.

Como componentes básicos de todos los grupos podríamos recoger los siguientes:

  • Conjunto de personas que interaccionan entre sí en una relación cara a cara, directa, por medio de la cual se influyen mutuamente.
  • Unos objetivos y metas comunes, compartidas por todos sus miembros, por su puesto la posibilidad de que cada miembro pueda conseguir también dentro del grupo algún tipo de objetivo particular. Estrechamente ligados a los objetivos y metas se encuentran las actividades o tareas que el grupo debe realizar para intentar conseguirlos. Se convierte así en un factor fundamental que condicionará la dinámica propia de cada grupo.
  • Una estructura en la que cada miembro tiene su función concreta dentro de la tarea a realizar para la consecución de esos objetivos comunes.
  • Un sistema de normas y reglas que delimitan y regulan la conducta y las actitudes aceptables de sus miembros.

CLASES DE GRUPOS

Los grupos pueden clasificarse por numerosas variables:

· Según los objetivos los grupos pueden dividirse en:

A. Grupos que persiguen un objetivo interno a él mismo y que buscan la coexistencia entre sus miembros, el contacto recíproco: clubes, asociaciones recreativas, peñas. En estos grupos la estructura es democrática y la afiliación es voluntaria.

B. Grupos que persiguen un objetivo externo al grupo. En este caso el grupo no es un fin en sí mismo, sino un medio. Son ejemplos las asociaciones de vecinos o de padres.

· Por su origen los grupos pueden ser:

A. Obligatorios (la familia, la raza, etc.) en la que los miembros no eligen la pertenencia.

B. Voluntarios, por que los miembros han elegidos pertenecer a ellos y pueden abandonarlos cuando lo desean (este curso, grupo de amigos).

· Por la estructura, los grupos pueden ser:

A. Formales o que poseen una estructura organizada, y cuyas relaciones sociales son impersonales y se ejercen a través de roles previamente definidos por el mundo externo al grupo: por ejemplo, una comunidad de propietarios, donde es indiferente el miembro de la familia que vaya con tal de que la represente.

B. Informales, en los cuales los roles son determinados por el propio grupo y en el que las relaciones sociales son directas y personales. Se forma espontáneamente y lo que pretende es la satisfacción afectiva de sus miembros en el ocio y la amistad. Ejemplo: una pandilla juvenil.

· Por el tipo de interacción los grupos se dividen en:

A. Primarios. Se caracteriza por el número reducido de sus miembros, por la existencia de lazos personales, emocionales, íntimos entre sus miembros.

Hay una interacción directa “cara a cara” de modo que cada uno establece una interacción directa con los demás y a su vez los demás influyen sobre él.

Hay una interdependencia. Los miembros dependen los unos de los otros para la satisfacción de sus necesidades individuales y consecución de objetivos personales.

Ejemplo: la familia.

B. Grupo secundario. Sistema que funciona regido por instituciones. Las relaciones entre sus miembros son frías, formales e impersonales. El grupo es un medio para lograr unos fines, las relaciones se establecen a través de relaciones indirectas. El grupo secundario está constituido por muchos miembros.

Ejemplo: empresa, un hospital…

CARACTERÍSTICAS DE LOS GRUPOS

Todo grupo tiene una serie de características, las cuales identifican y definen por sí mismas al grupo.

Entre ellas podríamos destacar:

· Interrelación entre sus miembros.

Es necesario e imprescindible para que un grupo se forme que sus miembros se relacionen entre sí, como consecuencia de estas relaciones se establecen interdependencias entre los miembros del grupo.

· Objetivos y metas comunes.

Objetivos y metas comunes compartidas por todos los miembros. Los objetivos son el motor fundamental de todo grupo, permitiendo que el grupo camine hacia la meta deseada.

Estos objetivos deberían ser:

v Claros. Objetivos que especifiquen contenidos concretos, como las vías para conseguirlos.

v Operativos. Deben estar formulados en términos precisos y con referencia al tipo concreto de actividades que han de realizarse para lograrlos. Ello permitirá determinar cual es el estado actual del grupo y lo conseguido en cada momento, en relación con lo que se pretende alcanzar. Al contrario la vaguedad de su definición imposibilitaría saber realmente si éstos se han alcanzado o no y cuanto falta para obtenerlos.

v Manifiestos. Objetivos explícitamente reconocidos por todos los componentes del grupo. La existencia de metas ocultas pueden crear problemas, sobre todo en el caso de que exista algún tipo de divergencia entre estas y las formales.

v Participativos. En la elaboración deben colaborar todos los componentes, puesto que cuanto mayor sea el grado de participación de estos en su elaboración más compromiso habrá con las actividades encaminadas a conseguirlos y mayor satisfacción de sus miembros.

v Unitarios. Deben formularse objetivos específicos para atender a cada una de las necesidades del grupo.

· Existencia de normas y reglas.

Las normas y reglas que delimitan y regulan las conductas y actitudes de sus miembros. Su papel en el grupo es básico. Son su soporte principal. Las normas representan, por tanto, la idea que los miembros del grupo se hacen del comportamiento ideal deseado. Juegan el papel de reguladores de la conducta. Una vez establecidas sirven de marco de referencia para las acciones, reacciones, ambiciones y aspiraciones de los miembros del grupo.

Ayudan a percibir y juzgar lo que esta “bien” o “mal”, lo que es apropiado o no, lo que es aceptable y lo que no.

Los grupos no establecen normas para todo, sino para aquellos aspectos de su vida que consideran de mayor interés.

Las normas cumplirán las funciones:

  1. Facilitar la coordinación de todos sus miembros para lograr los objetivos perseguidos.
  2. Ser un sistema de referencia común para regular los comportamientos y actitudes de sus miembros.

Existirán normas comunes a todos los componentes, otras a las conductas que deben seguir cada individuo.

  1. Contribuir a la organización y mantenimiento de un ambiente estable dentro del grupo. Determinar la conducta a seguir por cada persona, así como la que se puede esperar de los demás, reduciendo así la inseguridad y conflictos entre sus miembros.
    • Conciencia grupal.

Pasar del sentido del “yo” al “nosotros”.

Tendencia a mantenerse unidos, actuar de forma unitaria, existencia de una dependencia recíproca para satisfacer sus necesidades.

Es decir, la necesidad de los miembros del grupo de actuar y ayudarse conjuntamente para lograr los propósitos del grupo, para ello es necesario que los objetivos sean elegidos por todos, así como la elección recíproca entre sus miembros.

· La estructura del grupo.

Las relaciones específicas entre los componentes del grupo forman la estructura del mismo.

Cada persona antes de ingresar en un grupo, es ya miembro de otra serie de agrupaciones en la que desempeña unos determinados papeles. Por ello, lo normal será que llegue a este con una expectativas concretas en relación con el tipo de roles que quiere jugar. Además de ir interrelacionando con el resto de los miembros, aparecerán diferencias individuales en la forma de conducirse dentro del grupo, tanto en lo referente al grado de participación de sus actividades como al nivel de influencia sobre sus decisiones. En función de estas desigualdades, empezarán a establecerse determinadas relaciones entre los diversos componentes, las cuales se configurarán en una pauta organizativa específica, característica de ese grupo que será su estructura.

Dentro de la estructura nos fijaremos en los “roles”, “estatus”

El rol es la conducta que se espera de quien ocupa una determinada posición (papel, función) en el grupo. Al comenzar su vida un grupo se produce un clima de tensión por no estar definidos los “roles” de cada miembro. Por ello la primera necesidad que se siente es la de definir sus posiciones para hacer desaparecer esa incertidumbre.

La posición de una persona en un grupo es el lugar que ocupa en el grupo, es decir, define su poder, influencia y atracción. A cada posición corresponde un status, que es la estima que los miembros conceden a esa posición, es decir, su prestigio. Podemos decir, que la posición es el lugar que la persona ocupa en la estructura social del grupo y el status es la valoración o estima que los miembros del grupo conceden a esa posición.

(los roles los vimos en el segundo tema).

ETAPAS EN EL DESARROLLO DE LA VIDA DE LOS GRUPOS

Los grupos humanos, igual que los individuos se rigen por una serie de leyes o mecanismos que son susceptibles de un análisis de modo general aunque cada grupo tenga su propio recorrido como organismo vivo.

Al animador le resulta interesante conocer el desarrollo evolutivo y progresivo de los grupos de animación, para saber en cada instante cuál es la situación real de cada uno de ellos, por si acaso debe actuar o dinamizar las sesiones grupales.

Distinguimos varias etapas en la vida madurativa de los grupos. Etapas que no están encerradas en sí mismas, sino que una el la puerta abierta para la otra. Las etapas que marcan el desarrollo de los grupos son:

ETAPA DE NACIMIENTO

No todas las personas que se reunen en un lugar determinado forman un grupo. Tal vez constituyan un agrupamiento de personas, dado que los objetivos, los intereses y las motivaciones, son distintas en cada una de ellas.

La fase inicial de cualquier grupo se fundamenta en la desorientación afectiva que sufre cada uno de los miembros. Todas las personas se hacen preguntas enormes a sí mismas: ¿Cómo debo actuar? ¿Caeré bien o mal? El desconocimiento mutuo es una de las bases sociales que hacen que la persona se encuentre sometida a una situación de angustia y de inseguridad.

Nadie se compromete a las tareas colectivas en cuanto no perciba con claridad que es aceptado como individuo.

Es difícil precisar con exactitud el momento identificable en el tiempo en el que un agrupamiento se transforma en un grupo.

El conocimiento se las personas comienza siempre por una presentación personal. Si el animador motiva para que cada miembro del grupo se vaya presentando mediante una de las múltiples técnicas, posiblemente desaparezcan muchas de las máscaras que funcionan en nuestra mente de un modo espontáneo y sin razones de peso.

Para que le grupo de animación comience a dar sus primeros pasos con firmeza y seguridad es necesario que aparezca la percepción de una meta común y al mismo tiempo, la existencia de cierto tipo de relaciones que posibilite la comunicación afectiva de todos los miembros. La exigencia de una meta común requiere que las personas estén motivadas y que sean capaces de unir todos sus esfuerzos hacia la consecución de objetivos posibles, relistas y alcanzables.

ETAPA DE CRECIMIENTO.

El grupo como todo organismo vivo, ha pasado ya por las primeras dificultades. Se encuentra desarrollado y más maduro que antes. Los miembros tienen la seguridad de que son aceptados como personas, con sus cualidades y defectos. Se produce la identificación con otros miembros y esto produce un acercamiento mutuo.

Los miembros del grupo se comunican mucho más entre sí. Los intercambios comunicativos no se reducen únicamente a las informaciones superficiales u opiniones, sino que aparecen las emociones y sentimientos. Sin embargo puede ocurrir que haya ciertas personas que no consiguen ubicarse dentro del grupo y no consiguen identificarse con el otro, por lo que en vez de participar lo que hacen es automarginarse. Esta situación provoca problemas en la dinámica grupal.

De ahí el papel decisivo del animador para incluir a esas personas dentro del clima afectivo del grupo.

Sobresale también la necesidad de establecer las primeras normas de funcionamiento del grupo. Los miembros deben aprender a cooperar con los demás a pesar de lo difícil que puedan resultar ciertos acuerdos colectivos.

El camino hacia la madurez del grupo se demuestra por la capacidad para afrontar con voluntad todo tipo de problemas que surgen en todo grupo humano tarde o temprano.

La intervención del animador sociocultural debe asegurar que la confección de las normas dentro de la dinámica grupal sea la mejor y la más provechosa para ese grupo concreto.

ETAPA DE MADURACIÓN

El grupo como tal ya es eficaz. Todos sienten la certeza de su aceptación, de su validez y de que sus ideas son tenidas en cuenta a la hora de tomar decisiones.

En el grupo se perciben claramente una serie de roles que todos aceptan o comparten con agrado. Las diferencias individuales son asumidas con tranquilidad, en cuanto son elementos enriquecedores de la vida interna del grupo.

La productividad afectiva y la eficiencia de lo que se hace aumenta en el grupo, debido a que cada uno de los participantes se siente seguro y capacitado para defender sus propias opiniones.

A pesar de que la vida grupal redime a muchas personas, y a estas les gustaría que durara para siempre, llegará un momento determinado en el que el grupo, desaparezca.

Una tarea importante del grupo es evaluar el trabajo realizado. Cada miembro debe evaluar su propio comportamiento dentro del grupo.

El papel del animador es importante, en cuanto su función es crear un ambiente propicio y favorable para que todos los miembros del grupo puedan manifestarse tal como son. Debe concienciar al grupo de que su tarea es limitada, de que llegará algún día en que todo terminará. El grupo debe continuar con sus tareas, aunque desaparezca el animador. “Que los demás caminen solos en busca de su identidad personal y grupal con la finalidad de transformar su realidad social y mejorar sus niveles de vida”.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.